Espacio

SpaceX nombra a su primer turista privado con destino a la luna

La compañía anunció que ha concedido una reserva a un pasajero privado para un viaje alrededor de nuestro vecino lunar en 2023.Tuesday, September 18, 2018

Por Nadia Drake
Un cohete Falcon 9 de SpaceX despega desde el Centro Espacial Kennedy en febrero de 2018.
Nota del editor: Se ha actualizado este artículo con los detalles acerca del pasajero en el primer vuelo de SpaceX a la luna.

En las últimas semanas, Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX, ha aparecido repetidamente en los titulares en relación a demandas por difamación, al hacer que la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (US Securities and Exchange Commission) investigue a su compañía automotriz Tesla debido a un tuit y por fumar marihuana al aire. Ahora, el provocativo titán de la tecnología ha develado el emprendimiento más reciente que se relaciona con las aventuras de su compañía en cuanto a la fabricación de cohetes.

En una conferencia de prensa el lunes en la sede central de SpaceX en Hawthorne, California, Musk anunció que el multimillonario japonés Yusaku Maezawa ha comprado el primer boleto a la órbita lunar a bordo del cohete gigante de la compañía, conocido como BFR. El precio del boleto no fue revelado, pero Musk dice que cubriría un “porcentaje importante” de los 5 mil millones de dólares estimados que se necesitan para construir y desarrollar el cohete.

Maezawa es músico, diseñador de modas, emprendedor y coleccionista de arte, y cree que el arte tiene el poder de lograr la paz mundial. Es por eso que, en un giro inesperado, no irá a la luna solo: Maezawa planea invitar entre seis y ocho artistas para que lo acompañen en el viaje de una semana, que de manera tentativa SpaceX está programando para 2023.

“Quiero compartir estas experiencias y cosas con la mayor cantidad de personas posible. ¡Es por eso que opté por ir a la luna con artistas!”, expresó Maezawa. “Actualmente hay tantos artistas con nosotros que me gustaría que crearan obras de arte asombrosas para la humanidad, para los niños de la próxima generación. Y deseo fervientemente que esos artistas puedan ir al espacio, ver la luna de cerca y la Tierra a plena vista, y que creen obras que reflejen sus experiencias”.

Citó la composición para piano de Beethoven Sonata Claro de luna, la pintura de Van Gogh La noche estrellada y la canción de Los Beatles Mr. Moonlight como ejemplos de arte trascendente inspirado por la luna. A continuación, compartió una breve animación que describe el proyecto de arte, llamado Dear Moon (Querida Luna), presentada con Claro de Luna de Debussy.

Es un guiño bastante maravilloso a la novela de Carl Sagan Contacto, en la que el astrónomo Ellie Arroway, al experimentar por primera vez la belleza indescriptible del espacio profundo, susurra: “Deberían haber enviado a un poeta”.

Pero esperen un momento: ¿Qué es el BFR? ¿Y por qué partes de este plan suenan tan familiares? Ahora se lo contaremos.

Entonces... ¿qué es el BFR?

Al igual que tantos artículos en el inventario de Musk, este cohete se ha ganado un nombre algo sobrecargado. La compañía recurre al prosaico Big Falcon Rocket, basado en el nombre de los cohetes Falcon existentes en la flota de SpaceX, pero el significado exacto de la “F” ha sido algo variable desde hace un tiempo.

Como sea que uno lo llame, Musk originalmente concibió el BFR como el principal vehículo de transporte para los terrícolas con destino a Marte. Con un propulsor de primera etapa de aproximadamente 61 metros de altura, 10 metros de ancho y con docenas de motores Raptor debajo de él, el BFR sería indudablemente bastante grande. Podría colocar 150 toneladas en la órbita de la Tierra y empujar a sus naves espaciales compañeras (capaces de llevar a cien personas) hacia nuestro pequeño vecino rojo.

En otras palabras, debería ser más que capaz de alcanzar la luna, o limpiar basura espacial, o transportar gente de un lado del planeta al otro en aproximadamente 30 minutos, y según lo que expresa Musk, le gustaría hacer todo eso.

¿Acaso SpaceX ya no anunció un plan para viajar a la luna?

Lo hizo. En febrero de 2017, la compañía dijo que un par anónimo de viajeros espaciales había comprado boletos para la luna, en un vuelo que los haría rodear nuestro satélite natural y luego regresar a casa. Se suponía que ocurriría en 2018, tomaría alrededor de una semana y usaría el cohete Falcon Heavy de la compañía y la cápsula para tripulación Dragon. En ese momento, Falcon Heavy aún no había volado, aunque SpaceX ha hecho un lanzamiento de prueba exitoso desde entonces.

¡Increíble! ¿Está sucediendo ahora?

No. Musk anunció posteriormente que el viaje se había retrasado en espera de la producción del BFR, y dijo que hasta el momento, no hay planes para certificar el Falcon Heavy para vuelos espaciales tripulados. Mientras tanto, la cápsula para tripulación Dragon todavía se está probando, y la NASA está proyectando un vuelo de prueba con la primera tripulación comercial a principios de 2019.

Bien. Entonces, ¿en qué se diferencia este nuevo plan del anterior?

Bueno, cuando se anunció ese primer viaje, SpaceX mantuvo en secreto la identidad de los dos viajeros. Esta vez, reveló quién es el pasajero y por qué esa persona quiere visitar la luna. Aparte de eso, sigue tratándose de un vuelo alrededor de la luna usando un cohete que todavía no existe. Y en lugar de la cápsula Dragon, el pasajero privado viajará a bordo de la nave espacial Big Falcon que todavía está en desarrollo.

¿Cuándo podría suceder?

SpaceX está proyectando que el viaje ocurra en algún momento en 2023. Pero considerando el tiempo que tardan en diseñar, construir, probar y volar sus cohetes y cápsulas tripuladas, no vamos a asegurar que eso ocurra en el corto plazo. Y por ahora, Musk y Maezawa se niegan a decir qué artistas se estarían considerando para que acompañen al multimillonario en su viaje. El mundo tendrá que esperar más detalles cuando SpaceX esté listo para develarlos.