Animales

El canto de la ballena azul revela su comportamiento elusivo

Al analizar miles de llamados de más de cien ballenas que superan los 14 años, los científicos están aprendiendo cómo estos sigilosos gigantes pasan el tiempo. Viernes, 16 Febrero

Por Craig Welch

La ballena azul, que puede crecer hasta alcanzar los 30 metros de longitud y pesar más que una casa, es una verdadera charlatana; especialmente los machos, que vocalizan varios sonidos diferentes de baja frecuencia. Durante años, los científicos solo contaron con la noción más vaga de cuándo y por qué estos gigantes del mar producían todos esos sonidos.

Sin embargo, esta semana, en un encuentro anual de Ciencias Oceanográficas llevado a cabo en Portland, Oregón, una de las expertas en llamados de ballenas más importantes del mundo reveló las sorprendentes formas en las que estos sigilosos animales pueden demostrar su comportamiento mediante sus vocalizaciones.

En el primer intento, Ana Širović, una oceanógrafa de Scripps Institution of Oceanography en La Jolla, California, y su equipo registraron una recopilación de más de 4500 grabaciones de sonidos emitidos por ballenas azules obtenidos desde micrófonos submarinos en más de una docena de ubicaciones en más de 14 años, desde 2002 a 2016, en el sur de California. Luego, los investigadores sincronizaron las grabaciones con los movimientos de 121 ballenas que habían sido identificadas con rastreadores con ventosas. Lo que aprendieron fue un desafío para las muchas suposiciones sobre estos ruidosos gigantes.

MACHOS CANTANTES

Las ballenas azules de ambos sexos producen varios tipos de llamados de una sola nota, pero solo los machos pueden cantar. Los machos son también mucho más ruidosos y producen diferentes sonidos por diferentes motivos, pero los científicos no siempre están seguros de cuáles son esos motivos. Por ejemplo, los científicos habían pensado durante mucho tiempo que un tipo de llamado breve su usaba al momento de comer. Pero, en lugar de esto, los machos y las hembras producen frecuentemente estas vocalizaciones durante zambullidas que no implican para nada la búsqueda de comida.

“Es como si los dos comportamientos estuvieran totalmente separados”, dice Širović.

Los llamados también cambian con las estaciones y con el momento del día. Algunos llamados de una sola nota parecen producirse con más frecuencia cuando las ballenas regresan de zambullidas profundas. Según los científicos, estos pueden ayudar en la creación de vínculos entre pares. Al igual que sucede con las aves, que generalmente comienzan a emitir sonidos a medida que el día llega a su fin, las ballenas azules macho también suelen cantar al final del día.

En el caso de algunas especies, como los ruiseñores y los petirrojos europeos, el canto con frecuencia se ajusta como una manera de conservación de la energía y la energía también puede ser un factor para las ballenas azules. Pero a diferencia de las aves, cuenta Širović, “el canto de las ballenas azules se propaga a lo largo de decenas de kilómetros o incluso 100 kilómetros”.

Y cuando cantan, las ballenas azules macho se zambullen a mayor profundidad.

“Creo que lo que hacen al regular la profundidad es cambiar la distancia desde la que llaman”, dice Širović. “Los llamados individuales son, probablemente, para los animales cercanos. Las ballenas pueden estar tratando de llegar mucho más lejos con su canto. Eso es algo genial.”

Ella asume que el canto, especialmente desde que está limitado solo a los machos, puede estar vinculado de alguna manera con la búsqueda de pareja. Pero nunca nadie ha presenciado la reproducción de la ballena azul, así que no puede estar segura.

CANTO DE LAS ESPECIES

Širović ha descubierto que hay similitudes entre muchas especies; especialmente, entre ballenas de la misma familia, como las ballenas azules, las ballenas de Bryde y las ballenas sei. Los machos son los cantantes principales y parece haber estaciones donde los llamados alcanzan su pico. Pero también hay diferencias. A diferencia de las ballenas, y sus profundas canciones melódicas, los rorcuales comunes no cambian realmente las notas. En lugar de esto, sus canciones se producen usando una sola nota, pero con un compás rítmico.

Y, a diferencia de algunas especies de delfines, como el caso de las ballenas asesinas, no está claro si las ballenas azules poseen voces distintivas. Por ahora, no parece ser así.

“No siempre podemos saber si hay 10 llamados de 10 ballenas o si una ballena llama 10 veces”, dice Širović. “Por ahora no podemos realmente distinguir entre el señor Azul y la señora Azul”.

Seguir leyendo