¿Dónde y cuándo se puede ver la lluvia de meteoros de las Perseidas 2021?

Si estás lejos de la contaminación lumínica y bajo un cielo despejado, la noche oscura sin luz de luna te permitirá observar el fenómeno en su pico máximo.

Publicado 12 de ago. de 2021 13:07 GMT-3
Un meteoro de las Perseidas atraviesa los acantilados de arenisca en el sitio del Patrimonio Mundial ...

Un meteoro de las Perseidas atraviesa los acantilados de arenisca en el sitio del Patrimonio Mundial de Meteora en Grecia.

Fotografía de Babak Tafreshi, Nat Geo Image Collection

En agosto, la lluvia de meteoritos de las Perseidas, una de las más deslumbrante del año, llega a su pico máximo. En muchos lugares, se podrán ver cientos de estrellas fugaces en el cielo.

Si las condiciones de observación son buenas, puedes llegar a ver entre 30 y 100 meteoros ardiendo en lo alto por hora.

“Lo más importante a la hora de observar lluvias de meteoros, además de elegir el día y la hora correctos, es disponer del cielo más oscuro posible”, dice Edward Murphy, astrónomo de la Universidad de Virginia. “Hay dos cosas que pueden arruinar la observación: una es la contaminación lumínica y la otra, la luna".

Por lo general, el espectáculo celestial puede verse afectado por el brillo de las luces de las áreas urbanas, y también por la contaminación del aire, que puede crear una neblina que esconde los meteoros más débiles. Este año, además, los incendios forestales (y el humo y el smog resultantes) podrían afectar la observación en los Estados Unidos y Europa.

Pero, la luna, que en otros años ha sido uno de los principales obstáculos, este 2021 no lo sería: la luna creciente se ocultará varias horas antes de que comience la lluvia de las Perseidas. Por lo tanto, los observadores que se encuentren lejos de las luces de la ciudad y bajo cielos despejados dispondrán de las mejores condiciones para ver el espectáculo.

¿Cómo ver las Perseidas en su máximo esplendor?

Las lluvias de meteoros ocurren porque, periódicamente, la Tierra atraviesa campos de restos arrojados por cometas y asteroides. Moviéndose a una velocidad de más de 160.000 km por hora, al chocar con la atmósfera del planeta, esas partículas se queman, y dan origen a lo que coloquialmente se conoce como estrellas fugaces.

Las Perseidas se han podido ver todos los agostos en los últimos 2.000 años; se originan a partir de los escombros cósmicos del cometa Swift-Tuttle, una bola de polvo helado de 27 km de ancho que orbita el sol una vez cada 133 años. El rastro de escombros contiene fragmentos del tamaño de un guijarro que son un poco más grandes que las partículas de un rastro estándar de escombros cometarios, dice Murphy. Por esa razón, cuando se queman en lo alto, suelen producir meteoros más brillantes denominados bolas de fuego.

Esto explica que las Perseidas sean visibles desde cualquier lugar del hemisferio norte, incluso bajo los cielos nocturnos con más contaminación lumínica, así como desde partes del hemisferio sur, siempre que no se presenten nubes, humo y neblinas.

“A diferencia de muchas otras lluvias de meteoritos menores, esta es más visible incluso para las personas que viven en ciudades”, dice John Barentine, director de conservación de la International Dark-Sky Association (IDA). "Las Perseidas más brillantes pueden verse independientemente de la cantidad de contaminación lumínica que haya en un lugar".

Para ver este espectáculo celestial, debes quedarte despierto hasta tarde, lo que, por lo general, no significa un gran sacrifico en los cálidos meses de verano del hemisferio norte.

“Creo que ese es probablemente el error más grande que comete la gente cuando sale a ver una lluvia de meteoritos: salen apenas oscurece. Se adelantan unas horas", dice Murphy.

Este año, se especula que el pico máximo de las Perseidas, es decir, el momento en que la Tierra pasa por la parte más densa del rastro de escombros, ocurrirá durante el día, el 12 de agosto. Esto no resulta muy conveniente para detectar algo estelar que no sea el sol. Pero como todas las lluvias de meteoritos, las Perseidas tienden a revelarse en el Acto II, después de la medianoche local (o la 1 am en la mayor parte de los Estados Unidos debido al horario de verano), cuando el lado nocturno de la Tierra se encuentra frente al rastro de escombros.

Los meteoritos suelen ser aún más numerosos cerca de las 3 am., aunque es posible observar algunos a partir de las 10 pm., cuando la constelación de Perseo comienza a ascender en el noreste. Para tener una mejor vista, Murphy recomienda salir cerca de las 3 am del 12 de agosto, cuando pueden verse más meteoros.

Es conveniente que busques un lugar oscuro donde el cielo esté despejado, y dirigir la mirada hacia la constelación de Perseo en el noreste, dice Murphy. Para detectar al héroe de la mitología griega lo mejor es ubicar primero la constelación de Casiopea, una "W" o una "M" muy identificable, formada por cinco estrellas brillantes. Las dos estrellas del medio guían en dirección al “asesino de monstruos”. Los meteoritos que provengan de esa dirección son Perseidas; todo lo demás, no.

Estrellas fugaces y opacas

En general, según Murphy, las Perseidas pueden producir unos cien meteoros visibles por hora, un número que se calcula para todo el cielo y depende en gran medida de las condiciones de observación. Sin embargo, la mayoría de las personas no verán el espectáculo en las mejores condiciones de cielo, y pueden llegar a ver entre 30 y 50 bolas de fuego ardientes durante ese período de tiempo.

Y, ¿qué pasa con lugares como el centro de Manhattan?

“Supongamos que estás en Central Park en la ciudad de Nueva York”, dice Barentine. “Si tienes suerte, puedes llegar a ver de 10 a 20 por hora. Solo verás a los miembros más brillantes de las Perseidas, porque los débiles estarán todos por debajo del umbral del nivel del cielo".

En 2016, los científicos estimaron que casi el 40 por ciento de la población de EE. UU. vivía bajo cielos con mucha contaminación lumínica, con luces citadinas y resplandores que impiden una vista clara.

Los contaminantes ambientales también pueden obliterar el cielo nocturno. Barentine y sus colegas informaron que si se elimina la contaminación del aire urbano se reduciría el brillo del cielo nocturno hasta en un 40 por ciento, una hipótesis que pudieron probar cuando un frente frío barrió Austria en 2019 y eliminó gran parte de la neblina sobre Viena en un período de dos días. El cambio resultante en el brillo del cielo coincidió con sus modelos de forma significativa.

Barentine aún no ha estudiado cómo las nubes de humo resultantes de los incendios afectan el resplandor del cielo, pero anticipa que los efectos serán similares o peores que con la contaminación atmosférica promedio de las ciudades.

“Las pequeñas partículas de humo tienen propiedades ópticas un poco diferentes a los tipos de partículas que analizamos”, dice Barentine. “La mayoría de las veces, suelen ser más pequeños. Y cuanto más pequeñas se vuelven las partículas, más efectivas son para dispersar la luz al cruzarse con ella".

En otras palabras, las partículas más pequeñas reflejan la luz del suelo de forma más efectiva, y también opacan más las luces cósmicas.

Este año, los que esperamos ansiosos para ver las Perseidas, además de tener un cielo sin luna, tenemos otra buena noticia: es poco probable que las megaconstelaciones de satélites lanzadas por compañías como SpaceX y OneWeb arruinen nuestra experiencia visual. Los rastros brillantes de esos satélites suelen ser menos visibles cerca de la medianoche y las primeras horas de la mañana, aunque es posible que veas algunas de ellas cruzando el cielo discretamente.

Si te interesa observar las Perseidas, hay varios mapas en línea que pueden ayudarte a encontrar un cielo oscuro adecuado. El Light Pollution Map (mapa de contaminación lumínica) ofrece superposiciones del brillo celeste local en un mapa global. El Dark Site Finder muestra áreas de observación de alta calidad y de acceso público. Y el Dark Sky Map recopila información sobre buenos sitios de observación y la distribuye en una plataforma móvil. Además, el sitio web de IDA muestra reconocidos lugares internacionales donde el cielo tiene la oscuridad adecuada. 

Barentine advierte que, si decides ir a una de las referencias de estos mapas, debes tener cuidado de no ingresar por error en una propiedad privada.

“Ten en cuenta eso para evitar disgustos con el dueño de una casa”, dice. "Procura ir a terrenos públicos, terrenos del Servicio Forestal, servicio de parques, parques estatales: todos son buenos sitios, incluso si el cielo no se presenta completamente oscuro".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados