Dragón barbudo: del poder de su "barba" a los secretos de su reproducción

Ficha informativa de esta especie de reptil.

Por Photo Ark
Un dragón barbudo oriental (Pogona barbata) en el Wild Life Sydney Zoo de Australia. Hay ocho ...

Un dragón barbudo oriental (Pogona barbata) en el Wild Life Sydney Zoo de Australia. Hay ocho especies de dragones barbudos, llamados así por las espinas que tienen en la barbilla y el cuello.

Fotografía de Joël Sartore NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK

Nombre común: Dragón barbudo

Nombre científico: Pogona barbata

Tipo: Reptiles

Dieta: Omnívora

Promedio de vida: 4 a 10 años

Tamaño: 45 a 55 cm

Peso: 283 a 510 gramos

Características del dragón barbudo

El dragón barbudo le hace honor a su nombre: como todo dragón, posee escamas de reptil espinosas, que incluyen una “barba” de pinches debajo de la barbilla, que se hincha según el estado de ánimo del animal. Hoy en día, se reconocen oficialmente ocho especies de dragones barbudos, y a todos ellos se los conoce con el mismo apodo.

Este animal se encuentra entre los reptiles más populares, y suele ser tranquilo, curioso y activo durante el día. El dragón barbudo central (Pogona vitticeps) es la especie más común como mascota.

Hábitat

En la naturaleza, el dragón barbudo se encuentra por casi todo el territorio de Australia. En general, prefiere las áreas cálidas y áridas: desiertos, bosques subtropicales, sabanas y matorrales. En la década de 1960, Australia prohibió la exportación de dragones barbudos salvajes; sin embargo, durante décadas, se han criado en Estados Unidos para el comercio de mascotas, y presentan una variedad de colores que no son comunes entre los animales que viven en estado salvaje.

Para el dragón barbudo, es fundamental disponer de un hábitat cálido. Tienen sangre fría y necesitan fuentes de calor externas para aumentar su temperatura corporal, que varía según la temperatura del entorno. Se ubican bajo el sol para calentarse y pueden hacer pozos en la tierra y esconderse para protegerse del calor extremo y los depredadores.

Suelen andar por los árboles, y encontrarse en los postes de cercas.

Dieta

El dragón barbudo no es quisquilloso a la hora de alimentarse. Con su fuerte mandíbula, puede agarrar y aplastar insectos de caparazón duro como los escarabajos. Al ser omnívoro, también elige hojas, flores, frutas y, en ocasiones, pequeños lagartos o roedores.

Comportamiento

El dragón barbudo adulto es famoso por ser territorial: puede volverse muy agresivo para defender su territorio de otros machos, luchar por comida o competir por una hembra. Algunos machos también pueden atacar a las hembras si no muestran un comportamiento sumiso.

La barba, que poseen tanto los machos como las hembras, es una forma importante de comunicación. Cuando se siente amenazado, el dragón barbudo abre la boca, levanta la barbilla e infla la barba para parecer más grande. Esta conducta también puede ir acompañada de un silbido.

El dragón barbudo también se comunica al cambiar el color de la barba y mover la cabeza. Un movimiento rápido de esta última puede indicar autoridad, mientras que un movimiento lento es una señal de sumisión.

Con el cambio de estaciones, algunos dragones barbudos pueden realizar la brumación, un tipo de hibernación, en la que dejan de comer y solo beben agua de forma esporádica. Esta fase suele ocurrir en el otoño o invierno a medida que cambia la luz y bajan las temperaturas.

El cortejo y la cría

Para llamar la atención de una hembra, el dragón barbudo macho realiza un vistoso ritual de cortejo: golpea el suelo con las patas, agita sus brazos y balancea la cabeza. El macho persigue a la hembra y le muerde la nuca al aparearse.

Se cree que el dragón barbudo hembra tiene la capacidad inusual de almacenar esperma, lo que permite a algunos poner dos conjuntos separados de 11 a 30 huevos en un solo apareamiento.

El sexo de los embriones del dragón barbudo puede cambiar con la temperatura de incubación. Si la temperatura es muy alta mientras se desarrollan embriones con cromosomas masculinos, entonces, serán hembras. Las temperaturas más cálidas durante el desarrollo dificultan el aprendizaje de esta especie de reptil.

 

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Todos los datos sobre la Boa Constrictora
Animales
Ajolote: un misterioso animal vinculado al dios azteca del fuego y el rayo
Animales
Ficha informativa de la Rana Toro
Animales
Gavial
Animales
Todas las rarezas del Sapo de Surinam

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados