Estos son los efectos nocivos del consumo de alcohol en el cerebro

La ingesta de alcohol tiene consecuencias a corto y largo plazo. Frente al consumo problemático, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sugiere consultar con profesionales.

Por Redacción National Geographic
Publicado 15 nov 2022 12:03 GMT-3
Tarde por la noche en el distrito de bares "Golden Gai" de Shinjuku, Tokio.

Tarde por la noche en el distrito de bares "Golden Gai" de Shinjuku, Tokio.

Fotografía de David Guttenfelder

El alcohol está causalmente vinculado a más de 200 problemas de salud, que van desde enfermedades del hígado y cáncer, hasta problemas cardiovasculares y tuberculosis. Su consumo también es un factor que contribuye a problemas socioeconómicos como la violencia doméstica y el desempleo, según informa la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De acuerdo a esta entidad, la región de las Américas se ubica como la segunda más alta en consumo de alcohol, después de la región europea. “Cada diez segundos una persona muere por causas relacionadas con el alcohol” en este continente.

Su consumo va en contra de una vida saludable. Pero... ¿cómo afecta al cerebro en particular?

Riesgos inmediatos del consumo de alcohol para el cerebro:

Según la OPS, el consumo de bebidas alcohólicas puede causar dolores de cabeza y migrañas, tanto inmediatamente después de la ingestión como al día siguiente; sueño breve y de mala calidad, y deterioro cognitivo, incluida una reducción en la atención, el control de los impulsos, el juicio, la toma de decisiones y la concentración.

A su vez, agrega la OPS, puede provocar lagunas mentales y pérdida de la memoria de eventos que ocurrieron durante el episodio de intoxicación etílica; deficiencias psicomotoras que aumentan drásticamente el riesgo de lesiones cerebrales por accidentes, violencia y sobredosis; y ralentizar las partes que controlan las funciones básicas de soporte vital como la respiración, la frecuencia cardíaca y el control de la temperatura, incluso, la sobredosis puede provocar la muerte.

Riesgos a largo plazo del consumo de alcohol para el cerebro:

La ingesta excesiva y prolongada de alcohol también tiene efectos acumulativos: deterioro de las funciones ejecutivas como el razonamiento abstracto, la memoria funcional, la planificación, el control inhibitorio y la resolución de problemas; dependencia del alcohol; y demencia

Al mismo tiempo, puede aumentar el riesgo de depresión y pensamientos suicidas y generar cambios en los patrones de sueño, el estado de ánimo, la personalidad, menor capacidad de atención, problemas de coordinación y afecciones psiquiátricas como ansiedad y depresión. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también advierte que el consumo nocivo puede perjudicar a otras personas, por ejemplo a familiares, amigos, compañeros de trabajo y desconocidos.

Qué es posible hacer para proteger el cerebro de los efectos del alcohol

No existe un nivel de consumo de alcohol seguro. Los estudios muestran que incluso los niveles bajos de ingesta se asocian con un mayor riesgo de resultados adversos para la salud del cerebro.

Frente a esto, la OPS recomienda reflexionar sobre el consumo de alcohol, evitar la intoxicación y buscar ayuda en profesionales de la salud.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Ciencia
¿Qué sucede si se come fruta todos los días?
Ciencia
¿Qué le hace una mala alimentación a nuestro organismo?
Ciencia
5 alimentos para una mejor capacidad intelectual
Ciencia
¿Cómo se mantienen hidratados los astronautas? Orina y otros datos sobre alimentos espaciales
Ciencia
Paul McCartney: Entrevista exclusiva

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados