Espacio

Prepárate para los eventos astronómicos de abril

Los aficionados también podrán esperar emparejamientos lunares y planetarios, y un brillante asteroide. Miércoles, 3 Abril

Por Andrew Fazekas

El 1° de abril, un emparejamiento de un Marte anaranjado y el cúmulo estelar de las Pléyades dieron la bienvenida al mes de abril. Ambos objetos dominaron el cielo occidental y estuvieron separados por solo tres grados, un hueco que cubrirías sosteniendo los tres dedos del medio con el brazo extendido. Este cúmulo, también conocido como las Siete Hermanas, es uno de los más cercanos a la Tierra, a unos 300 años luz. Aunque contiene más de mil integrantes confirmadas, su nombre se debe a las siete estrellas que se pueden ver más fácilmente a simple vista, incluso bajo las luces de ciudad.

El día 2, los madrugadores el planeta Venus dio un brillo estelar, cerca de la luna en cuarto menguante. 

¿Qué otros eventos astronómicos nos esperan este mes?

Pallas en oposición, el 9 de abril

Uno de los asteroides más grandes conocidos, 2 Pallas, estará en su punto más brillante en los cielos vespertinos el día 9. Ubicada a unos 237 millones de kilómetros de la Tierra, la roca celeste gigante estará oficialmente en oposición, cuando esté en el cielo opuesta al sol, como se ve desde la Tierra. Aproximadamente de 525 kilómetros de ancho, Pallas será un objetivo binocular incluso desde los suburbios de ciudades contaminadas por la luz durante las próximas semanas.

Pallas se encuentra actualmente navegando a través de la brillante constelación de Boötes, el pastor, ubicada en el cielo nocturno del sureste. Es visible muy cerca de la estrella naranja brillante de Arcturus; su aparente separación en el cielo es aproximadamente igual al ancho de tu puño sostenido en la longitud del brazo.

Eso hace que la estrella brillante sea una guía conveniente para cazar el asteroide. Comienza utilizando binoculares para ubicarte en Arcturus alrededor de la medianoche local, cuando la constelación alcanzará su punto más alto en el cielo. Ya que muchos de los puntos de luz en este campo de visión pueden parecer iguales, la mejor manera de identificar un asteroide es mediante su movimiento revelador. Dibuja la posición de la docena de estrellas que ves. En aproximadamente media hora, observa el mismo campo de estrellas una vez más y haz el mismo boceto. La única "estrella" que se ha movido será Pallas.

Batalla de los orbes rojos, el 11 de abril

Los observadores nocturnos del cielo verán el rojo el día 11, cuando dos de los objetos celestes más brillantes y más rojos se amontonan en la misma parte del cielo. Mira hacia el oeste después de que caiga la oscuridad para ver a Marte rojizo acercándose a la estrella roja mucho más brillante Aldebarán, también conocida como el ojo de Tauro, el toro. El dúo celeste se sentará a una distancia de aproximadamente siete grados, un espacio que es un poco más grande que el ancho de tu puño sostenido a la distancia del brazo.

Si bien parecen comparables en nuestros cielos como puntos de luz, Marte es un tercio del tamaño de la Tierra y está a menos de 306 millones de kilómetros de distancia. Mientras tanto, Aldebaran es una estrella gigante roja que es muchas veces más grande que nuestro sol, que se encuentra a 65 años luz de distancia.

Pico de meteoros de las Líridas, el 22 de abril

En las horas previas a la madrugada del 22, la lluvia de meteoritos de las Líridas alcanzará su punto máximo. Bajo un cielo ideal y oscuro, podemos esperar ver entre 15 y 20 estrellas fugaces por hora durante esta lluvia anual. Este año, sin embargo, los observadores del cielo tendrán que lidiar con una luna gibosa menguante, solo tres días después de la fase completa, que se levanta justo antes de la medianoche local. Esto significa que el resplandor lunar lavará las estrellas fugaces más débiles al amanecer, y las mejores vistas podrían quedar relegadas a las noches más oscuras del 21 y del 22.

Aparecerán estrellas fugaces individuales desde la constelación con el mismo nombre de la lluvia, Lírida. Los meteoros parecerán irradiarse desde el área del cielo ocupada por la brillante estrella Vega, que actualmente brilla por encima justo antes del amanecer.

Se sabe que las líridas tienen arrebatos sorpresa, como uno en 1982 que vio aparecer hasta 250 meteoros en una sola hora. Y el espectáculo de 1922 sobre Europa es materia de leyendas, con registros de alrededor de 500 estrellas fugaces por hora. Estos espectáculos no se pueden predecir, con lo cual la única manera de saber con seguridad si está sucediendo es salir y mirar hacia arriba.

La luna se une a Júpiter el 23 de abril

El día 23, los madrugadores verán cómo la luna gibosa menguante se acerca mucho al brillante planeta Júpiter. El par parecerá estar a menos de dos grados de diferencia, lo que significa que podría cubrir al dúo cósmico con solo dos dedos sostenidos con el brazo extendido. Este encuentro celeste ofrecerá una gran oportunidad para tomar fotos, con la pareja colgando en el cielo suroeste unos 45 minutos antes del amanecer local.

La luna rodea a Saturno, el 25 de abril

Sólo un par de mañanas después de que Júpiter rozara nuestra luna, el magnífico Saturno tendrá su turno para pasar el rato con la compañera de la Tierra en nuestros cielos. Busca la luna brillante para posicionarla a menos de medio grado del mundo en forma de estrella al amanecer en el cielo del sur. Si puedes, no te olvides de apuntar tu telescopio a Saturno y espía esos famosos anillos que rodean al gigante gaseoso.