4 datos sobre el panda gigante que no sabías

Un símbolo recurrente de las campañas ambientales, el panda gigante es más notable de lo que piensas. Conoce más sobre este animal.

Los pandas gigantes comen bambú en la base Geng Da Giant Panda (China) que forma parte de Wolong Centro de Investigación del Panda Gigante.

Fotografía de Ami Vitale
Por Redacción National Geographic
Publicado 30 ene 2023, 12:42 GMT-3

Originarios del centro de China, los pandas gigantes llaman la atención por su apariencia y vulnerabilidad, y representan símbolos de conservación ambiental, según el Instituto Biológico Nacional de Zoológico y Conservación del Smithsonian (Estados Unidos), uno de los líderes mundiales en la preservación de este animal.

El panda gigante está rodeado de curiosidades, que van mucho más allá de su característico pelaje blanco y negro, o de su carismática personalidad. 

El panda gigante ya no está en peligro

En 2016, el panda gigante, símbolo de las campañas ambientales en todo el mundo, fue eliminado de la lista de animales en peligro de extinciónSegún un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la especie ya no está catalogada como “amenazada” y se ha vuelto “vulnerable”.

El cambio de categoría refleja el aumento real de la población de pandas en estado salvaje. Actualmente, según la UICN, se estima que hay 1864 animales viviendo en los bosques de China, 2060 si se consideran los pandas bebés. Hay también aproximadamente 600 pandas que viven en cautiverio alrededor del mundo.

(También podría interesarte: Pandas rojos: su amor por los árboles de altura y otras curiosidades sobre este animal)

Los pandas gigantes se comunican por el olor

De acuerdo a la información del Instituto Smithsonian, los pandas gigantes son animales solitarios y tranquilos. Pero pueden vocalizar durante las interacciones sociales, emitiendo sonidos con la garganta, balidos, sonidos de masticación e incluso ladridos. Estas vocalizaciones ocurren ocasionalmente cuando juegan y durante el apareamiento, cuando los sonidos que emiten expresan en detalle todos los tonos del estado de ánimo para ese momento, desde el amor hasta la ira.

Sin embargo, la mayor parte de su comunicación se logra marcando olores en su hábitat y territorio. Los pandas gigantes dejan su olor donde quiera que van frotando las secreciones de sus glándulas anales en troncos de árboles, rocas o el suelo. La etiqueta alerta a otros pandas cercanos de la presencia del animal.

Un panda gigante se sube a un árbol en el Centro de Investigación y Conservación de Wolong China.

Fotografía de Ami Vitale

Bebé panda gigante: el mamífero recién nacido más pequeño

Un panda gigante recién nacido pesa entre 90 y 150 gramos y nace rosado, sin pelo, ciego y sin dientes. Según el Smithsonian, la cría es unas 900 veces más pequeña que un adulto, que puede pesar entre 70 y 125 libras.

Por lo tanto, el panda gigante bebé es considerado uno de los mamíferos recién nacidos más pequeños en proporción al tamaño de la madre. Solo es superado por los marsupiales, como el canguro o la zarigüeya, especies cuyas crías acaban de desarrollarse en el marsupio (bolsa de la piel) de la madre y, por tanto, nacen muy pequeñas.

Los pandas gigantes alguna vez fueron obsequios diplomáticos

Según un informe de 2022 del Servicio de Investigación del Congreso de los Estados Unidos, China tiene una larga tradición en ofrecer pandas como regalo a países extranjeros. Tal como detalla el documento, los expertos estiman que esta práctica comenzó en el siglo VII, cuando la emperatriz Wu Zetian envió dos pandas a Japón.

Entre las décadas de 1950 y 1980, los pandas gigantes fueron utilizados por la República Popular China como gesto de reconocimiento y amistad con otras naciones. El nombre de la práctica se conoció como "diplomacia del panda".

Después de que los pandas se convirtieran en animales en peligro de extinción, la presión de los ambientalistas hizo que China revisara el gesto. Hoy, los animales son prestados con fines de conservación por el país asiático por un período de 10 años, a un costo de 1 millón de dólares anual, por animal.

Pero todos siguen como propiedad de China. A partir de febrero de 2021, según el informe, hay pandas prestados (o arrendados) a 22 zoológicos en 18 países.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados