Aún se desconocen los orígenes del coronavirus. ¿Cuáles son las 4 hipótesis centrales?

Los expertos dicen que comprender cómo el virus se transmitió por primera vez de los animales a los seres humanos es esencial para prevenir futuras pandemias.

Publicado 6 de abril de 2021 13:08 GMT-3
covid

Por lo general, se necesitan años para rastrear un virus como el SARS-CoV-2 hasta sus raíces. Sin embargo, un informe reciente ha establecido una hoja de ruta para llegar al fondo de cómo el coronavirus saltó por primera vez de los animales a los seres humanos.

Fotografía de Illustration by NIAID

Continúa la búsqueda de los orígenes del virus que causa la COVID-19 y el camino que siguió para pasar de los animales a los seres humanos, causando estragos en todo el mundo, infectando a más de 129 millones de personas y matando a más de 2,8 millones.

A principios de esta semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe de un equipo de investigadores internacionales que viajaron a China para indagar sobre cuatro posibles escenarios en los que el virus SARS-CoV-2 podría haber causado el brote inicial. En los días posteriores, sin embargo, los gobiernos del mundo han expresado su preocupación porque los investigadores no tenían acceso a datos completos, mientras que los científicos dicen que el informe ha arrojado poca luz sobre cómo se inició el virus.

Eso no es sorprendente dado que, por lo general, se necesitan años para rastrear un virus hasta sus raíces, si es que es posible, dice Angela Rasmussen , viróloga del Centro de Ciencias y Seguridad de la Salud Global del Centro Médico de la Universidad de Georgetown. Pero en este caso, dice, "creo que tenemos suficiente evidencia para decir que algunos son más probables que otros".

En el informe, el equipo descubrió que lo más probable es que el virus saltara de un animal a otro antes de llegar a los humanos. También analizaron la evidencia que respalda las teorías de que el virus pasó a los seres humanos directamente de un animal huésped original, o que viajó a través de la cadena de suministro de alimentos congelados y refrigerados. Además, el equipo abordó la posibilidad de que el virus se filtrara accidentalmente de un laboratorio en Wuhan, un escenario que determinó que es "extremadamente improbable".

A continuación, resaltamos las explicaciones y pruebas que presenta el informe para cada una de las cuatro teorías sobre el origen del SARS-CoV-2 y lo que los expertos consideran sobre cada una de ellas.

1. Transmisión directa de animales a humanos

EVALUACIÓN DE LA OMS: de posible a probable

La primera historia del origen del SARS-CoV-2 es simple: sugiere que el virus comenzó en un animal, probablemente un murciélago, que entró en contacto con un ser humano. Y boom, infectado. En ese momento, el virus comenzó a propagarse inmediatamente a otros seres humanos.

El informe de la OMS cita una fuerte evidencia que muestra que la mayoría de los coronavirus que infectan a los seres humanos provienen de animales, incluido el virus que causó la epidemia de SARS en el año 2003. Se cree que se trata de los murciélagos, ya que albergan un virus que genéticamente está relacionado con el SARS-CoV-2.

El informe reconoce la posibilidad de que el virus se transmita a los seres humanos a partir de pangolines o visones. Pero David Robertson, director de genómica viral y bioinformática de la Universidad de Glasgow, dice que el equipo de la OMS muestreó muchas especies animales más allá de los murciélagos para realizar el informe. Los análisis apuntan a los murciélagos como la especie reservorio.

"Entonces, de lo que tienes que preocuparte es de cómo pasó de los murciélagos a los humanos" dice Robertson. "¿Alguien entró en un área, se infectó y luego tomó un tren a Wuhan?"

Es posible la transmisión directa entre los murciélagos y los seres humanos: Los estudios han demostrado que las personas que viven cerca de las cuevas de murciélagos en la provincia de Yunnan, en el sur de China tienen anticuerpos contra los coronavirus de murciélago. Pero la mayoría de los seres humanos generalmente no pasan mucho tiempo cerca de los murciélagos, a menos que sean científicos de murciélagos (quienes generalmente usan equipo de protección). Entonces, no está claro por qué, si el virus saltó de los murciélagos directamente a los seres humanos, el primer brote habría ocurrido en Wuhan, a mil seiscientos kilómetros de distancia de las cuevas de murciélagos de Yunnan.

Además, el informe señala que se necesitarían décadas para que incluso el coronavirus de murciélago estrechamente relacionado evolucione al SARS-CoV-2. Dado que los científicos no han encontrado un virus de murciélago que proporcione el eslabón perdido, el equipo de la OMS evaluó esta teoría como "posible o probable".

2. Transmisión de animales a seres humanos a través de un huésped intermedio

EVALUACIÓN DE LA OMS: de probable a muy probable

En ausencia de una prueba irrefutable que demuestre que los murciélagos transmitieron el virus directamente a los humanos, los científicos creen que la teoría más probable es que el virus haya viajado primero a través de otro animal, como un visón o un pangolín. A diferencia de los murciélagos, estos animales tienen contacto regular con los seres humanos, especialmente si se crían en una granja o si se trafican en el comercio ilegal de vida silvestre.

Si el virus saltó primero a otro animal, eso también podría explicar cómo se adaptó para ser dañino para los seres humanos, aunque Robertson dice que el virus probablemente no habría tenido que cambiar mucho. Los análisis genómicos sugieren que el SARS-CoV-2 es un virus generalista en lugar de ser uno específicamente adaptado a los humanos, lo que explica por qué puede saltar fácilmente entre pangolines, visones, felinos y otras especies.

El informe de la OMS señala que este es el camino que han tomado los coronavirus anteriores para infectar a los seres humanos. Se cree que el virus del SARS, por ejemplo, pasó de los murciélagos a las civetas de las palmeras antes de causar una epidemia humana en el año 2002. Mientras tanto, el virus que causa MERS se ha encontrado en dromedarios en todo el Medio Oriente.

Daniel Lucey, profesor adjunto de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown, dice que las similitudes entre el SARS-CoV-2 y sus parientes SARS y MERS es un argumento convincente de que podría haber comenzado de la misma manera.

“Ahora tenemos tres coronavirus que causan neumonía y enfermedades sistémicas y muerte”, dice. "El pasado es prólogo".

Pero, si la teoría es cierta, no está claro cuál podría haber sido ese animal intermediario para el SARS-CoV-2. El equipo de la OMS analizó muestras de miles de animales de granja en China, todos los cuales dieron negativo al virus. Lucey argumenta que el equipo de la OMS no evaluó adecuadamente a los visones (uno de los posibles intermediarios) criados en granjas de China, pero Rasmussen asegura que el mismo informe reconoce un enfoque superficial en este aspecto.

“Esa es una fracción de los animales que se crían, capturan o transportan con este fin en China”, dice. "Creo que no hemos hecho ni un muestreo suficiente".

3. Introducción a través de alimentos refrigerados o congelados

EVALUACIÓN DE LA OMS: posible

Otra teoría sostiene que el virus puede haber llegado a los humanos a través de lo que se conoce como cadena de frío: la línea de suministro para distribuir alimentos congelados y refrigerados. En este escenario, el virus podría haberse originado fuera de China, pero se importó en la superficie de los envases de alimentos o en los alimentos en sí.

Esta  teoría cobró fuerza el verano pasado después de un par de brotes en China y desde entonces alguna evidencia sugiere que los patógenos pueden sobrevivir más tiempo en temperaturas frías.

Aún así, aunque la cadena de frío podría haber jugado un papel en los nuevos brotes, los científicos dicen que hay pocas razones para creer que fue la fuente de la pandemia. No hay evidencia directa de que el SARS-CoV-2 sea responsable de los brotes transmitidos por los alimentos, mientras que Rasmussen señala que la COVID-19 rara vez se esparce por las superficies, lo cual fue una buena noticia para aquellos cansados de limpiar sus comestibles.

“No es imposible”, dice ella. “No se puede descartar. Pero no creo que la base de pruebas sea particularmente sólida para eso".

Rasmussen cree que una forma más plausible de que el virus se propague a través de la cadena alimentaria sería a través de la vida silvestre que se cultiva para el consumo humano. Pero eso entra en el ámbito de la teoría de un anfitrión intermedio, señala.

Algunos críticos afirman que esta teoría es una pista falsa para impulsar las sospechas de China y otros países. Lucey considera que esta vía es la menos probable de las cuatro que identificó el equipo en su conjunto, argumentando que es inverosímil que el virus se hubiera mantenido viable en el empaque durante el tiempo que se tardó en importar de Europa o de cualquier otro lugar. También se pregunta por qué estas infecciones habrían aparecido en Wuhan y no en otro lugar.

"Para mí, es más que inverosímil", estipula.

4. Fuga de laboratorio

EVALUACIÓN DE LA OMS: extremadamente improbable

La hipótesis más controvertida sobre el origen del SARS-CoV-2 es también la que la mayoría de los científicos están de acuerdo en que es la menos probable: que el virus de alguna manera se haya filtrado fuera de un laboratorio en Wuhan donde los investigadores estudian los coronavirus de murciélagos. Promulgada originalmente por el ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump y su administración, esta teoría sugiere que tal vez un investigador se infectó en el laboratorio, accidentalmente o de otra manera, o manipuló una cepa de coronavirus para crear el SARS-CoV-2.

Aunque ha habido fugas de laboratorio en el pasado, el informe de la OMS señala que son raras. La principal evidencia que cita para respaldar esta teoría es el hecho de que los investigadores del Instituto de Virología de Wuhan han secuenciado la cepa de coronavirus de murciélago, llamada CoV RaTG13, que es un 96,2 por ciento similar al SARS-CoV-2, y su pariente más cercano conocido, como parte de su esfuerzo por evitar que los virus zoonóticos se propaguen a los humanos. Un laboratorio dirigido por el Centro de Wuhan para el Control y la Prevención de Enfermedades también ha trabajado con coronavirus de murciélago.

Pero esa es casi la única evidencia que respalda esta hipótesis. El informe de la OMS dice que no hay registro de que ningún laboratorio de Wuhan estuviera trabajando con un virus más estrechamente relacionado con el SARS-CoV-2 antes de que se diagnosticaran los primeros casos de COVID-19 en diciembre de 2019, ni ningún personal de laboratorio informó ningún tipo de síntomas de COVID-19 que sugieran que hubieran sido infectados. Pero los científicos señalan que la evidencia tanto a favor como en contra de la hipótesis de la fuga de laboratorio es escasa.

Lucey cree que la teoría de la fuga de laboratorio es plausible, aunque menos probable que la transmisión zoonótica, dada la falta de evidencia. Señala que no hubo una investigación forense de los laboratorios en Wuhan y se pregunta por qué la OMS autorizó al equipo a investigar el laboratorio en absoluto sin el mandato de realizar dicha investigación o sin que los miembros del equipo tengan la experiencia en la materia para llevarla a cabo.

"Realmente no hay forma de probar o de refutar la teoría de las fugas de laboratorio en base a lo que se ha presentado en este informe", coincide Rasmussen, señalando que para dejar el asunto en reposo, sería necesario realizar una auditoría forense de los registros de laboratorio para buscar el virus ancestral del SARS-COV-2. "Pero mi opinión es que la teoría de las fugas de laboratorio, aunque no es imposible, es menos probable que sea la explicación".

Rasmussen explica que no hay evidencia de que el SARS-CoV-2 sea el resultado de la manipulación genética, ni es probable que haya sido creado por accidente. Es increíblemente difícil cultivar un virus que sea lo suficientemente fuerte como para causar infecciones humanas a partir de una muestra de murciélago, dice ella. Mientras tanto, virus similares ocurren comúnmente en la naturaleza, lo que lo convierte en la fuente mucho más probable.

Robertson dice que los partidarios de la teoría de las fugas de laboratorio argumentan que el SARS-CoV-2 ha viajado demasiado rápido y eficientemente a través de la población humana para ser de origen natural. Pero si el virus es generalista, como muestran los estudios genómicos, dice que no es sorprendente que sea tan eficaz para infectar a los humanos.

"Creo que la evidencia es bastante buena de que no tuvo que cambiar mucho para tener éxito en los humanos", dice.

Plan de investigación

Aunque el informe de la OMS puede no haber arrojado mucha luz sobre los orígenes del SARS-CoV-2, Robertson dice que esto es solo el comienzo de lo que a veces puede ser un proceso largo. Pero dice que ahora es imperativo de salud pública lanzar estudios de seguimiento más rigurosos.

“Hay un virus en algún lugar que se acerca mucho al SARS-CoV-2”, dice. "Esa parece ser la parte aterradora".

Rasmussen dice que el informe de la OMS establece una hoja de ruta para realizar más estudios para descubrir los orígenes del virus. Recomienda una mejor vigilancia de los animales en cautiverio y de granja para determinar posibles reservorios o huéspedes intermediarios, así como un mayor muestreo entre los murciélagos, tanto en China como más allá, ya que también hay evidencia de coronavirus relacionados que circulan en regiones como el Sudeste Asiático. El informe también recomienda estudios epidemiológicos en profundidad de los primeros casos de COVID-19.

Comprender cómo comenzó un brote ayuda a los científicos y a los gobiernos determinar cómo fortalecer las protecciones, ya sea una vigilancia más rigurosa de las infecciones en los animales y la cadena alimentaria, o protocolos de bioseguridad más estrictos en los laboratorios.

“Existe la percepción popular de que necesitamos algún tipo de justicia o explicación y que alguien debe responder por esta pandemia”, dice Rasmussen. "Pero la verdadera razón por la que necesitamos averiguar el origen es que pueda informar nuestros esfuerzos para evitar que suceda otra pandemia como esta".

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados