Los astronautas de la cápsula de SpaceX regresan a la Tierra tras una misión histórica

Bob Behnken y Doug Hurley, los astronautas a bordo del primer vuelo tripulado de la NASA después de casi una década, amerizaron en las aguas del Golfo de México.

Published 3 de agosto de 2020 14:49 GMT-3, Updated 5 de noviembre de 2020 02:55 GMT-2
Behnken capturó el amanecer desde la EEI el 27 de julio en esta secuencia de cuatro ...

Behnken capturó el amanecer desde la EEI el 27 de julio en esta secuencia de cuatro fotos. La estación espacial gira alrededor de la Tierra cada 90 minutos, acercándose y alejándose de la luz solar.

Fotografía de Composite of four photos by Bob Behnken

Después de haber estado más de dos meses en la Estación Espacial Internacional (EEI), los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley regresaron a la Tierra en la cápsula Crew Dragon. A las 2:48 p.m (hora de Miami) amerizaron en las aguas del Golfo de México, frente a la costa de Florida, evitando los vientos y la lluvia del huracán Isaias.

Con este viaje, dan por finalizada la misión DEMO-2, con la que Estados Unidos se consagra una vez más como líder mundial en vuelos espaciales tripulados después de un paréntesis de casi 10 años. La misión comenzó el 30 de mayo, y es la primera vez que una empresa privada pone en órbita a dos astronautas estadounidense de la NASA.

Luego de esta misión exitosa, SpaceX lanzará a la EEI al menos otros seis vuelos de la NASA. El primero de ellos, llamado Crew-1, está programado para fines de septiembre. En el segundo vuelo, programado para el segundo trimestre de 2021, la astronauta Megan McArthur, esposa de Behnken, se lanzará a bordo del mismo vehículo que probó su esposo.

"Está súper emocionada de poder participar en una misión de SpaceX", comentó Behnken desde la EEI antes de regresar. "Obviamente, le daré algunos consejos sobre cómo vivir dentro de la Crew Dragon y dónde guardar los artículos personales".

Primer vuelo tripulado de Crew Dragon

Behnken y Hurley partieron de Cabo Cañaveral, Florida, y desplegaron una columna de fuego en el cielo nublado y una nube de espirales a su paso. El 31 de mayo, acoplaron con éxito la nave espacial a la EEI y se unieron a un equipo de tres personas que ya estaba en la estación.

La nave espacial Crew Dragon de SpaceX se acopló a la Estación Espacial Internacional el 1 de julio. El 30 de mayo de 2020, dos astronautas (Doug Hurley y Bob Behnke) fueron enviados desde suelo estadounidense por primera vez desde 2011. Durante una estadía de 63 días en la EEI, los dos astronautas, junto con el astronauta de la NASA Chris Cassidy y los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner, tomaron muchas fotos del trabajo de la tripulación y de la Tierra.

Fotografía de Chris Cassidy

"Fue estupendo tener amigos en la mesa para conversar, pensar en el mañana y hablar sobre acontecimientos mundiales", expresó desde la EEI el astronauta estadounidense Chris Cassidy, quien viajó al espacio en una cápsula rusa Soyuz en abril.

Durante la estadía, la tripulación de la Demo-2 trabajó en el mantenimiento de la estación y en un número de pruebas científicas. Behnken y Cassidy realizaron cuatro caminatas espaciales con el objetivo de mejorar los sistemas de energía y preparar la estación. Y, por supuesto, para probar la Crew Dragon.

"Hicimos pruebas de habitabilidad, probamos interfaces, probamos comunicaciones de emergencia ... y cómo trabajar con el acoplamiento de Dragon", contó Hurley. "La mayor parte salió tal cual lo planeamos. Hubo un par de pequeños desajustes, pero en su mayor parte, hemos tenido suerte”.

Una despedida agridulce

En la víspera del regreso de la Crew Dragon a la Tierra, los responsables de la misión eligieron las aguas de Pensacola de entre siete posibles sitios de las costas de Florida. La decisión se tomó considerando las condiciones climáticas y oceánicas, que deben ser amenas para que las lanchas rápidas y el barco de rescate puedan asistir a la cápsula de inmediato.

"Dos de los mejores caminantes espaciales [Bob Behnken, izquierda y Chris Cassidy], en su décima actividad extravehicular. Felicitaciones por este logro increíble", escribió Hurley en Twitter para conmemorar a sus compañeros astronautas, quienes salieron de la estación espacial para realizar tareas de mantenimiento el 21 de julio.

Fotografía de Doug Hurley

Cassidy y sus compañeros de la EEI, los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner, organizaron una ceremonia de despedida para Behnken y Hurley. Cassidy le regaló a Hurley una bandera estadounidense con mucha historia, la misma bandera que los astronautas llevaron al espacio durante la primera misión del transbordador espacial en 1981, y que Hurley entregó más tarde a la estación espacial cuando pilotó el último vuelo del transbordador en 2011.

"Esta bandera estuvo por aquí un largo tiempo, nueve años desde que la dejamos", expresó Hurley. "Estoy muy orgulloso de poder devolverla y que pueda seguir recorriendo el espacio".

Luego, los dos viajeros espaciales se desacoplaron de la EEI y se introdujeron en la cápsula espacial, a la que denominaron Endeavour en honor al primer transbordador espacial en el que ambos viajaron como astronautas novatos: Behnken en 2008 y Hurley en 2009.

"Es bastante pequeña…si quisiéramos poner una tripulación de siete, como lo hicimos en los días del transbordador espacial, no podríamos ni movernos", comentó Behnken. "No diría que es una cabina telefónica ... pero, definitivamente, es muy pequeña para cuatro personas".

Después de varios intentos para desacoplarse de la estación espacial, Endeavour se preparó para regresar a la Tierra. La nave espacial desechó el compartimento de casi 3 toneladas de basura espacial para quemar en la atmósfera de la Tierra.

La tripulación de Endeavour penetró en la atmósfera a 29.000 km por hora, protegida por un escudo térmico que anteriormente estaba cubierto por el compartimento con basura espacial. Al reingresar a la Tierra, la velocidad de la nave espacial se redujo a 560 km por hora, y luego, la cápsula lanzó una serie de paracaídas para desacelerar aún más el amerizaje en el Golfo. Una vez allí, hubo que esperar al barco que los recoge y los lleva de regreso a Houston.

Con su cubierta cónica preparada para el acoplamiento, la Crew Dragon de SpaceX se acerca a la Estación Espacial Internacional el 31 de mayo. De fondo, el suroeste de Turquía.

Fotografía de NASA

Suele decirse que los astronautas se alteran mucho con los amerizajes, pues ya tienen demasiado con el retorno de la gravedad, que puede afectar drásticamente los fluidos del oído interno responsables de la orientación y el equilibrio. Behnken y Hurley dijeron que Endeavour contaba con el equipo apropiado para lidiar con estos malestares.

Los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley regresan a la Tierra en una cápsula Dragon de SpaceX después de más de dos meses de estar en el espacio.

Fotografía de NASA

“Siempre hay que tener bolsas a mano. Y algunas toallas, por si acaso”, sostuvo Hurley. "De hecho, no sería la primera vez que sucede algo así en un vehículo espacial".

Pero más allá de haber padecido un poco de náuseas, Behnken y Hurley ya están nuevamente en la Tierra, sanos y salvos, y afirman que están ansiosos por pasar los controles médicos y reunirse con sus familias.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados