Espacio

Los eclipses solares cambian, ligeramente, el tiempo en la Tierra

Un estudio afirma que la sombra de la Luna hace que los vientos se ralenticen o alteren su dirección. Monday, June 24, 2019

Por Dave Mosher
Estos niños contemplan un eclipse solar sobre la bahía de Manila, Filipinas, en 2009.

Este artículo fue publicado originalmente el 28 de marzo de 2012.

Las oscuras sombras de los eclipses solares pueden alterar el tiempo local a pequeña escala, según un nuevo análisis de un eclipse total de 1999. 

Los eclipses solares ocurren cuando la Luna se escurre entre la Tierra y el Sol, lo que provoca que una enorme sombra se deslice por la superficie de nuestro planeta. 

Los meteorólogos sabían que, dentro de esta sombra, un eclipse podía hacer que las temperaturas disminuyeran hasta 3 grados Celsius. Pero no podían confirmar los casos anecdóticos de cambios en la velocidad y la dirección del viento relacionados con los eventos astronómicos.

"Esta historia se remonta a 1901, cuando un hombre llamado H. Helm Clayton creyó ver un cambio en las direcciones del viento por causa del eclipse", señaló Giles Harrison, físico atmosférico de la Universidad de Reading en el Reino Unido.

Clayton publicó un informe que establecía que había algo así como un ciclón provocado por un eclipse: “un ciclón de vientos alrededor de la sombra de la Luna", señaló Harrison.

Desde la afirmación de Clayton, se han reportado cada vez más casos anecdóticos de vientos accionados por eclipses, pero nunca existieron datos convincentes que apoyaran la noción.

Vientos extraños de eclipse

Para resolver la cuestión, Harrison y su colega Suzanne Gray, científica atmosférica de la Universidad de Reading, recabaron información meteorológica del camino de un eclipse de agosto de 1999.

La sombra del eclipse se deslizó por el continente europeo, lo que incluyó a Devon y Cornwall en el Reino Unido.

Durante el evento, Harrison se encontraba bajo cielos nublados y lluviosos: “el lugar equivocado en el momento correcto” para observar cambios leves en los patrones meteorológicos. Pero, al momento del eclipse, los observadores del país informaron sentir un extraño cambio en la dirección del viento.

Afortunadamente, las estaciones de Europa registraron abundante información bajo cielos claros.

Gray y Harrison utilizaron las condiciones previas al eclipse y el modelado de computadora para crear un pronóstico para ese día que no tuviese en cuenta la sombra del eclipse. Luego, los investigadores compararon sus resultados con la información registrada del tiempo durante y después del evento.

La comparación mostró una disminución importante en la velocidad del viento de, alrededor de, 2,5 kilómetros por hora. Asimismo, los vientos soplaron 20 grados más al sur en las regiones ensombrecidas.

“Cuando el eclipse afecta la temperatura, parece que también hace que el viento disminuya y cambie su dirección. Esto es, tal vez, lo que la gente ha observado”, señaló Harrison.

El viento cambia, pero no el ciclón

Los investigadores advirtieron que los nuevos descubrimientos no son una confirmación de la teoría de Clayton que establece que un ciclón puede ser provocado totalmente por un eclipse.

Sin embargo, la investigación es una prueba excelente de las tecnologías de predicción meteorológicas actuales. 

“Es sorprendente cuántos pequeños detalles puedes obtener del pronóstico del tiempo moderno”, indicó. “Todavía no existe un modelo de tiempo de eclipse, pero podrías hacer que algo haga eso”.

El estudio sobre los cambios de vientos inducidos por eclipses solares fue publicado el 14 de marzo de 2012 en la revista Proceedings of the Royal Society A.

Seguir leyendo