Medio Ambiente

Huracán Dorian: la ciencia detrás de la peligrosa tormenta

Los expertos explican los fenómenos naturales detrás de la tormenta, si está relacionada con el cambio climático y cómo influye el aumento del nivel del mar.lunes, 2 de septiembre de 2019

El huracán Dorian visto desde el visor de imágenes GOES de NOAA temprano en la mañana del viernes 30 de agosto.
El huracán Dorian visto desde el visor de imágenes GOES de NOAA temprano en la mañana del viernes 30 de agosto.

Una temporada de huracanes en el Atlántico terminará cuando el huracán Dorian llegue a Estados Unidos el lunes por la tarde.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica predice que Dorian golpeará la costa este central de Florida como una tormenta de Categoría 4 con vientos de unos 209 k/h.

El domingo, golpeó a Bahamas en una categoría de 5 con vientos de hasta 290 k/h, según informaron varios medios.

El huracán Dorian es una tormenta meteorológicamente difícil de predecir. Su tamaño relativamente pequeño hasta el momento y su posición significan que puede debilitarse o intensificarse rápidamente, o cambiar de camino por completo, aseguran los expertos.

El viernes por la mañana, Dorian era de categoría 2 en el este del Caribe e se dirigía hacia las islas del norte de Bahamas y el centro de Florida.

Esto es lo que sabemos hasta ahora y lo que los expertos piensan que es probable.

¿Qué podría pasar en su camino a Florida?

"Los huracanes se mueven como piedras en una corriente", dice Philip Klotzbach, meteorólogo de la Universidad Estatal de Colorado. "Si los vientos en el nivel medio son débiles, no hay mucho que empuje la tormenta".

Mientras el sistema de tormentas se movía por el Caribe, evitó por poco algunas de las regiones más montañosas que podrían haber interrumpido el impulso de la tormenta. El Mar Caribe también alberga una bolsa de aire seco estacional en esta época del año. Dejar ese aire seco significa que la tormenta será alimentada y probablemente crecerá gracias al aire cálido y húmedo en el Atlántico.

Dorian también estará influenciado por un sistema climático llamado Bermuda High, un sistema de alta presión que se asienta sobre el Atlántico durante todo el verano y principios del otoño. Klotzbach dice que se pronostica que el Bermuda High se expandirá hacia el sur y hacia el oeste, y podría actuar como un muro que empuja al huracán Dorian hacia la costa este de los EE. UU.

Los modelos de predicción señalan que el centro de Florida es el lugar más probable para que la tormenta toque tierra, pero hay una pequeña posibilidad de que pueda cambiar de rumbo y viajar por la costa este.

"Casi cualquier lugar, desde Florida hasta Carolina del Norte, podría recibirlo", dice Klotzbach.

¿Qué es probable que suceda cuando toque tierra?

El Centro Nacional de Huracanes pronostica una tormenta de lento movimiento que podría permanecer en Florida durante 24 horas antes de continuar y disiparse.

La alta presión sobre el continente podría obligar a la tormenta a detenerse, dice Haiyan Jiang, un investigador de ciclones tropicales en la Universidad Internacional de Florida. "Siempre estamos viendo esa alta presión".

Cuando los huracanes finalmente tocan tierra y se estancan, el impacto de las inundaciones generadas por la lluvia de la tormenta puede ser masivo. Como vimos con el huracán Harvey en Houston en el 2017 y el huracán Florence en las Carolinas en el 2018, las tormentas estancadas pueden provocar inundaciones masivas.

“Si la tormenta se desacelera después de tocar tierra, eso podría provocar mucha lluvia. Eso empeorará aún más las cosas”, dice Jayantha Obeysekera, directora del Centro de Soluciones del Nivel del Mar de la Universidad Internacional de Florida.

Él dice que las lluvias recientes ya han saturado la cantidad de agua subterránea que puede ser absorbida en muchas partes de Florida. Los aluviones ciclónicos probablemente serán peores debido a un fenómeno natural llamado mareas reales, donde las mareas son especialmente altas cuando la luna está más cerca de la Tierra.

El lugar de Dorian en la historia

Un gran huracán no ha golpeado la costa atlántica de Florida desde que el huracán Andrew golpeó como tormenta de categoría 5 en 1992. En ese momento, fue la tormenta más costosa que azotó a los EE. UU.

Se espera que Dorian golpee como una tormenta de Categoría 4, lo que significa que los impactos pueden no ser tan catastróficos. Pero aún así causará daños.

En los 26 años transcurridos desde el huracán Andrew, varias partes de Florida han visto varios centímentros de aumento del nivel del mar. El aumento de las aguas probablemente no empeorará lo que se espera que sean varios metros de tormenta, dice Obeysekera, pero el impacto del huracán podría acelerar la erosión costera.

Entonces, ¿por qué la costa este de Florida no ha tenido un huracán importante en 20 años?

Parte de la razón puede deberse a una tendencia llamada oscilación multidecadal del Atlántico, un ciclo natural de calentamiento y enfriamiento que se cree que ocurre en el Océano Atlántico en un ciclo de aproximadamente de 20 a 40 años. La oscilación podría explicar por qué Florida vio una serie de grandes huracanes en la década de 1940, Andrew en 1992 y ahora potencialmente Dorian.

"El otro problema es que las predicciones del cambio climático son tales que podríamos tener tormentas más fuertes y eso también es un factor", dice Obeysekera.

Los expertos advierten contra la vinculación de una tormenta con el cambio climático, pero estudios recientes muestran que el calentamiento de las aguas podría hacer que los huracanes sean más intensos, más lentos y más propensos a causar grandes inundaciones.

Tomando precauciones

Aunque los fuertes vientos pueden causar daños importantes, los aluviones repentinos y las inundaciones contribuyen más a las lesiones y a la muerte.

El Centro Nacional de Huracanes actualizará regularmente sus predicciones aquí y en Twitter.

Esta nota se publicó originalmente el viernes 30 de agosto y estará siendo actualizada con las próximas novedades.

Seguir leyendo