Por qué el Día de Reyes marca el final de la Navidad para muchos creyentes

También conocida como Epifanía o Teofanía, la festividad cae el último de los 12 días de Navidad. He aquí qué es y cómo se celebra.

Por Erin Blakemore
Publicado 25 dic 2023, 12:04 GMT-3
epiphany-explainer

Un hombre se sumerge en agua helada durante las celebraciones de la Epifanía cerca de un monasterio en la histórica ciudad de Rostov Veliky, a unos 124 kilómetros de Moscú. Aunque la mayoría de los cristianos celebran el 6 de enero, muchos cristianos ortodoxos conmemoran la Epifanía el 19 de enero en honor del bautismo de Cristo.

Fotografía de Thomas Peter Reuters

Después del duodécimo día de Navidad, los creyentes retiran su decoración festiva. Pero no dejan pasar el 6 de enero (o el 19 de enero para muchos cristianos ortodoxos que siguen el calendario juliano) sin otra celebración relacionada.

Vinculada a los relatos bíblicos del nacimiento y el bautismo de Jesucristo, el Día de Reyes, o fiesta de la Epifanía, es una oportunidad para que los cristianos reflexionen sobre la naturaleza de la manifestación física de Dios en la Tierra y rindan homenaje a tres visitantes importantes en el relato bíblico del nacimiento de Jesús.

La fiesta coincide con la época navideña. Pero las opiniones difieren sobre cuándo termina realmente esa temporada: la Navidad se observa tanto como un día, un periodo de 12 días que termina en la Epifanía, o una temporada aún más larga que dura hasta la Candelaria, fiesta que celebra la presentación de Jesucristo en el templo y que los cristianos suelen celebrar el 2 de febrero.

En la actualidad, la Epifanía se conmemora de forma diferente en las distintas confesiones cristianas. Esto es lo que hay que saber sobre la celebración, también llamada Teofanía o simplemente Día de Reyes.

(Contenido relacionado: Cómo se celebra la Navidad en todo el mundo)

Cuál es el origen del Día de Reyes

Aunque recibe distintos nombres en diferentes culturas y países, la Epifanía tiene su origen en la creencia de la Iglesia cristiana de que Jesucristo era la encarnación humana de Dios.

Las primeras referencias conocidas al ritual cristiano sugieren que ya era común en el siglo IV d.C. En el siglo II, el teólogo Clemente de Alejandría escribió que una secta de cristianos gnósticos sirios, los basilidianos, celebraban el bautismo de Cristo en enero. En 361, el historiador romano Ammiano Marcelino escribió que los cristianos llamaban Epifanía a esa festividad de enero.

Tomó su nombre de la palabra griega ἐπῐφᾰ́νειᾰ / epipháneiaque se refiere a la manifestación o revelación física de una deidad a los mortales.

Cómo celebran la Epifanía los cristianos ortodoxos

En la Iglesia Ortodoxa, la celebración se conoce como Teofanía y conmemora el bautismo de Cristo. Tras ayunar, los cristianos ortodoxos asisten a una ceremonia eclesiástica en la que un sacerdote bendice el agua y luego la utiliza para consagrar a la congregación. Después se llevan el agua a casa y la utilizan para bendecirse a sí mismos y a sus hogares durante todo el año.

Los cristianos ortodoxos creen que toda el agua queda santificada en la Teofanía, y en Europa del Este muchos se sumergen en lagos helados para lavar sus pecados.

(Ver también: ¿Qué es el Adviento y cómo se celebra?)

Cómo celebran la Epifanía los cristianos no ortodoxos

Entre los católicos y otros cristianos no ortodoxos, la Epifanía se centra en otro acontecimiento importante en la vida de Cristo: la llegada de los Reyes Magos, tres sabios de Oriente a los que a veces se califica de reyes. Los Evangelios relatan de forma diferente su visita a Belén.

El Evangelio de Mateo narra la historia de Herodes I, a quien Roma había nombrado rey de Judea o "rey de los judíos", y sus sospechas sobre el nacimiento profetizado de un nuevo rey de los judíos. Cuando los Magos hablaron de su plan de seguir a una estrella que les conduciría hasta el niño, escribe el Evangelio, Herodes intentó utilizarlos como exploradores que podrían conducirle hasta su rival.

Pero cuando los Magos llegaron a Belén, adoraron al niño Jesús y le hicieron regalos de oro, incienso y mirra. Como no eran judíos, el hecho de que los Reyes Magos vieran a Jesús como digno de adoración se considera una prueba de que el niño era la manifestación de Dios en la Tierra, lo que constituye el núcleo de la idea de epifanía.

Tras encontrar y adorar a Jesús, los Magos se marcharon por otro camino en lugar de revelar su ubicación y ponerlo en peligro. Furioso, Herodes ordenó la ejecución de todos los niños varones menores de dos años de la zona de Belén, un suceso que actualmente se conoce como la Masacre o Matanza de los Inocentes.

Cuáles son las tradiciones del Día de Reyes en el mundo

Los regalos de los Reyes Magos (y su supuesta condición real) dieron lugar a una serie de coloridas costumbres en los países donde se celebra la Epifanía. En Francia, la fiesta se celebra tradicionalmente con la galette des rois, o roscón de reyes. Este pastel redondo está recubierto de frangipane, una pasta dulce de almendras, y los entendidos comprueban si lleva un haba horneada. El que recibe el haba es coronado "rey" por un día.

En Estados Unidos, la Epifanía da comienzo a la temporada de Carnaval. Durante el mismo, la gente come roscas de reyes de color amarillo, verde y blanco que suelen contener la figura de un bebé que se cree que representa al niño Jesús. Aunque los pasteles son especialmente populares en Luisiana, cuya capital, Nueva Orleans, es conocida por sus celebraciones del Mardi Gras, se pueden encontrar en todo el país.

En Latinoamérica se hornea la rosca de reyes, un pan dulce horneado en forma de corona. Aunque las tradiciones varían ligeramente según la región, algunos niños ponen hierba y agua la noche anterior a la Epifanía para los animales que acompañaron a los Reyes Magos y reciben regalos de estos a la mañana siguiente por su buen comportamiento.

Otras costumbres son igual de extravagantes: en Italia, por ejemplo, la Epifanía también se conoce como Befana, una fiesta popular que celebra la leyenda de una anciana o bruja que llevaba ese nombre. Según cuenta la historia, la Befana dio cobijo a los Reyes Magos en su camino a Belén. Cuando ellos se marcharon, ella decidió seguirlos en busca del niño Jesús. Mientras busca, la bondadosa anciana lleva regalos a los niños que se portan bien por todo el país, una tradición similar a la de Papá Noel.

Otra tradición de temática viajera que se practica en toda Europa y cada vez es más común en algunas partes de Norteamérica se conoce como "pintar la puerta con tiza". Esta costumbre consiste en escribir las iniciales de los Reyes Magos, conocidos tradicionalmente como Caspar, Melchor y Baltasar, sobre la puerta de la casa. Esas iniciales (C.M.B.) también significan la frase Christus mansionem benediciat, que en latín significa "que Cristo bendiga esta morada". Los creyentes también añaden números para el año en curso y signos más que representan la cruz del cristianismo.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados