Animales

Descubren nuevas especies de tarántulas a alturas sin precedentes

Si te aterran las arañas, huir a la montaña no será de gran ayuda, al menos, en América del Sur.Monday, September 3

Por Nadia Drake
Se han descubierto siete nuevas especies de tarántula del género Hapalotremus. Aquí se indica la especie previamente identificada Hapalotremus albipes, que puede parecer grande, pero mide menos de cinco centímetros de largo.

En 2005, Tracie Seimon, bióloga y aracnófoba autoproclamada, estaba buscando ranas debajo de las rocas en los Andes peruanos.

Pero debajo de esas rocas, encontró algo inesperado y, en ese momento, un poco desconcertante. “Comenzamos a ver estas pequeñas madrigueras de las que sobresalían pequeños traseros vellosos”, señala Seimon, en ese momento, en la Universidad de Columbia. Convenció a su compañero para que la ayudara a extraer y a fotografiar a una de las criaturas, que finalmente resultó ser una tarántula de cinco centímetros de largo.

Encontrar una tarántula a esa altura, más de 4480 metros, era una revelación. En general, a estas arañas peludas no les gusta mucho el aire seco y falto de oxígeno de montaña o el terreno subglacial. Pero de lo que Seimon tenía poco conocimiento era que las montañas de América del Sur estaban literalmente repletas de diminutas tarántulas nunca antes descritas, incluida la que ella recién había tomado de su madriguera.

Esta araña no solo resultó ser una nueva especie, sino también vive a la mayor elevación donde se ha encontrado alguna vez una tarántula. Y este descubrimiento, junto con varias investigaciones en paralelo, han revelado un total de siete nuevas especies de tarántula del género Hapalotremus, según se describe en un reciente estudio publicado en Journal of Natural History.

Hermosas criaturas

Después de su primer hallazgo, regresó al mismo lugar en los Andes para buscar más arañas. Sin embargo, esta vez debió sacar por sí sola a los arácnidos de sus madrigueras.

“Estas arañas son simplemente hermosas”, admite. “Tienen patas rubias, cuerpo negro y un punto rojo brillante en la espalda”.

Seimon le envió fotos de la primera araña que encontró al experto en tarántulas Rick West y varios ejemplares al taxónomo Nelson Ferretti del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina. Después de examinar en detalle las criaturas y de observar con atención los órganos copulativos, que es el modo, embarazosamente, en que se suelen distinguir las arañas, Ferretti determinó que las arañas que tienen un trasero velloso eran en verdad una especie nunca antes identificada. Seimon la nombró Hapalotremus vilcanota por la cadena montañosa andina donde viven.

Al igual que H. vilcanota, las otras seis nuevas arañas Hapalotremus son diminutas. Muchas no superan el tamaño de una tapita, y la mayoría vive a alturas importantes, ya sea en bosques nubosos o en ambientes montañosos rocosos. En otras palabras, estas no son el tipo de tarántulas enormes selváticas que las personas normalmente suelen imaginar.

“Viven en diferentes ambientes, hábitats, y debemos esforzarnos por descubrir nuevas especies”, mencionó Ferretti. “Son increíbles [y] más diversas de lo que creíamos”.

Ver galería

Varias de las nuevas arañas de Ferretti comparten el punto rojo brillante de H. vilcanota, que resulta que posee un tipo de pelo que las arañas sacuden a modo de defensa ante depredadores (o científicos curiosos). Otras, como las arañas minúsculas de H. chasqui— especie nativa de Argentina—tienen un hermoso color verde musgo. Los lugareños, que acompañan a los científicos en las caminatas que suelen durar varios días por la montaña, saben que hay arañas y simplemente las denominan a todas ‘campo campo,’ una frase quechua, cuyo origen se desconoce.

“Existen muchas especies que no conocemos todavía”, indica Ferretti. “Parte de la importancia del trabajo taxonómico es intentar comprender la diversidad antes de que desaparezca”.

Cómo sobrevivir en la altura

A pesar de que puede parecer sorprendente encontrar siete nuevas especies de arañas vellosas en un período de tiempo relativamente corto, las identificaciones son contundentes, expresa el experto en tarántulas Robert Raven, cuidador sénior en el Museo de Queensland de Australia que no participó en la investigación.

Las tarántulas son las ‘dueñas’ de América del Sur, donde se encuentra la diversidad del grupo de casi todo el mundo, por eso, no estoy sorprendido en absoluto”, señala. “Estoy seguro de que habrá más especies nuevas allí”.

Habiendo dicho esto, a Raven le asombra que las tarántulas sobrevivan a tal altura, donde los niveles de oxígeno bajos y las temperaturas heladas, en especial, por la noche, cuando las arañas cazan, caracterizan un hábitat un poco insólito para ellas.

“Las tarántulas en Australia están limitadas por las temperaturas diarias promedio de invierno, que es muy superior a las que estas arañas soportan de manera regular”, menciona Raven.

Ferretti, Seimon y otros investigadores tienen pensado estudiar más a las arañas, y, al menos, será bastante fácil controlar a H. vilcanota: Vive en un lugar que Seimon ha estado estudiando por 15 años, observando el modo en que las ranas y otros bichos responden al cambio climático.

“Las ranas están expandiendo su área de alcance hasta la zona desglaciada, donde se están formando nuevos hábitats en las montañas de estos glaciares que se retraen”, menciona. “Quiero ir y volver a visitar los sitios donde están las arañas para ver si también están ampliando su área de alcance”.

Seguir leyendo