Rana venenosa de tinte o punta de flecha

Publicado 13 de abril de 2020 17:30 GMT-3, Actualizado 5 de noviembre de 2020 02:55 GMT-2
Las ranas punta de flecha viven en los bosques tropicales de América del Sur, donde se ...

Las ranas punta de flecha viven en los bosques tropicales de América del Sur, donde se enfrentan a peligros por la tala y el cambio climático.

Fotografía de Joel Sartore, National Geographic Photo Ark

NOMBRE COMÚN: Rana venenosa de tinte/punta de flecha

NOMBRE CIENTÍFICO: Dendrobates tinctorius

TIPO: Anfibio

ALIMENTACIÓN: Insectívoro

VIDA PROMEDIO EN CAUTIVERIO: 10 años o más

TAMAÑO: De 2,5 a 5 cm

¿Qué es la rana punta de flecha?

Una de las ranas más identificables del mundo, la rana punta de flecha, es una especie de rana venenosa. Se la conoce por su piel colorida brillante— amarilla en su espalda y azul en sus piernas— y por su tamaño. Puede alcanzar hasta 5 centímetros de largo, lo que la convierte en una de las especies de ranas venenosas más grandes.

Fiel a su nombre, las ranas venenosas están entre los animales más tóxicos de la Tierra. Históricamente, el veneno de ciertas especies se ha utilizado en las puntas de los dardos y las flechas de caza, dándole al grupo su nombre común: “ranas punta de flecha venenosas”. Sin embargo, no hay pruebas de que la rana punta de flecha haya sido utilizada con este propósito.

Esta especie obtiene otro de sus nombres de las historias contadas entre europeos que colonizaron América del Sur. Se decía que los grupos indígenas de las Guayanas y la Amazonía cambiaban las plumas verdes de los loros por rojas al frotarlas contra la piel de la rana punta de flecha. No obstante, esta leyenda puede ser solo eso ya que nunca se probó su veracidad.

“Las ranas punta de flecha tienen un único depredador natural: una serpiente que es inmune a su veneno. ”

Rainforest Alliance

Hábitat

Las ranas punta de flecha encuentran sus hogares bajo hojas en el denso follaje de los bosques tropicales, principalmente en el hombro noreste de América del Sur, lo que incluye a la Guayana Francesa, a Guyana y a Surinam. Como todo anfibio, viven en lugares de alta humedad: cuanto más húmedo, mejor. Donde hay agua se quedan cerca, en especial debajo de rocas musgosas.

Esta parte de América del Sur está usualmente dividida en “islas forestales”: cada parcela de árboles es separada de otras por una sabana seca o una meseta alta. Como resultado, las poblaciones de ranas punta de flecha que habitan en los bosques han evolucionado en aislamiento y no hay dos poblaciones que sean exactamente iguales.

Comportamiento y reproducción

La mayoría de las ranas son nocturnas, pero las ranas venenosas no lo son. Las ranas punta de flecha son muy sociables y, durante el día, permanecen en pares o en grupos. Cuando se aparean, las ranas punta de flecha son especialmente activas, hasta competitivas. Durante horas, luchan y se persiguen unas con otras, o se rozan con sus mentones y antebrazos.

Las ranas venenosas participan de la crianza de sus crías, algo inusual para un anfibio. Luego de que la hembra pone los huevos, el padre los protege. Una vez que salieron del cascarón, los renacuajos se suben a la espalda de su padre y este los lleva nadando hacia un cuerpo de agua privilegiado. La familia se queda allí alrededor de un año, hasta que las jóvenes ranas sean completamente maduras. Luego, pasan su vida adulta en tierra.

Aunque las ranas punta de flecha se mantienen cerca del suelo, pueden usar sus fuertes extremidades para escalar vides y árboles. Pueden arriesgarse a saltar hasta 2,13 metros sobre el suelo.

“Las ranas punta de flecha fueron las primeras ranas venenosas que los europeos encontraron en el Nuevo Mundo.”

Rosamond Gifford Zoo

Toxicidad

Los científicos no saben con certeza cuál es la fuente de toxicidad de las ranas venenosas, pero es posible que asimilen los venenos de las plantas transportados por sus presas, entre ellas hormigas, termitas y escarabajos. Las ranas venenosas criadas en cautiverio y aisladas de los insectos de su hábitat natural nunca desarrollan veneno.

Amenazas a su continuidad

Las ranas punta de flecha no están en peligro de extinción, pero sí enfrentan riesgos. La pérdida de hábitat y la fragmentación por la tala es una amenaza, así como lo es la recolección excesiva. A menudo, son sacadas de su hábitat natural para el comercio de animales exóticos. El cambio climático también es una potencial amenaza ya que, en general, las ranas son muy sensibles a los pequeños cambios en su ambiente.

Protección

La rana punta de flecha y otras especies de rana venenosa viven en áreas protegidas, tales como el Parque amazónico (Parc Amazonien) en la Guayana Francesa. Asimismo, las ranas punta de flecha se alimentan fácilmente en cautiverio; se las puede encontrar en zoológicos de todo el mundo.

Seguir leyendo