Historia y Cultura

Vestimenta de naufragio del 1600 muestra cómo vivía el uno por ciento de la población

El contenido del armario de una dama de compañía se recuperó del mar después de más de 350 años. Lunes, 8 Enero

Por Kristin Romey

Los contenidos reales de un naufragio del siglo XVII se han destinado a una muestra en un museo holandés, 374 años después de que el buque que transportaba la vestimenta y los objetos de lujo se hundiera en el Mar del Norte.

Los artefactos del naufragio incluyen un elaborado vestido de seda, medias y corpiños, un bolso bordado y un peine para piojos. Los expertos consideran que este es uno de los descubrimientos de vestimentas más importantes en la historia de Europa.

El naufragio fue descubierto en 2015 por un club de buceo local ubicado en la isla de Texel, aproximadamente 60 millas (100 kilómetros) al norte de Ámsterdam. Los vientos y las corrientes cambiantes han hundido a cientos de barcos en el área. El naufragio estuvo cubierto de arena durante siglos, lo que dio como resultado la extraordinaria conservación de los textiles.

La carta de la cuñada es la prueba irrefutable

Una cubierta para libros de cuero grabada en relieve con la cresta de la Casa de Estuardo llevó a los investigadores a sospechar que los objetos tienen una conexión real. Pero cuando se colocaron los artefactos en la muestra hace unas semanas en el Museo Kaap Skil en Texel, se desconocía al dueño del vestido.

Desde entonces, los historiadores de las Universidades de Ámsterdam y Leiden se han enfocado en una carta escrita por la cuñada de Henrietta Maria, la reina consorte francesa del Rey Charles I, quién gobernó Inglaterra desde 1625 hasta 1649.

La carta, escrita en 1642, describe cómo un barco de carga se perdió en marzo de ese año, cuando la comitiva de Henrietta Maria navegaba desde Inglaterra hacia los Países Bajos. El barco de carga contenía los armarios de sus dos damas de compañía y sus criadas, como también elementos de la capilla privada de la reina consorte.

Los investigadores creen que la vestimenta encontrada en el naufragio pertenece a la dama de compañía de mayor edad, Jean Kerr, Condesa de Roxburghe, basándose en el tamaño y el estilo de los elementos. De acuerdo con el análisis del museo, “la primera impresión es que la dama en cuestión tenía una figura bastante robusta”.

La Reina Henrietta Maria, supuestamente, estaba viajando hacia Holanda para entregar a su hija de 11 años de edad a William II, Príncipe de Orange, quién se había casado con la princesa un año antes. Sin embargo, el objetivo principal de la reina consorte era el de vender las joyas de la corona a cambio de armas para apoyar a su esposo el rey, que participaba en una guerra civil con los parlamentos inglés y escocés.

Una selección de artefactos se mostraron por un período breve en el Museo Kaap Skil, después de lo cual fueron sometidos a estudios adicionales antes de colocarlos en una muestra permanente. Haga clic en la galería anterior para admirar estos extraños objetos reales

Kristin Romey es una editora y escritora que cubre temas de Arqueología y Paleontología para National Geographic. Síguela en Twitter.

Artículo publicado el 5 de mayo de 2016.

Seguir leyendo