Conoce a la astrofísica que descubrió un nuevo tipo de galaxia

La astrofísica turca Burçin Mutlu-Pakdil comparte su nombre con un raro doble anillo de estrellas a más de 350 millones de años luz de distancia.miércoles, 5 de diciembre de 2018

 

Esta historia es parte de “Women of Impact”, un proyecto de National Geographic que se centra en las mujeres que rompen las barreras en sus campos, cambian sus comunidades e inspiran acciones.

Cuando era niña y crecía en Turquía, la astrofísica Burçin Mutlu-Pakdil solía disfrutar mirando las estrellas en el cielo nocturno. Poco sabía ella que, gracias a sus habilidades científicas, una galaxia situada a 359 millones de años luz de la Tierra algún día llevaría su nombre.

La pasión de toda la vida de Mutlu-Pakdil por la astrofísica nació cuando tuvo que preparar una tarea en una escuela intermedia sobre una persona interesante.

"Le pedí a mi hermana sugerencias sobre a quién elegir para mi trabajo y ella sugirió a Einstein, porque es el hombre más inteligente del mundo", dice Mutlu-Pakdil. Inmediatamente se dedicó a leer sobre física y se obsesionó con entender el cosmos. Pero se encontró con obstáculos cuando optó por hacer estudios de pregrado en física. Para empezar, tuvo que mudarse de su ciudad natal de Estambul a Ankara.

"Aunque mi familia apoyó mi decisión y me animó a seguir mi pasión, mis amigos y parientes dijeron que las niñas no deberían salir de casa para estudiar", dice Mutlu-Pakdil. Un profesor de la universidad también cuestionó su decisión de mudarse de ciudad para estudiar ciencias. Quizás no sea sorprendente, ella fue una de las pocas alumnas en su clase.

"Como mujer que estudiaba física, me sentía extraña y tuve que enseñarme a mí misma a no preocuparme por los comentarios y sólo a centrarme en mi pasión". Además, aunque ya no es el caso, a las mujeres en Turquía no se les permitía usar el hiyab mientras asistían a la universidad cuando ella estaba en la universidad.

“Usé sombreros y busqué maneras de cubrirme la cabeza, pero fue desconcertante. Ya estaba luchando contra los prejuicios de ser una mujer que estudiaba ciencia, y al obligarme a cambiar mi atuendo, me estaban obligando a ser alguien que no era", agrega.

Cuando llegó a los Estados Unidos para obtener su maestría en Texas Tech University y luego un doctorado en astrofísica en la Universidad de Minnesota-Twin Cities, tuvo que lidiar con un nuevo conjunto de diferencias culturales, pero encontró un ambiente más acogedor.

“Estaba en un país nuevo y muchas cosas eran diferentes. Pero como era yo y podía vestirme como me gustaba, me sentía más feliz, a pesar de que había otros problemas que resolver".

El sonido del éxito

Ahora que es investigadora asociada postdoctoral en el Observatorio Steward de la Universidad de Arizona, Mutlu-Pakdil analiza los datos recopilados de los telescopios para ayudar a desentrañar los misterios del universo, especialmente cómo se forman y cómo cambian las galaxias con el tiempo.

Hay alrededor de un billón de galaxias conocidas en el universo, la mayoría de las cuales son espirales como nuestra galaxia, la Vía Láctea. Si bien existen teorías sólidas sobre la evolución de los tipos más comunes de galaxias, las galaxias raras son de particular interés para los astrónomos que buscan comprender la evolución cósmica, dice Mutlu-Pakdil. 

“Aunque mi familia apoyó mi decisión y me animó a seguir mi pasión, mis amigos y parientes dijeron que las niñas no deberían salir de casa para estudiar”

Por: Burçin Mutlu-Pakdil
Astrofísica

Una de estas galaxias raras es el Objeto de Hoag, llamado así por Arthur Allen Hoag, quien la descubrió en 1950. El Objeto de Hoag fue el primer ejemplo conocido de un tipo de galaxia con un anillo brillante de estrellas azules jóvenes que rodeaban un cuerpo central simétrico formado por estrellas más antiguas, sin ninguna conexión visible entre ellas. Estos tipos de galaxias son extremadamente raras, ya que comprenden menos del 0,1 por ciento de todas las galaxias observadas.

Cuando Mutlu-Pakdil y su equipo tomaron nota de una pequeña galaxia llamada PGC 1000714, la confundieron con una galaxia de tipo Hoag y estaban muy entusiasmados con su descubrimiento. Pero cuando Mutlu-Pakdil estudió más a fondo la galaxia, se sorprendió al descubrir que la galaxia inusual tenía más secretos que revelar.

"Entre el anillo externo azul y el núcleo central rojo, encontramos un anillo interno de color rojo difuso que rodea el cuerpo central", dice ella. "Estábamos mirando una galaxia que nunca se había visto antes".

El cuerpo celeste llegó a ser conocido como la galaxia de Burçin y ahora está proporcionando a los astrónomos un misterio intrigante: ¿Cómo se formó un objeto tan extraño primero? Al igual que con las galaxias de tipo Hoag, el núcleo central rojo es más antiguo que el anillo exterior azul. Pero en la galaxia de Burçin, el anillo interior adicional es el más antiguo del lote, lo que indica que se formó primero.

Regla de la vida

Mientras que Mutlu-Pakdil y su equipo continúan estudiando el objeto intrigante, espera que su trabajo y su historia inspiren a otros inmigrantes y estudiantes, especialmente a aquellos de comunidades con poca representación.

"Cuando me invitan a las escuelas o cuando la gente se comunica conmigo a través de las redes sociales, siempre me esfuerzo por enfatizar que no debes bloquear tu curiosidad científica debido a presiones externas", dice. "Puede que el viaje no sea fácil, pero debes seguir tu pasión".

Un editor se acercó a Mutlu-Pakdil para escribir un libro sobre sus experiencias como astrofísica y en 2018 fue seleccionada como becaria de TED, una de las 20 creadoras de cambio invitada de todo el mundo.

"La plataforma me dio una voz y una presencia que nunca había imaginado para mí". Mientras preparaba su charla de TED, la presentó primero a sus amigos, quienes dijeron que era difícil de entender. “Tomó varios borradores. Trabajé por ensayo y error hasta que tuve un borrador que transmitía la información que quería compartir sin ser demasiado técnica", dice ella.

"Esa es la regla de la vida también, ¿no es así?", agrega. "Es posible que no obtenga el resultado que desea en el primer intento. Cada vez que fallas, te levantas y lo intentas de nuevo, y luego, eventualmente, llegas allí".

Esta nota ha sido actualizada para corregir la distancia a la galaxia de Burcin. 

 

Mira la charla TED de Burçin Mutlu-Pakdil 

En el margen inferior de la pantalla puedes elegir verlo con subtítulos en español.

Seguir leyendo