Medio Ambiente

¿El Titanic se encontraría con más icebergs hoy en día?

Los científicos estiman que, de haber zarpado unos cien años después, el Titanic se hubiera encontrado con una mayor cantidad de icebergs debido al calentamiento global. Jueves, 11 Abril

Por Christine Dell'Amore

Hace más de cien años, el 15 de abril de 1912, en el Atlántico Norte, un iceberg derribó al Titanic, una nave que se suponía era imposible de hundir. 

Los científicos señalan que si el legendario barco zarpara actualmente, es probable que se encontrara con muchos más icebergs, posiblemente debido al calentamiento global. 

"El hecho de que el calentamiento global de lugar a mayor cantidad de icebergs es un pensamiento sorprendente” indica Frank Lowenstein, jefe de estrategia de adaptación climática de The Nature Conservancy.

Según el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, la temperatura promedio global de la Tierra ha aumentado alrededor de 0,8 grados Celsius desde 1880. Dos tercios de ese calentamiento ha ocurrido desde 1975.

Estas cálidas temperaturas del aire y el océano pueden estar aumentando la velocidad en que los icebergs se forman, mencionó Lowenstein.

A medida que se derrite más hielo debajo de los glaciares y de las barreras de hielo (en especial en Groenlandia y la Antártida), el agua lubrica las masas de hielo y las envía al mar, y se produce un eventual quiebre más rápido.

“Es como rociar con WD-40”, dijo Lowenstein. “Se pueden formar más icebergs porque cada glaciar lleva al océano cientos de miles de toneladas extra de hielo por año”.

Asimismo, el aire caliente puede acumular agua en la superficie del hielo. A medida que el líquido se hunde por las grietas de hielo, este se puede volver inestable y finalmente quebrarse por completo.

Cubos de hielo gigantes

Conforme a los cálculos más recientes, los glaciares y las barreras de hielo se deshacen de entre 100 y 200 gigatoneladas de hielo por año, dijo. “Cada gigatonelada es un kilómetro al cubo; es un cubo de hielo enorme”.

Es probable que, hoy en día, todos esos cubos de hielo sumen más icebergs en el Atlántico Norte que los que había durante el viaje del Titanic en 1912.

"Si el barco zarpara mañana e hiciera el mismo trayecto, es probable que encuentre más icebergs”, mencionó Jeremy Bassis, glaciólogo de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Dado que los patrones de la distribución del hielo en el océano cambian constantemente, es imposible predecir dónde ocurren y qué tamaño tienen los icebergs, por lo que los científicos no pueden precisar cuántos icebergs se encontró el Titanic en 1912 o cuántos se encontraría hoy, agregó Lowenstein de the Nature Conservancy.

Lo que sí sabemos es que los glaciares y las barreras de hielo de todo el mundo están disminuyendo, y parece que lo están haciendo a un ritmo cada vez más rápido.

Desprendimientos de hielo y calentamiento global 

Bassis, de la Universidad de Michigan, advirtió que es imposible afirmar que el calentamiento global sea el responsable del aumento en la cantidad de icebergs.

“La respuesta breve es que nadie lo sabe realmente; los desprendimientos de hielo son una de esas cosas que son muy difíciles de predecir”, dijo.

“Es como preguntar; ¿esta tormenta que estamos atravesando está relacionada con el calentamiento global? El solo hecho de tener un suceso no significa que lo puedas atribuir a ello”.

Sin embargo, hay unos pocos ejemplos de temperaturas cálidas que contribuyeron a la creación de icebergs a escala regional.

En Groenlandia, se ha demostrado que las corrientes cálidas de los océanos se infiltraron en el glaciar Jakobshavn (mapa) justo cuando comenzó a desintegrarse. Bassis señaló que, para el año 2003, la lengua glaciar (la parte que alguna vez sobresalía hacia el mar) había desaparecido por completo.

La barrera de hielo Larsen B de la Antártida se había mantenido estable por 10.000 años antes de su colapso en 2002, el cual duró solo seis semanas, posiblemente debido al agua que penetraba en sus grietas, indicó Bassis.  Esa barrera estaba ubicada en una de las áreas de calentamiento más rápidas del mundo. 

“Nadie esperaba que fuera tan veloz”, afirmó Bassis.

En general, “las observaciones parecen mostrar, de manera convincente que, durante aproximadamente la última década, tanto las barreras de hielo de la Antártida como las de Groenlandia están, en definitiva, perdiendo masa en el océano”, dijo. “Hemos visto cambios muy dramáticos”, agregó. Pero “es difícil relacionar cualquier cambio específico con el cambio climático global”, aclaró

Preocupante aumento del nivel del mar

Un aumento en la cantidad de icebergs no necesariamente pondría en peligro a las embarcaciones modernas, advirtió Lowenstein de The Nature Conservancy. En la actualidad, los buques y barcos utilizan radares sofisticados que pueden detectar con bastante anticipación a las masas de hielo flotando en el agua.

A diferencia de lo que sucedía en la época del Titanic, "no tienes que depender de dos hombres en una cofa de vigía intentando mantenerse despiertos en una noche helada de abril”. 

Además, solo algunas semanas después del desastre del Titanic, las empresas movieron más al sur la famosa ruta marítima afectada por los icebergs que conectaba Nueva York con Londres. El cambio agregó unas 9 a 14 horas al viaje, pero lo hizo más seguro para las embarcaciones, indicó Lowenstein, quien ha investigado la historia del Titanic.

Hoy en día, el papel que desempeñan los icebergs en el aumento del nivel del mar es preocupante, en especial cuando flotan hacia el mar, señaló Bassis de la Universidad de Michigan.

“Digamos que tienes un vaso con agua y agregas un puñado de hielos”, como los desprendimientos de las barreras de hielo, “el nivel del agua sube”.

Las muestras, las lecturas de mareógrafo y, más recientemente, los mediciones satelitales muestran que, en el último siglo, el nivel del mar global ha aumentado 10 a 20 centímetros, según el Programa de investigación de cambio global del gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, cuánto de ese aumento puede atribuirseles a los icerbergs es incierto.

Adaptándose a sucesos extremos

Los científicos creen que, en los próximos años, el calentamiento global traerá más sucesos extremos, entre los cuales habrá más incendios forestales y erosiones costeras—consecuencias que es probable ya estén sucediendo en algunos lugares, señaló Lowenstein de the Nature Conservancy. 

Pero hay maneras en las que la gente puede reaccionar como el raleo de bosques para frenar los fuegos o la instalación de un criadero de ostras para prevenir la erosión de las costas, sugirió Lowenstein.

"Las personas modificaron su comportamiento en respuesta a la catástrofe del Titanic", afirmó. Por ejemplo, hubo más botes salvavidas en los cruceros. 

Adoptar nuevos hábitos es “una de las cosas que tenemos que comenzar a hacer más en lo que a cambio climático concierne”.
 

Seguir leyendo