SpaceX lanza la primera misión tripulada con un cohete reutilizado

La compañía ha enviado a cuatro astronautas con destino a la Estación Espacial Internacional en su misión Crew 2. Se trata de las primeras personas que vuelan en un cohete que ya ha viajado al espacio.

Publicado 26 de abr. de 2021 11:37 GMT-3
NASA’s SpaceX Crew-2 mission launches

La misión Crew-2 de SpaceX se lanzó a las 5:49 am EDT para enviar a cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Fotografía de Michael Seeley

SpaceX acaba de lanzar con éxito a cuatro astronautas al espacio desde las costas de EE. UU, tras un día de demora por vientos fuertes. Es el tercer vuelo de la compañía en menos de un año.

Pero esta vez, los astronautas entraron en órbita en un propulsor Falcon 9 reutilizable, el mismo que envió la misión Crew-1 a la Estación Espacial Internacional, en noviembre del año pasado. También viajan a bordo de una nave espacial ya utilizada: la misma cápsula Dragon (denominanda “Endeavour”), que usaron los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley durante su vuelo de prueba Demo-2 en mayo del año pasado. En esa misión, Behnken y Hurley se convirtieron en los primeros humanos que partieron del Cabo Cañaveral desde el final de la era del transbordador espacial estadounidense.

“Es muy emocionante que las tres misiones se hayan realizado en ese vehículo”, comentó Steve Stich, encargado del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, antes del lanzamiento.

La columna de gases del cohete Falcon 9 de SpaceX en una exposición de 326 segundos cuando el vehículo asciende al espacio. El color azul es por la luz solar que ilumina la columna de la segunda etapa del cohete.

Fotografía de Michael Seeley, National Geographic

Ahora los astronautas de la Crew-2, todos viajeros espaciales expertos, realizaron un viaje de aproximadamente 24 horas a la estación, donde permanecerán durante seis meses. La tripulación de cuatro personas está formada por Shane Kimbrough y Megan McArthur de la NASA, el astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) Thomas Pesquet y Akihiko Hoshide de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA). En esta misión se planean llevar a cabo más de 200 experimentos científicos a bordo, muchos de ellos sobre la función de las células humanas.

A fines de la semana pasada, al llegar al Centro Espacial Kennedy, la tripulación pudo ver su cohete mientras el avión descendía.

"Es increíble mirar por la ventana y ver cómo se prepara la nave espacial en la que viajarás. Ahí es cuando caes en la cuenta de que en unos días estarás allí", dijo McArthur a los entrevistadores, luciendo unas brillantes botas plateadas.

"Testeado en vuelo"

Tanto la NASA como SpaceX sostienen que las naves espaciales reutilizables son fundamentales para que los viajes espaciales sean más asequibles. Esta idea no es novedosa; durante años, la agencia espacial ha reutilizado su pequeña flota de transbordadores espaciales, pero no fue hasta que Space X entró en escena que el concepto se implementó efectivamente.

En diciembre de 2015, la compañía logró que el propulsor Falcon 9 regresara a su plataforma de aterrizaje por primera vez. Desde entonces, ha conseguido un total de 80 de aterrizajes, tanto en tierra como en barcazas en el mar, aunque de vez en cuando, los aterrizajes pueden no ser exitosos.

De las dos docenas de propulsores reutilizados de la compañía, el más usado es el propulsor B1051, que hasta ahora ha regresado de nueve lanzamientos no tripulados. SpaceX afirma que las últimas versiones de sus propulsores Falcon 9, conocidos como Block 5, están diseñados para durar al menos 10 lanzamientos, y Benji Reed, director senior de programas de vuelos espaciales tripulados de SpaceX, sostiene que la compañía planea aumentar ese límite para las misiones no tripuladas.

El propulsor Falcon 9 de SpaceX que lanzó la misión Crew-1 en noviembre de 2020 llega al puerto tras aterrizar en una barcaza en el mar. Este propulsor se ha reutilizado para la misión Crew-2, y es la primera vez que se usa el mismo propulsor de cohetes para múltiples lanzamientos tripulados.

Fotografía de Michael Seeley

Esa ecuación cambia cuando hay humanos involucrados. 

“En los vuelos espaciales tripulados, hay que ser muy cuidadoso”, sostuvo Norm Knight, subdirector de operaciones de vuelo de la NASA, en una rueda de prensa previa al vuelo.

Las cápsulas Dragon de SpaceX tripuladas están diseñadas para utilizarse al menos 5 veces, haciendo algunas reparaciones entre vuelo y vuelo. Pero antes de certificar el cohete y la nave espacial para la misión Crew-2, los ingenieros examinaron todos los aspectos del sistema para descartar cualquier defecto que pudiera tener. Según Stich, los equipos en las instalaciones de SpaceX en Texas habían informado que la compañía había llenado los propulsores Falcon 9 con oxígeno líquido adicional, el equivalente de 1130 a 1360 kilos de combustible. Pero como ese es un porcentaje mínimo del peso total del lanzamiento, la NASA y SpaceX decidieron que no representaba una amenaza para los astronautas.

"Nos preguntamos todo el tiempo, ¿llevaríamos a nuestras familias en estos vehículos? Ahora, por ejemplo, sé que está viajando una mamá que tiene un hijo pequeño. Prestamos mucha atención a estas cuestiones”, cuenta Reed.

La Crew Dragon Endeavour de SpaceX se eleva sobre el buque SpaceX GO Navigator poco después de ingresar en el Golfo de México con los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley, el domingo 2 de agosto de 2020. La nave espacial Endeavour regreso al espacio el 23 de abril, esta vez con los cuatro astronautas de la misión Crew-2.

Fotografía de Bill Ingalls/NASA

El propulsor de la Crew-2, al que los equipos consideran como "testeado en vuelo", hizo su primer viaje al espacio en noviembre, y su revestimiento lleno de hollín expone las marcas de ese vuelo anterior. Los astronautas de Crew-2 ahora pueden conmemorar esa expedición. 

"Tuvimos la suerte de dibujar nuestras iniciales en el hollín”, dijo Pesquet. "No sé si va a durar, pero fue genial".

La vida en la estación

Cuando la Crew-2 se ponga en órbita, se realizarán experimentos científicos además del mantenimiento de la estación espacial, y durante los primeros días, los viajeros se sentirán un poco abarrotados. Los cuatro astronautas de la misión Crew-1 todavía están a bordo, al igual que tres astronautas que llegaron el 12 de abril en una cápsula rusa Soyuz.

Para que los 11 individuos estuvieran cómodos, los encargados de la misión aumentaron la capacidad de los sistemas de soporte vital de la estación, como los que eliminan el dióxido de carbono del aire, y se están instalando espacios provisorios para dormir. Después del 28 de abril, habrá más espacio cuando la Crew-1 despegue.

Con un propulsor de primera etapa cubierto de hollín y una cápsula Crew Dragon reutilizada, el cohete Falcon 9 de SpaceX está listo para el lanzamiento de Crew-2 en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy de la NASA.

Fotografía de Michael Seeley

McArthur, quien piloteó la nave espacial en la que estuvo su esposo, Bob Behnken, durante el vuelo Demo-2 el año pasado, dijo que Behnken le enseñó algunas cosas sobre la cápsula Dragon, y sobre cómo es la vida en la estación durante un tiempo tan prologado, sobre todo, en lo que se refiere a las cuestiones alimenticias.

“Me dijo: mira, la variedad es clave: lleva salsas picantes y diferentes sabores y cosas que puedas compartir con tus compañeros de tripulación”, contó. Pesquet y Hoshide llevaron productos especiales para que la tripulación pudiera disfrutar de comidas francesas y japonesas, aunque Hoshide lamentó que no hubiera sushi. 

“Creo que algunos quesos franceses son ilegales en la ISS”, bromeó Pesquet. "Me presionaron para que trajera algunas delicatesen; mis compañeros de tripulación deben haber pensado, bueno, estamos volando con un francés, será mejor que llegue con algo bueno".

La Crew-2 durante una sesión de entrenamiento en las instalaciones de SpaceX en Hawthorne, California. De izquierda a derecha, el especialista en misiones Thomas Pesquet de la Agencia Espacial Europea (ESA); La piloto Megan McArthur de la NASA; el comandante Shane Kimbrough de la NASA y el especialista en misiones Akihiko Hoshide de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón.

Fotografía de SpaceX

Entre comida y comida, los astronautas de Crew-2 trabajarán en más de 200 experimentos, una lista de tareas científicas que ahora pueden llevarse a cabo dado el aumento del número de astronautas en órbita. 

"No queríamos que el tiempo de la tripulación continuara siendo nuestro factor limitante", dijo a los periodistas David Brady, científico asociado del programa de la ISS. Ahora, el número de experimentos está más supeditado a la cantidad de masa y volumen que se puede lanzar a la estación. 

Entre los experimentos se encuentran una prueba de materiales de embalaje comestibles para reducir los desechos, una actualización de los paneles solares de la estación, un análisis sobre cómo responden las plantas de algodón a la disponibilidad limitada de agua y sondas de biología humana. La microgravedad de la estación espacial proporciona un entorno ideal para estudiar cómo crecen, se comunican y se adaptan las células humanas.

“No entendemos bien por qué, pero con la microgravedad, la comunicación intercelular funciona de manera diferente a como lo hace en un matraz de cultivo celular bidimensional aquí en la Tierra”, comentó Liz Warren, directora senior de programas en el ISS U.S. National Laboratory. “Las células se combinan o se fusionan de manera diferente en la microgravedad. Lo hacen de una forma más tridimensional, como cuando están dentro del cuerpo".

Los investigadores están estudiando los tejidos pulmonares, los implantes de retina, el músculo esquelético, los cálculos renales y el sistema inmunológico, que ha sido una prioridad de investigación internacional desde el inicio de la pandemia del coronavirus. 

También se han programado una serie de experimentos de observación de la Tierra, como la documentación fotográfica continua de nuestro mundo. Hasta ahora, los astronautas han tomado más de 1,5 millones de fotos de la Tierra desde el espacio, y ahora los nuevos habitantes de la estación espacial sumarán sus propias imágenes.

"Tenemos muchas investigaciones pensadas para poner en marcha a bordo de la nave espacial", comentó antes del lanzamiento Kirt Costello, científico jefe de la ISS. "Y por supuesto, una tripulación en el mejor rincón de la casa".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados