Qué son los probióticos y por qué ayudan al cuerpo humano

Algunas investigaciones sugieren que generan beneficios para la salud. Sin embargo, hasta el momento no hay recomendaciones oficiales sobre su consumo.

Una investigadora cultiva microbios a partir de muestras de agua de Berkeley Pit. Butte, Montana.

Fotografía de Michael Melford
Por Redacción National Geographic
Publicado 6 jul 2023, 10:47 GMT-3

Los probióticos son microorganismos vivos (como bacterias y levaduras) que al consumirlos proporcionan beneficios para la salud. Los más comunes incluyen lactobacilos, bifidobacterias, saccharomyces, estreptococos, enterococos, escherichia y bacilos, explica la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de Salud (por sus siglas en inglés: NIH) de Estados Unidos.

Los probióticos, señala el organismo de salud, actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal, que está formado por muchos microorganismos (en su mayor parte bacterias) que viven principalmente en el intestino grueso. 

“Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, y además podrían proporcionar otros beneficios para la salud”.

Dónde se encuentran los probióticos

La ODS especifica que los probióticos se encuentran naturalmente en algunos alimentos fermentados. También se hallan agregados a algunos productos alimenticios y están disponibles como suplementos dietéticos.

Por ejemplo, los fabricantes hacen yogur agregando microorganismos vivos (como lactobacilos o estreptococos) a la leche. Sin embargo, si los microorganismos proporcionan beneficios probióticos depende de los tipos y cantidades agregados.

Otros alimentos fermentados contienen microorganismos pero estos aún no han sido estudiados por lo que se desconoce si tienen algún beneficio. Es el caso del vinagre de manzana, el kimchi y el chucrut.

A su vez, a algunos alimentos no fermentados se les agregan microorganismos. Estos incluyen algunos cereales, jugos, leches, barras nutritivas, y leche en polvo (fórmula) para bebés y niños pequeños. No obstante, si estos alimentos proporcionan beneficios probióticos depende de los tipos y cantidades de microorganismos que tengan, aclara la entidad estadounidense.

(Contenido relacionado: 5 tipos de té que pueden ser beneficiosos para la salud de tu cuerpo)

Cuáles son los beneficios de los probióticos

La oficina dependiente de los NIH asegura que existe evidencia científica que respalda la existencia de ciertos beneficios de los probióticos.

Algunos estudios han demostrado que tomar probióticos durante el embarazo y la infancia podría reducir el riesgo de desarrollar dermatitis atópica (una afección de la piel que afecta principalmente a los niños) y disminuir la gravedad de los síntomas. “Sin embargo, los efectos varían según la cepa probiótica utilizada y si se toma durante el embarazo, durante la infancia o ambos”.

Otro beneficio apuntado por la ODS consiste en la posibilidad de los probióticos de acortar los episodios de diarrea infecciosa pediátrica aguda (que puede durar hasta una semana). No obstante, agrega la oficina, también existen otros estudios que no han demostrado que estos microorganismos sean eficaces.

Otro de los puntos señalados por la Oficina de Suplementos Dietéticos refiere que algunas cepas probióticas podrían ayudar a reducir el riesgo de diarrea relacionada con los antibióticos en personas menores de 65 años, pero no en personas mayores. 

A su vez, “tomar probióticos con los medicamentos podría reducir levemente los síntomas de la colitis ulcerosa”. Algo similar sucede con el síndrome de intestino irritable ya que, según informa la entidad sanitaria, estos microorganismos podrían reducir sus síntomas; aunque los efectos varían según la cepa probiótica utilizada, por cuánto tiempo se usa y el síntoma que se trata.

Sumado a lo anterior, “algunos estudios han demostrado que los probióticos, como lactobacilos y acidófilos, reducen ligeramente las concentraciones de colesterol total y de lipoproteína de baja densidad (LDL o “colesterol malo”). Sin embargo, en otros estudios no han encontrado beneficios. Por lo tanto, se necesitan más investigaciones para comprender el efecto de los probióticos sobre el colesterol en la sangre”.

¿Los probióticos pueden tener efectos perjudiciales?

Según explica la ODS, las personas han usado muchos de los microorganismos en los probióticos para fermentar alimentos durante miles de años. 

“En las personas sanas, los probióticos pueden causar gases, pero rara vez causan infecciones u otras afecciones de salud. Los probióticos tienen más probabilidad de causar problemas, como infecciones bacterianas, en las personas que ya están gravemente enfermas o tienen un sistema inmunitario débil”, agrega el organismo.

Asimismo, la oficina de salud aclara que no existen recomendaciones oficiales para el uso de estos microorganismos. Por lo tanto, sugiere que, en caso de querer probar los probióticos, se debe consultar a un profesional de la salud.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados