Animales

Misteriosa araña con colmillos rojo sangre hallada en Australia

Un científico dio un vistazo debajo de una roca y encontró un mutante con colores poco usuales, de una venenosa araña de tela de embudo. Jueves, 21 Diciembre

Por Carrie Arnold

Hasta que MarkWong recientemente dio vuelta una roca en Tallaganda State Forest en New South Wales, Australia, solo había sido otro día de observación de arañas. Luego, el ecologista divisó la madriguera de Atrax sutherlandi, una araña de tela de embudo.

“Comencé tocándola con un palo y lo que vino rápidamente hacia mí me sorprendió. Lo primero que me llamó la atención fue el colmillo rojo”, afirma Wong.

Normalmente la A. sutherlandi posee un colmillo y una espalda de color negro brillante, como también un vientre de color marrón oscuro o ciruela. Sin embargo, la araña que salió de la madriguera tenía un vientre y un colmillo de color rojo sangre.

Wong supo de inmediato que había descubierto algo único en la vida.

“Nunca antes había visto una araña de tela de embudo con esos colores, y resulta que tampoco otra persona lo había hecho”, afirma Wong, un joven explorador de National Geographic y estudiante de doctorado en la Australian National University en Canberra.

“Es muy común que los animales particulares, incluso las arañas, tengan diferentes colores”, explica Amber Beavis, un experto en arañas e investigador senior del Regional Australia Institute, un grupo de expertos independiente en Canberra.

“Hay más variación de la que se podría imaginar”, afirma Beavis. Pero la araña de colmillos rojos la impresionó como un hallazgo particularmente inusual.

“Pasé cinco años en esta área buscando arañas y no vi nada parecido”.

¿Por qué tan roja?

“En una búsqueda cuidadosa del área, tampoco se observaron otras arañas con coloridos similares”, expresa Wong. Llevó la araña de colores extraños de regreso al laboratorio, pero murió.

Él no está seguro de qué es lo que le brindó a esta particular araña su tonalidad escarlata, pero probablemente sea algún tipo de mutación genética.

“Además, es probable que el color no sea para comunicarse con otras arañas de tela de embudo”, afirma. No solo la A. sutherlandi vive mayormente en completa oscuridad, sino que es solitaria y es conocida por su escasa visión.

Las arañas de tela de embudo, que llegan a medir aproximadamente cinco centímetros de longitud, pasan la mayor parte de sus vidas enmadrigueras subterráneas, y los machos solo salen para buscar parejas.

Los arácnidos revisten sus madrigueras con seda que vibra cuando la presa se encuentra en la entrada. Luego, las arañas salen a la acción, justo como lo experimentó Wong de primera mano.

Las arañas de tela de embudo también son reconocidas en Australia por su veneno: las mordidas de sus parientes cercanas, las arañas de tela de embudo de Sídney (A. robustus), solían matar a muchas personas por año hasta que los científicos desarrollaron un antídoto efectivo.

Las A. sutherlandi también son venenosas, aunque han matado a muchas menos personas debido a sus remotos hábitats.

Problema de imagen

“Aunque el arácnido de colmillos rojos no es nuevo para la ciencia, igual es especial”, añade Beavis.

“Cuando vemos estos ejemplos aislados que parecen diferentes de cualquier otro miembro de su especie, hace que las personas observen a las arañas de forma diferente”, afirma Beavis.

“Las arañas tienen un pequeño problema de imagen. Mucha gente las encuentra aterradoras”, afirma.

Incluso Beavis. Cuando comenzó con la investigación de su doctorado, “intentaba hacer mi trabajo y si una de ellas se movía yo gritaba. Era bastante indigno”, expresó Beavis.

Sin embargo, ahora ha aprendido a amar a las arañas como depredadores de muchas especies de plagas y, en el caso la rareza de colmillos rojos, simplemente como criaturas hermosas.

Artículo publicado el 3 de septiembre de 2015.

Siga a Carrie Arnold en Twitter.

 

Seguir leyendo