Los 12 descubrimientos más fascinantes del reino animal de 2021

Desde hormigas que expanden sus cerebros hasta el reptil más pequeño del mundo, estos son los hallazgos destacados por los editories de National Geographic.

Elefantes hembra sin colmillos se están proliferando en el Parque Nacional Gorongosa, Mozambique. La guerra civil del país ha provocado la caza furtiva generalizada, matando la mayoría de los elefantes y provocando una mutación que impide que algunas crías supervivientes desarrollen colmillos.

Fotografía de Elephant Voices
Por Douglas Main
Publicado 23 dic 2021 10:31 GMT-3

A medida que nos acercamos al tercer año de la pandemia de COVID-19 y en medio de un contexto de cambio climático cada vez más destructivo, la cobertura de noticias científicas a veces puede ser una lectura pesada.

Pero la Tierra sigue siendo un lugar increíble, lleno de esperanza y misterio. Las investigaciones sobre las maravillas del mundo natural continúan mostrándonos lo extraordinario que es la vida en nuestro planeta.

Estos son los 12 principales descubrimientos del reino animal que llamaron la atención de National Geographic este año.

“Nacimientos vírgenes” en un ave rara 

Los cóndores de California, magníficos carroñeros con una envergadura de más de tres metros, estaban a punto de extinguirse a mediados del siglo XX debido al envenenamiento, la caza furtiva y la destrucción del hábitat. En un ambicioso intento por salvarlos, los 22 especímenes de la naturaleza fueron capturados en 1987 y criados en cautiverio antes de ser devueltos a la naturaleza en las regiones de California, Utah y Arizona en los Estados Unidos, y en Baja California, México. Actualmente, la población total de la especie es de más de 500 ejemplares.

Los investigadores han seguido cuidadosamente los hábitos de reproducción y la genética de las aves, y en octubre descubrieron que dos hembras habían dado a luz a sus crías, sin aparearse. Esta es la primera prueba de un parto virgen, también conocido como partenogénesis, en esta especie (y probablemente entre aves no domesticadas). Los científicos creen que esta forma de reproducción es significativamente más común en el mundo animal de lo que se pensaba anteriormente, en parte porque es difícil de detectar y rara vez se hace seguimiento.

Si bien la partenogénesis puede salvar especies raras cuando las parejas son escasas, también puede tener sus inconvenientes, como la reducción de la diversidad genética.

¿Y por qué sucedió este fenómeno? “Simplemente no lo sabemos”, dice Oliver Ryder, director de genética de la conservación en la Alianza para la Vida Silvestre del Zoo de San Diego, EE. UU. “¿Ocurrirá de nuevo? Prefiero creer que sí”.

COVID-19 detectada en ciervos salvajes y otros animales 

El virus que causa la COVID-19 no solo afecta a los humanos: también puede infectar a una amplia variedad de especies animales.

Hasta la fecha, los investigadores han encontrado evidencia de infección en animales cautivos —tigres, leones, gorilas, visones y leopardos de las nieves— y en animales domésticos —perros y gatos. Generalmente se cree que el virus causa síntomas leves en otros animales.

Pero el nuevo coronavirus también infecta a los ciervos salvajes de cola blanca en América del Norte. Científicos del estado de Iowa, EE. UU., han encontrado infecciones activas en aproximadamente el 80 por ciento de los ciervos, según una encuesta publicada en noviembre en el sitio web bioRxiv, que publica hallazgos científicos preliminares. El análisis sugiere que los ciervos han sido infectados varias veces por humanos y que la enfermedad se está transmitiendo entre individuos de la especie, aunque se desconoce cómo pudieron contraer el virus. Esta investigación es similar a un estudio publicado a principios de este año, que muestra que el 40 por ciento de los 152 ciervos testeados en tres estados —Michigan, Illinois y Nueva York— tenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

La presencia del virus en un animal común es motivo de preocupación, ya que los ciervos pueden transmitirlo a los humanos, según los investigadores.

El hallazgo del reptil más diminuto del mundo 

En febrero, los investigadores anunciaron una nueva especie de camaleón descubierta en una selva tropical en el norte de Madagascar, llamada Brookesia nana, o B. nana para abreviar. Este llamado nanocamaleón tiene aproximadamente el tamaño de una semilla de girasol y puede ser el reptil más pequeño del planeta.

Encontrar un reptil tan pequeño plantea preguntas interesantes sobre el límite inferior del tamaño corporal de los vertebrados. También destaca la sorprendente —y extremadamente amenazada— biodiversidad de Madagascar. Los científicos que hicieron el descubrimiento sospechan que el camaleón pronto se incluirá como una especie en peligro crítico de extinción

La nueva especie Brookesia nana, descubierta en el norte de Madagascar, es probablemente el reptil más pequeño de la Tierra.

Fotografía de Frank Glaw

Clonación del turón patinegro 

Para salvar a otra especie en peligro, los científicos clonaron con éxito un turón patinegro utilizando células preservadas de un ejemplar salvaje de la especie muerto hace tiempo. Es la primera vez que se clona una especie autóctona en peligro de extinción en los EE. UU.

La conquista, anunciada en febrero, es un avance importante, ya que solo quedan unos 500 turones patinegros, todos ellos emparentados y descendientes de una sola colonia encontrada en 1981 en Wyoming, EE. UU., después de que la especie se creyera extinguida.

Pero las células de una hembra llamada Willa, que murió a mediados de la década de 1980 sin reproducirse, se conservaron en hielo en el Frozen Zoo, un programa de la Alianza para la Vida Silvestre del Zoo de San Diego. Estas células se han clonado y dieron vida a un turón hembra llamado Elizabeth Anne.

Los investigadores esperan que sea posible introducir a los descendientes de Elizabeth en la naturaleza en los próximos años, contribuyendo a la importante diversidad genética para la población endogámica.

Encuentran un centro mundial clave de diversidad de las abejas 

El Valle de San Bernardino, ubicado entre Arizona y México, es uno de los humedales interiores más importantes del suroeste de los EE. UU. A lo largo de los siglos, el agua ha corrido hacia el sur desde las montañas y ha pasado a través de pozos artesianos, dando lugar a una diversidad de plantas y flores durante todo el año. Esta diversidad de plantas también es compatible con una amplia variedad de insectos, incluidas las abejas.

En abril, un estudio publicado en la revista Journal of Hymenoptera Research, descubrió que 497 especies de abejas viven en poco más de 15 kilómetros cuadrados del valle, 10 veces más pequeño en extensión que Washington, DC. Esta es la mayor concentración de diversidad de abejas en la faz de la Tierra.

El descubrimiento hace fundamental la necesidad de proteger el valle, que sufrió con la construcción de un muro fronterizo de acero de unos nueve metros que atraviesa el valle. Los constructores utilizaron grandes cantidades de agua del acuífero para hacer cemento para la base del muro, lo que provocó que los manantiales del valle se secaran.

Los machos de la especie Eucera longicornis duermen aferrados a los tallos de las plantas durante la noche en el Refugio Nacional de Vida Silvestre de San Bernardino, hogar de la mayor biodiversidad de abejas de la Tierra.

Fotografía de Bruce D Taubert

Elefantes que no desarrollan colmillos

La guerra civil de Mozambique, que duró de 1977 a 1992, fue brutal para los elefantes africanos. Más del 90 por ciento de los animales fueron asesinados por marfil en el Parque Nacional Gorongosa. Pero la carnicería tuvo un resultado inesperado: algunos elefantes están evolucionando sin colmillos, lo que los hace menos propensos a ser asesinados por cazadores furtivos.

Como informó National Geographic anteriormente, alrededor de un tercio de los elefantes hembra más jóvenes de Gorongosa, nacidas después del final de la guerra en 1992, nunca desarrollaron colmillos.

Una investigación publicada en octubre en la revista científica Science revela que estos elefantes tienen copias mutadas de dos genes que normalmente promueven el desarrollo de los colmillos.

Por lo general, la ausencia de colmillos ocurre solo en alrededor del dos al cuatro por ciento de las hembras de elefantes africanos.

Migración de jaguares a EE. UU., reclamando su antiguo territorio 

Los estados de Arizona y Nuevo México son territorios tradicionales del jaguar: a principios del siglo XX, se encontraban grandes felinos en ambos estados y tan al norte como el Gran Cañón. Pero durante los últimos 15 años, se ha informado de un total de siete jaguares machos en Arizona.

Como informó National Geographic en marzo, los científicos ahora saben de un jaguar macho adolescente que habita en tierras protegidas a unos pocos kilómetros al sur de la frontera de México, Arizona y Nuevo México, lo que indica que la especie puede estar extendiéndose hacia el norte desde una población reproductora en Sonora, México.

Los científicos predicen que es posible que el felino termine recuperando partes de su área de distribución anterior en los EE. UU. si se preservan las especies y los corredores de vida silvestre, y si el muro límite no se expande.

Caballos salvajes y burros que cavan pozos en el desierto 

Aunque algunas personas consideran que los caballos salvajes y los burros son una amenaza introducida, pueden afectar el entorno de manera que ayudan a otros animales.

En abril, en la revista científica Science, los científicos informaron que estos animales pueden usar sus cascos para cavar a casi dos metros de profundidad para alcanzar el nivel freático, creando oasis que suministran agua a otros animales salvajes. El equipo identificó estos pozos en el desierto de Sonora del oeste de Arizona y el desierto de Mojave en California, registrando un total de 57 especies que se beneficiaron de las fuentes de agua. Entre ellas, los tejones estadounidenses; osos negros; y una variedad de aves, incluidas algunas especies en declive, como los búhos reales.

El comportamiento se ajusta a la definición de “ingeniería del ecosistema”, un fenómeno por el cual la vida silvestre altera su entorno, según el autor del estudio, Erick Lundgren, investigador postdoctoral en la Universidad de Aarhus, en Dinamarca.

Babosas marinas que se cortan la cabeza 

Normalmente, cuando un animal pierde la cabeza, también pierde la vida. Pero no es el caso de algunas babosas marinas. Como se describe en un estudio publicado en marzo en la revista científica Current Biology, dos especies de animales marinos pueden arrancarse la cabeza y cada cabeza desmembrada puede luego regenerar un cuerpo completamente nuevo.

Estas criaturas también son inusuales porque son capaces de robar cloroplastos de las algas y posiblemente capturar energía del sol dentro de sus propios cuerpos.

Los investigadores están interesados en estos ejemplos extremos de regeneración corporal, que pueden tener implicaciones para la medicina humana.

Estas babosas marinas pueden regenerar nuevos cuerpos después de la autodecapitación, una característica poco común en el reino animal.

Fotografía de Sayaka Mitoh

Cacatúas que aprenden unas de otras 

¿Los animales tienen cultura? Si la cultura consiste en un conjunto compartido de comportamientos que se pueden transmitir entre individuos, la respuesta es sí. Pero los estudios sobre el aprendizaje y la cultura animal generalmente se enfocan en un grupo específico de mamíferos, como los cetáceos y los grandes simios. Los científicos querían saber si los loros también tienen una cultura.

Según un estudio publicado en julio en la revista científica Science, en los suburbios de Sídney, Australia, algunas cacatúas galeritas —un loro colorido y gregario— han descubierto cómo abrir las tapas de los botes de basura, accediendo a una nueva fuente de alimento. Otras cacatúas rápidamente copiaron el comportamiento.

Este descubrimiento significa que los loros “se han unido al grupo de animales que exhiben comportamientos culturales”, explica la líder del estudio Barbara Klump, ecóloga del comportamiento del Instituto Max Planck de Comportamiento Animal en Alemania.

Una migración de ballena que bate récords 

¿Hasta dónde puede nadar una ballena?

Una ballena gris estableció el récord mundial para un vertebrado marino, viajando más de 26.800 kilómetros, lo que significa más de la mitad del camino alrededor del mundo, según un estudio publicado en junio en la revista científica Biology Letters. El cetáceo macho, avistado en el litoral de Namibia en 2013, es también la primera ballena gris observada en el hemisferio sur.

Cuando el coautor del estudio, Simon Elwen, zoólogo de la Universidad de Stellenbosch, en Sudáfrica, escuchó por primera vez sobre el avistamiento de 2013, no lo creyó.

“Es como si alguien dijera que vio un oso polar en París; técnicamente, el animal podría llegar allí, pero no parece muy realista”. Pero la investigación reveló que los genes de la ballena coincidían con los de la población conocida en el Pacífico Norte.

Hormigas que pueden encoger y expandir sus cerebros

Las hormigas saltarinas de la India, una especie con grandes ojos negros y mandíbulas en forma de pinza que se encuentran en los bosques a lo largo de la costa occidental de la India, tienen una forma peculiar de elegir a las reinas. Las obreras organizan competiciones en las que la ganadora se convierte en la monarca, capaz de producir huevos. Los ovarios de la hembra ganadora se expanden y su cerebro se encoge hasta un 25 por ciento.

Pero según un estudio publicado en abril en la revista Proceedings of the Royal Society B: Ciencias Biológicas, estas hormigas reinas también pueden ser sacadas de su posición y devueltas a la función de obreras, lo que hace que sus órganos reproductivos se encojan y su cerebro se expanda de nuevo —una hazaña extraordinaria previamente desconocida en insectos.

“En el mundo animal, este nivel de plasticidad, y especialmente la plasticidad reversible, es bastante raro”, explica el líder del estudio Clint Penick, de la Universidad Estatal de Kennnesaw en Georgia, EE. UU.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Graban por primera vez a cerdos usando herramientas
Animales
Kenia: fotografían a extraña cría de cebra con lunares
Animales
Samburu: el único lugar en el mundo donde los leones viven solos
Animales
Las arañas pavo real atraen a las hembras con ilusiones ópticas. ¿Cómo lo hacen?
Animales
Nuevas especies de “mini” ranas son descubiertas en Madagascar

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados