Animales

Amenazados de extinción, anfibios brasileños van a tener un banco de datos digitales

Se trata de un proyecto llevado adelante por científicos e instituciones para documentar y analizar uno de los grupos que más corren riesgo en el reino animal. Jueves, 14 Febrero

Por Redacción National Geographic

¿Sabías que en Brasil hay por lo menos unas 41 especies de anfibios amenazados de extinción? Pues bien: un grupo formado por sapos, salamandras y cecilias está entre los que más corren riesgo de vida en el reino animal. Con el objetivo de poner ojo a este problema, un grupo de biólogos decidió documentar y estudiar todas las especies en situación de peligro en el país.

Ideado por el biólogo y fotógrafo brasileño, Pedro Peloso, explorador de National Geographic y profesor de la Universidad Federal de Pará, el projecto DoTS (Documenting Threatened Especies, o en su traducción al español, “Documentando especies amenazadas”), pretende ser un banco de datos e imágenes de todas esas especies vulnerables, presentando su estado de conservación y detalles como el hábitat natural. Además de esas 41 especies en peligro, una especie de anfibio y, oficialmente, considerada extinta en Brasil.

Según Pedro Peloso, el proyecto quiere hacer que todos conozcan mejor a los anfibios de Brasil, especialmente aquellos amenazados de extinción. “Muchas de esas especies son totalmente desconocidas por las personas y tenemos una tendencia a dar más importancia a cosas que tenemos más apego, que conocemos mejor”, asegura él.

“Entre esas especies amenazadas, existen animales únicos: algunos son muy raros, otros tienen aspectos de su biología bastante interesante y otros son simplemente lindos”, cuenta Pedro. “Es esa diversidad de motivos para preservar a los anfibios que queremos mostrar con el proyecto”, agrega.

Además de documentar las especies amenazadas, el proyecto busca divulgar el trabajo de los científicos que luchan para preservar ese grupo de nuestra fauna. “Al unir toda esa información en un solo lugar, vamos amplificar la voz de aquellos investigadores y, quien sabe, hacer que más personas presten atención en ese tema tan importante”, comenta Peloso.

El DoTS es liderado por los biólogos Pedro Peloso, Iberê Machado (Instituto Boitatá) y Guilherme Becker (Universidad de Alabama, en los Estados Unidos). Hasta ahora, un equipo realizó las dos expediciones en las regiones Sur y Sudeste de Brasil, y encontró oocho especies consideradas en riesgo de extinción. Ahora, ellas están debidamente documentadas y pueden ser estudiadas con más precisión.

Un hongo, el enemigo de los anfibios

Una de las principales razones de la vulnerabilidad de los anfibios es la infección por el hongo quítrido (Batrachochytrium dendrobatidis). Ese súper villano ecológico llegó más de 200 especies de anfibios a una extinción o casi extensión, transformando radicalmente ecosistemas en todo el planeta.

Un artículo de National Geographic mostró que el hongo, llamado también de Bd, es mortal debido a su acción en la piel porosa de los anfibios, que los animales utilizan para respirar o beber agua. El Bd quiebra las proteínas de la piel y se alimenta de los aminoácidos. Al hacer eso, los animales infectados quedan en letargo, perdiendo su piel en una espiral de muerte que termina en insuficiencia cardíaca en cuestión de semanas.

En un comunicado sobre el proyecto DoTS,Guilherme Becker apunta a que hay una relación fuerte entre el aumento de la prevalencia de este hongo y la desaparición de poblaciones de anfibios en la Mata Atlántica en la década de 1970. “Muchas de estas especies nunca más fueron observadas en la naturaleza. Es posible que un hongo quitrídio sea un factor crucial en la preservación de las especies amenazadas”, observa él.

Seguir leyendo