A medida que la crisis climática empeora, las ciudades recurren a los parques

Las ciudades en los Estados Unidos están sufriendo inundaciones y están teniendo veranos más calurosos, pero los expertos creen que los parques urbanos pueden ayudar a los residentes a hacerle frente.Thursday, May 30, 2019

Por Sarah Gibbens
La gente juega al voley en Eleanor Tinsley Park en Buffalo Bayou, un parque de 65 hectáreas en Houston, Texas.

Los parques de la ciudad durante mucho tiempo han sido un lugar para los residentes urbanos rodeados por el gris del asfalto y el concreto para obtener una pequeña dosis de verde. A medida que las ciudades sienten cada vez más los impactos del aumento de los mares y de las temperaturas, los urbanistas están reconsiderando los roles de los parques urbanos.

"Ha habido un movimiento silencioso y profundo para que los parques ayuden a las ciudades a adaptarse a las realidades del cambio climático", dice Diane Regas, CEO de The Trust for Public Land, una organización que trabaja para crear parques locales y nacionales.

Cada año, Trust publica su Índice ParkScore, que clasifica a las 100 ciudades más grandes de los Estados Unidos por sus parques. Los rankings del 2019 serán publicados el miércoles. Minneapolis tuvo el ranking más alto en el 2018. Trust observa el tamaño, la comodidad, los servicios y la inversión financiera para armar su lista.

Mientras que los servicios como los aros de básquet y los patios de recreo han sido durante mucho tiempo bienes que empujaron a las ciudades a ser lugares importantes, según Regas, lo importante es ver que las ciudades construyen parques que pueden aliviar los efectos del cambio climático como el calor intenso, las inundaciones y la mala calidad del aire.

Y más que árboles que dan sombra, los parques ayudan a combatir el cambio climático. Trust dice que los parques pueden ayudar a mitigar las inundaciones costeras, a capturar carbono y a fomentar un sentido de comunidad entre aquellos que se verán afectados por el clima extremo.

Todo el asfalto gris oscuro en las ciudades acumula calor, mucho. Un estudio realizado en el 2018 por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica trazó un mapa de las áreas más cálidas de Washington, DC y determinó que el calor intenso casi siempre estaba alineado con las áreas urbanas más densas. Los grandes parques enfriaron ciertas partes de la ciudad hasta -8 grados Celsius. Ese tipo de enfriamiento puede ser un salvavidas para las más de 600 muertes anuales causadas por enfermedades relacionadas con el calor.

Dallas es una de las ciudades con mayor calentamiento del país gracias en parte a sus superficies extensas e impermeables, pero con un nuevo paquete de bonos de $ 312 millones, la ciudad espera poder cambiar eso.

"Mucha gente ve a Texas muy conservadora, pero no se puede negar que el cambio climático es real y que nuestras ciudades lo entienden", dice el presidente de Dallas Park and Recreation, Robert Abtahi. "Nuestros parques están asumiendo ese gran desafío de la mejor manera que podemos".

Usando datos satelitales, la ciudad puede ver qué vecindarios necesitan más el efecto de enfriamiento de los espacios verdes. Parques como los planificados Dallas Water Gardens se ubicarán en algunas de las partes más calurosas de la ciudad.

Lidiando con las inundaciones

Las ciudades se están inundando cada vez más  y los planificadores de las ciudades piensan que los parques también pueden colaborar con este problema.

Un informe publicado en febrero por The Nature Conservancy examinó las mejores maneras de mitigar las inundaciones en Houston, una ciudad con muchos vecindarios construidos sobre las llanuras de inundación y regularmente inundados por las crecientes aguas. Ofrecer las adquisiciones de los propietarios afectados y convertir las viviendas en espacios verdes ahorraría más dinero que la instalación de la infraestructura como las tuberías.

La ciudad costera tiene proyectos en marcha para crear más de 241 kilómetros de senderos, parques y espacios verdes a lo largo de los numerosos pantanos que recorren su paisaje urbano.

Mientras que Houston recibió una llamada de atención del huracán Harvey en el 2017, fue el golpe del huracán Sandy en el 2012 en la costa noreste quién obligó a las ciudades a reconciliar sus nuevas realidades.

La ciudad de Nueva York está construyendo parques en la zona costera que están diseñados para absorber la energía del agua entrante y para drenar las inundaciones de agua de lluvia. Atlanta, después de ser golpeada repetidamente por inundaciones repentinas, está creando un parque de 6 hectáreas diseñado para absorber millones de litros de agua.

En Boston, el Administrador de Parques y de Recreación, Christopher Cook, dice que la ciudad se está preparando para ver un aumento de un metro del nivel del mar para el 2050.

"Los parques están jugando un papel muy importante en el plan de adaptación", dice, pero enfatiza que la ciudad no ve a los parques urbanos como una solución para detener o para revertir el cambio climático. Para eso, él promociona el plan que tiene Boston para convertir el carbono neutro en los próximos 30 años.

Una pieza del rompecabezas

Brendan Shane, director del programa climático de Trust for Public Land, dice que los parques pueden proporcionar una especie de resistencia social, además de enfriar los vecindarios y de absorber las inundaciones.

“Cuanto más fuertes son los lazos de un vecino a otro, mejor pueden reaccionar ante un shock”, dice. "Lo bueno de los parques es que te dan todas esas cosas al mismo tiempo".

Si bien las tuberías de drenaje y los reservorios también se han utilizado para frenar algunos de los impactos del aumento de los mares, Trust y los planificadores de la ciudad ven a los parques como una forma de adaptarse y, al mismo tiempo, proporcionan una mejor calidad de vida. No sólo se trata de crear espacios verdes, sino también de crear oportunidades para que la gente haga ejercicio y juegue.

“Ni una sola solución por sí sola evitará la crisis climática. Vemos los parques como una parte importante de esto, pero no hay una bala de plata", dice Regas.

Ella agrega: "Los parques son un ejemplo de lo que debemos hacer en la comunidad [en defensa del medio ambiente] para adoptar soluciones que al mismo tiempo aborden el cambio climático y mejoren la vida de las personas". 

Seguir leyendo