Nueva especie de tiburón descubierta en aguas profundas

El hallazgo del tiburón de seis branquias del Atlántico nos enseña más sobre los tiburones en general, y podría contribuir a futuros intentos de conservación.

Tuesday, February 27, 2018,
Por Elaina Zachos
Tiburon_seis_branquias.
Los científicos han dividido a la especie de tiburón de seis branquias, identificada anteriormente, en dos especies diferentes.
Fotografía de Paul Nicklen, National Geographic Creative

 

Los tiburones son una especie animal misteriosa y poco estudiada. A menudo, el temor hacia ellos evita que nos acerquemos demasiado. Otras veces, los habitantes del océano están fuera de nuestro alcance, ya que algunas especies viven en profundidades extremas de miles de metros por debajo de la superficie.

“Es una población muy enigmática”, dice Blake Chapman, un biólogo marino y experto en tiburones de la Universidad de Queensland de Australia. “Este tipo de tiburones forma parte de un grupo de animales muy incomprendido”, agrega.

Pero a pesar de las dificultades, aún siguen surgiendo investigaciones de tiburones.

Recientemente, científicos del Instituto de Tecnología de Florida han confirmado que existe una nueva especie de tiburón de seis branquias. Llamado ahora el tiburón de seis branquias del Atlántico, esta especie habita en las profundidades del Océano homónimo, así como en parte de los océanos Pacífico e Índico. Sus ancestros datan de más de 250 millones de años, que serían 20 millones de años antes de la época de los dinosaurios. 

Los resultados fueron publicados la semana pasada en la revista Marine Biodiversity.

MISTERIO MOLECULAR

La profesora de biología del Instituto de Tecnología de Florida, Toby Daly-Engel, se percató de la nueva especie mientras estaba marcando a los tiburones cañabota gris en la Universidad de Hawái. Mientras analizaba las muestras de ADN, descubrió que las que habían sido enviadas al laboratorio no coincidían con las especies que ya tenía.

“Creíamos que debía haber otras especies más pequeñas, y por eso obtuvimos unas que son totalmente diferentes”, dice Daly-Engel. “Nos encontramos con esta secuencia de ADN extraña que se veía muy diferente a todo lo anterior”, agrega.

Entonces, Daly-Engel decidió reunirse con colegas del mundo para investigar el ADN del tiburón. Trabajando en conjunto con MarAlliance en Belice, el Servicio Nacional de Pesca Marina y organizaciones de Florida, el equipo internacional analizó 1310 pares de bases de dos genes mitocondriales para ver si había diferencias moleculares suficientes entre las muestras de las especies del tiburón vaca de ojos grandes (Hexanchus nakamurai). Con sus resultados, pudieron renombrar a esta variedad del Atlántico y llamarla Hexanchus vitulus.

“Aún podemos encontrar este tipo de fuentes de diversidad misteriosas y enigmáticas”, dice Daly-Engel.

Los tiburones de seis branquias, o tiburones vaca, son habitantes del océano profundo que se parecen a sus parientes de las aguas menos profundas, con forma de torpedo y de color gris. Pueden medir hasta 8 metros, tener dientes inferiores como serruchos y, como sugiere su nombre, seis branquias (los tiburones comunes solo tienen cinco).

Hasta ahora, había dos especies de tiburón de seis branquias: la cañabota gris y el tiburón vaca de ojos grandes. Los tiburones de la familia de los que tienen seis branquias se parecen entre sí, y la variedad del Atlántico se parece mucho a la especie Hexanchus nakamurai. Sin embargo, los investigadores descubrieron que varía a nivel molecular. Además, el tiburón de seis branquias del Atlántico mide aproximadamente dos metros de longitud, lo que lo hace más pequeño que los parientes del Pacífico o del Océano Índico que miden seis metros más.

PREPARARSE PARA EL FUTURO

George Burgess, director emérito del Programa para la Investigación de los Tiburones de Florida, no se sorprendió al enterarse del hallazgo de una nueva especie logrado por el equipo de Daly-Engel. Los tiburones han vivido cientos de miles de años adaptándose a su entorno. Las condiciones en el océano profundo rara vez cambian, y las aguas frías y oscuras no se ven particularmente afectadas por el cambio climático. 

“Estamos descubriendo que son especies muy similares”, dice Burgess. “Luego de examinar detenidamente usando el ADN, descubrimos que hay nuevas especies”.

De todas las especies cartilaginosas (compuestas por tiburones, rayas, quimeras y mantarrayas) aproximadamente el 48% vive en el océano profundo. La ciencia conoce aproximadamente menos del cinco por ciento de estas especies elusivas. Con nuevas especies que se descubren todo el tiempo, tiene sentido que algunas afloren en las aguas oceánicas.

“Sabemos muy poco de ellas, por lo que el hallazgo de estas especies nos ayuda a comprender la evolución de los tiburones en general”, dice Chapman. “Conocer un poco más a estos animales nos brinda oportunidades emocionantes”.

Este hallazgo nos da otra perspectiva para comprender la diversidad de los tiburones, en especial en el océano profundo, y podría ayudar a los esfuerzos de conservación. Los animales que viven en el océano profundo tienen mayor longevidad, dice Burgess, pero también tienden a tener índices de crecimiento de población más bajos porque se reproducen muy lentamente. Esto los hace más vulnerables a un entorno cambiante y la presión pesquera.

Las pesquerías comerciales, conocidas por amenazar a los ecosistemas marinos superficiales, se están expandiendo hacia las aguas profundas. Esto amenaza la vida que solo puede vivir en estos entornos oscuros y fríos, y la pesca excesiva podría tener consecuencias más severas en estas especies ya que los animales del océano profundo no se reproducen rápidamente.

“Debemos ser muy cuidadosos con la forma en la cual pescamos en las aguas profundas”, dice Burgess.

Seguir leyendo