Pez sierra

Monday, April 13, 2020,
Por Redacción National Geographic
El pez sierra común alguna vez nadó en aguas cálidas en todo el mundo. Entre sus ...

El pez sierra común alguna vez nadó en aguas cálidas en todo el mundo. Entre sus mayores amenazas se encuentran la pesca excesiva y el enredo en el equipamiento de pesca destinado a pescar otras especies.

Fotografía de JOEL SARTORE, NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK

NOMBRE COMÚN: Pez sierra común

NOMBRE CIENTÍFICO: Pristis pristis

TIPO: Pez

ALIMENTACIÓN: Carnívoro

VIDA PROMEDIO EN SU HÁBITAT NATURAL: Hasta 35 años

TAMAÑO: De 3 a 6,4 metros

¿Qué es el pez sierra común?

El pez sierra común es una de las cinco especies de pez sierra—poseen hocicos en forma de sierras denominadas rostras. Esta especie alguna vez nadó en aguas cálidas en todo el mundo, mostrándose a muchas culturas. Principalmente debido a la pesca, esta especie está hoy en peligro crítico de extinción.

Alimentación y caza

Este pez parecido a un tiburón es un depredador. Cuando crecen, se alimentan de crustáceos, como los camarones, y de peces. Los peces sierra utilizan sus rostras para activar un “sexto sentido” que detecta campos eléctricos. Miles de órganos pequeños y porosos en sus hocicos les permiten “olfatear” la presencia de presas ya que todos los organismos vivientes están rodeados de campos eléctricos invisibles. A esto se lo denomina “toque distante.” Como no se amparan en la vista para cazar, lo hacen de noche.

El pez sierra común mata a su presa por desmembramiento: mueve su rostra de adelante hacia atrás como si fuese una sierra verdadera. También usa este arma cuando se encuentra con los pocos depredadores que tiene, como los tiburones o los cocodrilos de agua salada.

“El hocico de un pez sierra común tiene entre 14 y 25 dientes.”

Australian Geographic

Reproducción y crecimiento

El pez sierra común adulto puede medir hasta 6 metros de largo. A los 10 años, llegan a la edad adulta y viven, aproximadamente, 35 años. Dado su lento crecimiento y su baja tasa de reproducción— cada camada produce entre siete y nueve crías— el crecimiento de su población es bajo. Las crías nacen cubiertas de un tejido suave para no lastimar a la madre y el apareamiento ocurre en verano.

Hábitat y rango

El pez sierra común puede tolerar un rango de salinidades o niveles de sal. Debido a esta versatilidad, se han encontrado históricamente en aguas tropicales y subtropicales en todo el mundo— en cualquier lugar en el que las aguas sean cálidas. Pueden encontrarse en cualquier lado, desde ríos de agua dulce hasta costas saladas. Estas elecciones son, en general, zonas de estuarios, lugares en los que los ríos están directamente conectados con el océano. Los peces sierra común tienden a vivir en ríos cuando son jóvenes, luego, al madurar, se trasladan al mar.

La especie solía encontrarse desde el Golfo de México hasta la costa del océano Atlántico en América Central y del Sur, lo que incluía el Caribe. También se ha encontrado históricamente en el otro lado del Atlántico, a lo largo de la costa oeste de África.  En el océano Índico, la especie solía encontrarse desde el Cuerno de África hasta India, en todo el Sudeste Asiático, y por encima del norte de Australia.

Las cantidades poblacionales han disminuido considerablemente y su rango se ha visto muy limitado: en el oeste del Atlántico, a sistemas de agua dulce en Nicaragua, Costa Rica y Guatemala, así como también en el estuario del Amazonas; y en el este del Atlántico, a un grupo de islas en las costas de Guinea-Bisáu y, tal vez, a la cuenca del río Congo. Sin embargo, en el norte de Australia es donde la especie está sobreviviendo mejor.

“Los “dientes” del pez sierra común son, en realidad, escamas. ”

Australian Geographic

Amenazas a su continuidad

Sus largas rostras, aunque son una herramienta efectiva para la caza y la defensa, también los hacen vulnerables, ya que se enredan muy fácilmente en el equipamiento de pesca. Hoy en día, una de las más grandes amenazas a las que se enfrentan es quedar atrapados accidentalmente en redes de pesca destinadas a otros peces.

La pesca intencional de sus partes es otra amenaza. Son atacados por todo: desde sus pieles para moda de lujo y sus aletas para sopa de aleta de tiburón hasta medicina y armamento  Sus aletas, carne, órganos, piel, rostras y dientes son todos parte del comercio internacional ilegal de partes de pez sierra.

También están perdiendo su hábitat dado el desarrollo humano: la construcción de represas, la minería (en especial la submarina), la construcción de edificios y transportes, y la contaminación que proviene de estas actividades. El cambio climático también está reduciendo el hábitat disponible.

Estuvieron presentes en 75 países, pero hoy solo existen en 20. Los números exactos son difíciles de precisar, pero es claro que su población ha caído dramáticamente en las últimas décadas. Son considerados en peligro crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Protección

Los peces sierra están protegidos en 19 países. El comercio transfronterizo de todas las especies de pez sierra está prohibido conforme la Convención de Comercio Internacional de Especies en Peligro (Convention on International Trade of Endangered Species, CITES).

En Australia, la principal fortaleza del pez sierra común, la especie está protegida por ley en diversos niveles gubernamentales y a los pescadores recreativos se los ha educado y se les han mostrado campañas de concientización sobre cómo regresar al pez al agua si se los atrapa accidentalmente.

Los conservacionistas y los investigadores también están trabajando con los pescadores comerciales en Australia para aumentar las posibilidades de que un pez sierra atrapado accidentalmente sobreviva. Algunos cuerpos de agua donde pueden encontrarse se han cerrado para la pesca con red de enmalle.

Alifa Haque, de National Geographic EDGE Fellowship, está trabajando en la protección de los peces sierra común en Bangladesh, y se enfoca en aumentar las denuncias de pescas accidentales de peces sierra en los pueblos pesqueros costeros. Espera modernizar el proceso al crear un sistema de telefonía celular que les permita a los pescadores informar más fácilmente si un pez sierra queda atrapado en una red.

Seguir leyendo