Por qué las marejadas ciclónicas y las inundaciones son los mayores peligros de un huracán

Aquí la explicación científica detrás de los efectos más dañinos de los huracanes del Atlántico que tocan tierra.Friday, September 14, 2018

Por Sarah Gibbens
Ver galería

Se describe al huracán Florence como un "monstruo".

Se realizaron evacuaciones obligatorias en Carolina del Sur al mismo tiempo que oficiales regionales en Carolina del Norte advirtieron a los residentes trasladarse a un lugar más al norte antes de la mañana de hoy (viernes), momento que se esperaba que la tormenta tocara tierra.

El Centro Nacional de Huracanes advierte que las marejadas ciclónicas "que ponen en riesgo la vida" se dirigen hacia sectores de la línea de la costa de las Carolinas y que se esperan inundaciones que representan el mismo peligro. Incluso se espera que algunos sectores de la costa reciban un metro de lluvia, rozando la cantidad histórica de 1,27 m que cayó en Houston después de que el huracán Harvey golpeara el año pasado.

Entre vientos de 48 km por hora, mareas peligrosamente altas y el suelo saturado, Florence aparecerá con varios peligros, pero ¿cuál tiene más probabilidades de causar daños y muertes?

Marejadas ciclónicas

Los expertos indican que las marejadas ciclónicas son una de las condiciones más peligrosas.

"Antes de la aparición de la tecnología moderna, las marejadas ciclónicas causaban la mayor cantidad de muertes", señala el meteorólogo Joel Cline del Centro Nacional de Huracanes. "En la actualidad, tienen el potencial de causar la mayor cantidad de muertes".

Con un monitoreo avanzado, Cline explica que se les puede advertir a las personas sobre las marejadas ciclónicas que se aproximan antes de que ocurran, pero, una vez que están en el camino del daño, sus posibilidades de sobrevivir disminuyen.

Las marejadas ciclónicas son simplemente ataques violentos del agua del océano que llega a la costa dado los fuertes vientos. En el caso de Florence, si la marejada se presenta con marea alta, el meteorólogo de Washington Post Jason Samenow señala que las marejadas podrían ser de 3,9 m de alto, mientras que el meteorólogo de Weather Underground Jeff Masters menciona que es posible que haya marejadas de 4,5 m a 6 m.

Un estudio de 2014 del subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Ed Rappaport, determinó que un poco menos de la mitad de las muertes causadas por huracanes tropicales del océano Atlántico entre 1963 y 2012 fueron atribuidas a marejadas ciclónicas. Representó la mayor causa de muerte cuando el huracán Katrina golpeó en 2005. La mayoría de las muertes ocurrieron por ahogamiento.

Después de las marejadas ciclónicas, el 25% de las muertes fueron causadas por lluvias.

Cline indica que la única manera de escapar de una gran marejada ciclónica es evacuando las regiones cercanas a costas o ríos.

Lluvia

Los siguientes impactos más peligrosos de los huracanes son la lluvia y el viento, señala Cline.

Dado que Florence se caracteriza por estas aguas cálidas, tiene más humedad que las tormentas impulsadas por corrientes de aire más frío. Una vez que Florence toca tierra, se espera que se detenga y deje grandes cantidades de lluvia en las regiones costeras. Al moverse hacia el oeste, Cline menciona que se espera que golpee el área de las montañas Apalaches, lo cual podría provocar que la tormenta ascienda y que más lluvias desciendan.

Cline observa que las inundaciones podrían seguir representando un peligro incluso después de que el huracán se haya disipado. El Centro Nacional de Huracanes espera que las advertencias de inundaciones continúen hasta principios de la próxima semana para la región sureste del país. Dado que gran parte de la región ya está relativamente húmeda, hay más probabilidades de que haya más lluvias que corran como crecidas rápidas.

Viento

Los fuertes vientos y los tornados que derivan de huracanes representan alrededor del 10 por ciento de las muertes por tormentas documentadas en el estudio de Rappaport, a pesar de que destaca que los fuertes vientos actúan como una fuerza impulsora a la hora de determinar la potencia que tendrá un huracán cuando se forma. Hasta la tarde del miércoles, Florence había sido recategorizado de un huracán de categoría 4 a un huracán de categoría 3, con vientos de 120 mph. A medida que se traslada por tierra, la velocidad del viento disminuirá aún más. Luego, pasó a categoría 2.

En su estudio, Rappaport determinó que la mayoría de las muertes causadas por el viento fueron consecuencia de escombros que volaban en el aire o de la caída de objetos.

* Este artículo fue publicado originalmente el 12 de septiembre, pero ha sido actualizado los días posteriores.

Seguir leyendo