El misterio en torno al intento fallido del primer muestreo del rover Perseverance en Marte ¿Qué se sabe hasta ahora?

El rover Perseverance no es el primer robot que tiene problemas para excavar el planeta rojo. Pero la NASA quiere volver a intentarlo.

Publicado 12 de ago. de 2021 13:46 GMT-3
Los científicos están trabajando para explicar qué es lo que salió mal con el primer intento ...

Los científicos están trabajando para explicar qué es lo que salió mal con el primer intento de muestreo del rover Perseverance. El rover perforó un agujero en la superficie de Marte, que se muestra aquí, pero no recuperó un pequeño núcleo de roca como estaba planeado.

Fotografía de NASA/JPL-Caltech

Aunque la NASA ha disfrutado de una serie de éxitos en el planeta rojo, a veces Marte toma a los científicos por sorpresa. Los expertos de la agencia espacial aún desconocen la razón, pero el rover Perseverance quedó vacío durante su primer intento de recolección de una muestra de roca marciana la semana pasada. Ahora comienza la búsqueda para averiguar exactamente qué es lo que salió mal.  

El proceso de muestreo de varios pasos inicialmente parecía progresar sin problemas. El rover perforó el planeta rojo, cerró el tubo de muestra con un sellado hermético y depositó de manera segura el tubo en un módulo en el rover el 6 de agosto. "El sistema en sí funcionó perfectamente", afirma Jennifer Trosper, gerente de proyectos de la misión Perseverance.

Pero a medida que el equipo analizaba los datos, se dieron cuenta de que el tubo estaba vacío. Durante las pruebas realizadas en la Tierra, algunos de los núcleos eran más pequeños que otros, pero "siempre obtuvimos alguna muestra en el tubo", señala Trosper.

El intento fallido de muestreo se une a varias misiones pasadas que han tenido problemas para excavar en las rocas rojas de Marte como estaba planeado. "Esto es algo normal" cuando se trata de misiones a Marte, afirma Trosper. Una sonda de calor auto-martillante en el módulo de aterrizaje InSight de Marte, por ejemplo, solo logró hundirse 2,5 centímetros más o menos en la superficie antes de volver a salir.

Para investigar el último problema, el equipo científico está buscando rocas en la Tierra con propiedades similares a la roca marciana que intentaron perforar, para poder realizar más pruebas. También planean usar una cámara colocada al final del brazo del rover para observar de cerca el orificio de la muestra y obtener más información sobre lo que podría haber sucedido.

Trosper especula que las bolsas de aire en las rocas de muestra pueden haber hecho que se desmoronara y cayera del tubo, que fue diseñado para contener un cilindro sólido. O tal vez el dispositivo de extracción de muestras molió la muestra en pedazos. Pero por ahora, lo único que el equipo sabe con certeza es que la roca de Marte los ha vuelto a sorprender.

"Una vez más, Marte nos muestra que no es la Tierra", afirma Trosper.

El misterio del núcleo perdido

Si bien Marte es ahora un desierto helado, abundan los signos de agua pasada, desde sinuosos canales de arroyos hasta extensos deltas de ríos. Perseverance aterrizó en Marte en febrero de 2021 para buscar pistas sobre la vida antigua en un cráter de 45 kilómetros de ancho que probablemente alguna vez estuvo lleno de un lago de agua dulce.

Una parte clave de esta búsqueda es recolectar las primeras muestras prístinas de la superficie de Marte. Equipado con 43 tubos de muestra ultralimpios, el rover Perseverance debería recolectar docenas de muestras a través del suelo del cráter y hasta un antiguo delta de un río. El rover guardaría las muestras en un lugar aún indeterminado para que una misión futura pueda recogerlas y devolverlas a la Tierra.

El proceso de muestreo es una serie de eventos "coreografiados y coordinados" que requiere un total de 11 días, explica Vivian Sun del JPL de la NASA, quien codirige la primera campaña científica de la misión. Los científicos comienzan raspando un parche de la superficie, lo que elimina el polvo o los recubrimientos y les permite estudiar la composición de la roca subyacente.

La etapa final del primer intento de muestra de Perseverance comenzó la noche del 5 de agosto, después de que el equipo emitiera comandos para que comenzara el proceso automatizado. Se despertaron a la mañana siguiente a las 2 am PT para verificar el progreso de Perseverance y descubrieron que se había perforado con éxito en la superficie. Una imagen mostró exactamente lo que esperaban: un agujero rodeado por un anillo de arena conocido como relaves.  "Fue hermoso", afirma Trosper.

Alrededor de las 8:30 am, el equipo recibió imágenes de un tubo sellado con éxito dentro del rover. Pero luego miraron el resto de los datos.

Antes de sellar el tubo, un brazo dentro del rover lo empujó hacia arriba en un sensor para medir el volumen de material, sin revelar nada en el interior. Luego, el equipo descargó imágenes mirando hacia abajo en el tubo para confirmar que estaba vacío.

"Empezamos a rascarnos la cabeza", señala Trosper.

Investigando qué salió mal

Esta no es la primera vez que las rocas marcianas no han actuado como esperaban los científicos. El módulo de aterrizaje Phoenix de la NASA, que aterrizó en Marte en el año 2008, inicialmente luchó para recoger el regolito rojo oxidado del planeta en un dispositivo que calienta las rocas para olfatear sus componentes. El material era más "pegajoso" de lo esperado y las rocas no se caían fácilmente de la pala. Los científicos todavía debaten por qué, dice Trosper.

Otro problema involucró la sonda de calor auto-martillante, o el "topo", en el módulo de aterrizaje InSight de la NASA, que actualmente está estudiando el interior de Marte. Cada vez que el topo intentaba hundirse, volvía a salir. La NASA finalmente se rindió en enero de 2021 después de varios intentos de martilleo, citando una falta de fricción que impidió que la sonda penetrara más de 2,5 centímetros más o menos bajo tierra.

Durante los meses de preparación antes del lanzamiento de Perseverance, el equipo tomó más de cien muestras de práctica en la Tierra para tratar de garantizar que el proceso saliera según lo planeado. Pero al diseñar misiones a otros mundos como Marte, Trosper dice que los científicos a menudo hablan de las "incógnitas desconocidas", situaciones en las que sucede algo totalmente inesperado. Esta muestra que falta es solo eso.

Estos misterios también brindan la oportunidad de descubrir algo nuevo. "Una de las maravillas del trabajo que hacemos es dar a conocer algunas de esas incógnitas desconocidas", señala Trosper.

Por ahora, el rover parece gozar de buena salud y los científicos de la misión aún están seguros de que las pruebas que están realizando ayudarán a informar el próximo intento de muestreo, aunque la NASA aún no ha anunciado cuándo tendrá lugar el próximo intento.

"Miro a mi alrededor y veo muchísimos — cientos de años — de experiencia", dice Trosper, señalando que la mayor parte del equipo de Perseverance ha trabajado en tres o cinco misiones diferentes. "Nos encanta la resolución de problemas y creemos que vamos a resolver este".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados