Satélites Starlink: qué son y cómo funcionan

La enorme constelación de satélites de SpaceX del multimillonario Elon Musk promete una mayor eficacia de internet y un mayor alcance de la señal en todo el mundo. Sin embargo, podría cambiar el cielo tal y como lo conocemos.

Por Redacción National Geographic
Publicado 5 oct 2022 08:52 GMT-3
Vista gráfica de los 30 000 satélites de la mega constelación Starlink 2 (en rojo). Hasta ...

Vista gráfica de los 30 000 satélites de la mega constelación Starlink 2 (en rojo). Hasta el momento, más de 3000 equipos ya están en órbita. Las diferentes sub-constelaciones se ilustran con un color diferente.

Fotografía de ESO (EUROPEAN SOUTHERN OBSERVATORY)

SpaceX, la empresa de servicios de transporte espacial fundada por Elon Musk, lanzó el primer grupo de 60 satélites de telecomunicaciones Starlink en mayo de 2019. Hoy, la mega constelación formada por estos aparatos supera ya los 3000 satélites que giran en la órbita terrestre. 

Los dispositivos se desarrollaron para ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad vía satélite a todo el planeta. Según la empresa, el servicio es capaz de soportar transmisiones y juegos on-line, videollamadas y está destinado principalmente a regiones remotas que aún no tienen acceso a la conexión, como las zonas rurales. 

El lanzamiento más reciente de SpaceX puso en órbita unos 52 satélites el pasado 24 de septiembre, según un anuncio en la cuenta oficial de Twitter de la empresa. El envío amplió la constelación de satélites a casi 3400 unidades ya disparadas.

(Contenido relacionado: Lanzamiento con éxito: el cohete Falcon Heavy hace historia)

Este conjunto de equipos convierte a Starlink en el mayor grupo de satélites existente. Actualmente, el objetivo de SpaceX es ampliar esa cifra hasta al menos 30 000 unidades. A pesar de ser un hito, el tamaño del "enjambre" de Starlinks activos ya preocupa a los astrónomos.

"En las observaciones astronómicas anteriores a Starlink, siempre había una o otra actividad afectada por un satélite. Eso es aceptable. Ahora, con el aumento del número de este tipo de dispositivos, la situación se complica y una sola imagen del cielo puede ser rayada por varios satélites", advierte el astrónomo Ricardo Ogando, especialista en tecnología del Observatorio Nacional de Brasil, instituto de investigación con sede en Río de Janeiro. 

Cómo funcionan los satélites Starlink

El astrónomo también explica que la mayoría de los servicios de internet por satélite proceden de equipos geoestacionarios únicos que orbitan el planeta a más de 35 000 kilómetros de altura: "Estos satélites cubren siempre la misma región del planeta porque giran a la misma velocidad que la Tierra. Pero la distancia a la que se encuentran dificulta su uso para actividades que requieren un rápido 'ping-pong' de la señal, como por ejemplo, las videoconferencias".

Los satélites Starlink, por su parte, orbitan mucho más cerca de la Tierra, a una altura de unos 550 kilómetros, y cubren todo el planeta. "Hay miles de satélites en órbita baja, por lo que siempre hay un equipo sobre una determinada región de la Tierra, lo que permite una comunicación constante y más rápida porque están más cerca", señala. 

En comparación, y según explica SpaceX, la tasa de latencia de Starlink o la velocidad de comunicación entre el satélite y los dispositivos terrestres, es de 20 milisegundos (ms) mientras que los geoestacionarios tardan más de 600 milisegundos.

(Te podría interesar: SpaceX: prototipo del cohete Starship explota en un aterrizaje de prueba)

Esta velocidad de comunicación es la que garantiza una internet más ágil para sus usuarios, según argumenta la empresa. En relación con este tema, la consultora de conectividad Ookla, referente mundial en medir la eficiencia de las redes de internet, elaboró un informe sobre los satélites Starlink, publicado en el segundo trimestre de 2022. 

El estudio se realizó en Europa, Oceanía, América del Norte y América del Sur, a partir de los datos de Speedtest Intelligence (herramienta utilizada para realizar pruebas de velocidad). El resultado concluyó que Starlink es el proveedor de internet por satélite más rápido de Sudamérica y, en Norteamérica, es el más rápido de México. 

¿Amenaza Starlink la observación astronómica?  

Por más que formen una corriente de puntos brillantes interesantes de ver en movimiento a través del cielo nocturno, el resplandor generado por los satélites Starlink genera preocupación en los estudiosos de la astronomía.   

Un informe elaborado por expertos representantes de la comunidad astronómica mundial concluyó que las grandes constelaciones de satélites de órbita baja, como Starlink, pueden afectar al aspecto del cielo nocturno y, por ende, perjudicar a los observadores de estrellas de todo el mundo.

El informe se elaboró durante el taller 2020 Satellite Constellations 1 (SATCON1), organizado por NOIRLab, el laboratorio de investigación espacial de la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos, y la Sociedad Astronáutica Americana. Su material advirtió que las mega constelaciones de satélites cambiarán radicalmente la astronomía óptica e infrarroja de la Tierra. 

"Las constelaciones de satélites afectan de forma desproporcionada a los programas científicos que requieren observaciones crepusculares, como la búsqueda de asteroides y cometas que puedan amenazar a la Tierra, los objetos del Sistema Solar exterior y los retornos de luz visible procedentes de ondas gravitacionales breves (como las que emiten los agujeros negros)", alerta el documento de la comunidad científica. 

(Ver también: Las nuevas imágenes de los agujeros negros contienen pistas sobre los misterios cósmicos)

Para el astrónomo Ogando, la respuesta inicial de los responsables de Starlink a este problema no fue satisfactoria. "Uno de los argumentos utilizados es que no era un problema conocido y que sería un pequeño precio a pagar por distribuir internet a lugares inaccesibles y pobres", sostiene.

Según el experto, la demanda de mega constelaciones de satélites crece cada día para satisfacer la necesidad de cobertura de las comunicaciones mundiales. Sin embargo, Ogando advierte que la decisión de enviar miles de satélites al espacio no puede quedar en manos de unos pocos. "Es fundamental que nos preocupemos, no solo como aficionados y profesionales de la astronomía, sino como seres humanos, por el destino que se le está dando al cielo, que es de todos", concluye.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
Un despegue en pandemia: se lanza el satélite argentino SAOCOM 1B
Ciencia
SAOCOM 1B: Nuevo satélite argentino se prepara para ser lanzado al espacio
Espacio
Detrás de escena: Elon Musk celebra el lanzamiento del Falcon Heavy
Espacio
Semana Mundial del Espacio: cuándo y por qué se celebra
Espacio
Equinoccio: qué es y cómo ver el fenómeno que marca el cambio de estación

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados