Koala

Publicado 13 de abril de 2020 18:18 GMT-3, Actualizado 5 de noviembre de 2020 02:55 GMT-2
Un par de koalas fotografiados en el zoológico de Australia en Beerwah.

Un par de koalas fotografiados en el zoológico de Australia en Beerwah.

Fotografía de JOEL SARTORE, NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK

NOMBRE COMÚN: Koala

NOMBRE CIENTÍFICO: Phascolarctos cinereus

CLASE: Mamífero

ALIMENTACIÓN: Herbívoro

PROMEDIO DE VIDA EN LA NATURALEZA: 20 años

TAMAÑO: 60 a 85 cm

PESO: 9 kg

“Los koalas no son osos, son marsupiales. ”

Por: AUSTRALIA ZOO

¿Qué es un koala?

El koala es el animal australiano emblemático. Suele ser llamado el oso koala, pero en verdad, este animal que trepa por los árboles, es un marsupial, es decir, un mamífero que posee una bolsa para permitir el desarrollo de sus crías.

El pelaje del koala es similar a la lana gruesa de una oveja. Tienen dos pulgares opuestos en sus manos, y tanto sus patas anteriores como posteriores tienen almohadillas y garras rugosas para poder aferrarse a las ramas. En las patas traseras tienen dos dedos fusionados que usan para acicalarse.

Hábitat, comportamiento y alimentación

Los koalas viven en los bosques de eucaliptos del sureste y este de Australia. La mayor parte del tiempo están durmiendo. Se alimentan de eucalipto y pueden comer medio kilo de hojas de eucalipto por día. Sin embargo, como este alimento es tóxico, para poder digerirlo, el sistema digestivo del koala debe descomponer las toxinas y extraer los nutrientes necesarios.

Por este motivo, los koalas deben dormir muchas horas, pues obtienen muy poca energía a partir de su alimentación. Suelen dormir de 18 a 22 horas en los huecos de los árboles.

Los koalas no suelen beber mucha agua, ya que obtienen este elemento a partir de las hojas de eucalipto. Los koalas incluso pueden almacenar hojas en sus bolsas para alimentarse más tarde. Comen tanto eucalipto que muchas veces huelen a esta planta.

Cinco datos sorprendentes sobre los koalas
Aprende sobre los rasgos únicos de los koalas, que incluyen seis "pulgares" oponibles, marsupios orientados hacia abajo y la capacidad de dormir casi todo el día en las ramas de los árboles.

Conservación

Los koalas perdieron una enorme superficie de su hábitat en la temporada de incendios forestales 2019-2020 y el gobierno australiano ha reconocido que son uno de los 113 animales que requieren ayuda urgente. Los koalas han recibido la atención de los hospitales de vida silvestre, las organizaciones de rescate, los zoológicos y los voluntarios, quienes han trabajado para rehabilitarlos y liberarlos nuevamente en la naturaleza.

Para recuperarlos, es necesario que se procure el tipo de bosque adecuado. Aunque hay algunos santuarios y reservas para los koalas, muchos animales viven en tierras privadas sin protección. El Australia Zoo y otros zoológicos planean comprar grandes extensiones de tierra para destinar a los koalas, y los gobiernos estatales también están creando nuevas reservas de koalas. También se están llevando a cabo campañas para evitar que los propietarios de tierras talen eucaliptos.

La investigación también es importante a la hora de pensar en conservación. Comprender la genética del koala, las opciones de apareamiento y la salud aportará información sobre la biología de este animal, y permitirá el desarrollo de planes para proteger mejor a la especie.

“Los koalas poseen una herramienta de aseo personal: tienen dos dedos fusionados con dos garras, que usan para peinarse. ”

Por: LONE PINE KOALA SANCTUARY

Amenazas para la supervivencia

A fines del siglo XIX y principios del siglo XX, la población de koalas disminuyó caóticamente debido a la caza de su pelaje. En la actualidad enfrentan serias amenazas de pérdida de hábitat. La deforestación, la tala y los incendios forestales (en especial la devastadora temporada 2019-2020) han acabado con una parte considerable del bosque en el que viven. Los koalas necesitan mucho espacio, alrededor de cien árboles por individuo, una situación apremiante dado que los bosques de Australia continúan acotándose.

El koala está clasificado como especie vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que, a su vez, ha declarado que es uno de los 10 animales más vulnerables al cambio climático. El aumento de dióxido de carbono en la atmósfera está disminuyendo la calidad nutricional de las hojas de eucalipto (que ya es bastante baja) y provocando sequías e incendios forestales más largos e intensos. A raíz de la sequía, los koalas deben interrumpir la siesta y bajar de los árboles para buscar agua, lo que significa que gastan energía y se exponen a un mayor riesgo de ser depredados.

Entre sus depredadores, se encuentran los dingos y los búhos grandes. También suelen exponerse a accidentes de autos o ataques de perros. En algunas poblaciones de koalas es muy común que exista clamidia, que puede causar ceguera, infertilidad y, en ocasiones, incluso la muerte.

Seguir leyendo