¿Por qué las marejadas ciclónicas son tan peligrosas?

No son solo los vientos los que hacen que los huracanes representen una amenaza; las tormentas pueden crear muros de agua que bañan kilómetros tierra adentro y causan daños importantes.

Published 28 de agosto de 2020 09:43 GMT-3, Updated 5 de noviembre de 2020 02:55 GMT-2
Las crecientes aguas del Golfo de México inundan una escalera durante el huracán Rita en el ...

Las crecientes aguas del Golfo de México inundan una escalera durante el huracán Rita en el 2005. Las marejadas ciclónicas como esta son en gran parte responsables del número de muertos de algunos de los huracanes más mortíferos de la historia.

Fotografía de Mike Theiss, Nat Geo Image Collection

Los huracanes pueden devastar las comunidades costeras de muchas formas, desde fuertes vientos hasta lluvias torrenciales. Pero uno de los mayores peligros que puede representar un huracán es un fenómeno llamado marejada ciclónica. Estos embates del agua del océano son en gran parte responsables del número de muertos de algunos de los huracanes más mortíferos de la historia, incluido el huracán Katrina en el 2005.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) define una marejada ciclónica como el aumento anormal del agua por encima de los niveles normales de la marea, lo que significa que una marea alta puede empeorar las marejadas ciclónicas. En términos generales, las marejadas ciclónicas pueden empujar el agua decenas de kilómetros tierra adentro, provocando inundaciones de 9 metros o más lejos de la costa.

Las marejadas ciclónicas pueden crear paredes de agua similares a las asociadas con los tsunamis, pero no son el mismo fenómeno. Los tsunamis son causados por eventos sísmicos como los terremotos o los eventos no sísmicos como meteoritos que se hunden en el océano.

Aquí se observan las causas de las marejadas ciclónicas y por qué son tan destructivas.

Causas de la marejada ciclónica

Las marejadas ciclónicas son causadas principalmente por los fuertes vientos circulares que crean huracanes o tormentas tropicales a medida que se mueven sobre el océano. Estos vientos soplan sobre la superficie del océano y transfieren parte de su energía al agua, creando ondas en la superficie y en las columnas de agua directamente debajo.

Las barreras contra las marejadas ciclónicas, como esta construida cerca de Nueva Orleans, ayudan a proteger las regiones costeras de las devastadoras inundaciones que pueden traer los huracanes.

Fotografía de George Steinmetz, Nat Geo Image Collection

Cuando esto sucede en aguas muy profundas, el exceso de energía tiene mucho espacio para circular. Pero a medida que una tormenta avanza hacia la costa, el agua se vuelve menos profunda y el fondo del océano se interpone en el camino de esa circulación. En cambio, las olas generadas por el viento se acumulan, sin ningún lugar adonde ir más que hacia arriba y tierra adentro. La marejada ciclónica normalmente alcanza su clímax cuando un huracán toca tierra.

Destrucción causada por la marejada ciclónica

Cuando una marejada ciclónica llega a tierra, la pared de olas puede precipitarse kilómetros tierra adentro, golpeando cualquier cosa a su paso. Bajo el peso de ese agua, aproximadamente 771 kilogramos por 0,8 m3 las playas se erosionan y los edificios pueden derrumbarse. Las marejadas ciclónicas también pueden inundar ríos y lagos interiores, contribuyendo a miles de millones de dólares en daños por inundaciones.

Huracanes 101: ¿Cómo y cuándo ocurren?
Los huracanes son tormentas masivas con una fuerza letal. Descubre cómo se forman y qué se está haciendo para predecir mejor su impacto.

Lo más preocupante, sin embargo, es la pérdida humana atribuida a las marejadas ciclónicas. Un artículo del 2014 en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense descubrió que las marejadas ciclónicas representaron casi la mitad de todas las muertes por huracanes tropicales en el Atlántico entre 1963 y el 2012, principalmente debido a ahogamientos.

¿Por qué algunas marejadas ciclónicas son peores que otras?

Varios factores pueden hacer que una marejada ciclónica sea especialmente destructiva. Una marejada aumentará aún más cuando los vientos que la azoten sean más fuertes y rápidos, así como cuando la tormenta se mueva perpendicular a la costa. Una tormenta más grande no solo se propaga a través de una franja más amplia del océano, sino que sus vientos también tienden a durar más y a causar más daños.

Ciertas regiones costeras tienen más probabilidades de sufrir daños por marejadas ciclónicas, según sus características. Las costas que se curvan hacia adentro o que tienen plataformas continentales de pendiente suave son más vulnerables a las marejadas ciclónicas, porque el agua tiene más tiempo para acumularse a medida que la tormenta se mueve gradualmente hacia áreas menos profundas. Mientras tanto, las costas con protección natural, como las islas de barrera y ensenadas, pueden verse menos afectadas.

Una casa arrasada después de la marejada ciclónica récord de 8,5 metros del huracán Katrina en el 2005.

Fotografía de Mike Theiss, Nat Geo Image Collection

Los huracanes no tienen que alcanzar una categoría 5 en la escala Saffir-Simpson para producir marejadas ciclónicas devastadoras. La NOAA señala que el huracán Katrina era de categoría 3 cuando tocó tierra en Louisiana en el 2005 y trajo consigo una marejada ciclónica de 8,5 metros que fue responsable de la mayoría de las más de 1.200 muertes de la tormenta. Del mismo modo, el huracán Ike fue de categoría 2 cuando derribó una pared de agua de más de 6 metros sobre Galveston, Texas, en el 2008.

Huracanes: ¿Cuándo llega la temporada y qué papel desempeñan?
Los huracanes son las tormentas más poderosas conocidas el hombre. Conoce cuándo llega la temporada de huracanes, cómo se forman las tormentas y el papel sorprendente que desempeñan en el ecosistema global más grande.

Si bien el Centro Nacional de Huracanes tiene un sistema para predecir las marejadas ciclónicas, los huracanes son notorios por sus condiciones en rápida evolución, que pueden crear marejadas que causan varios grados de destrucción. Es por eso que los expertos recomiendan que los residentes de las zonas costeras se tomen en serio los avisos de evacuación.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados