Jaguar

Tuesday, April 14, 2020,
Por Redacción National Geographic
Los jaguares son los felinos más grandes de América. Esta foto fue tomada en el Omaha's ...

Los jaguares son los felinos más grandes de América. Esta foto fue tomada en el Omaha's Henry Doorly Zoo and Aquarium, Nebraska.

Fotografía de FOTOGRAFÍA DE JOEL SARTORE, NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK

NOMBRE COMÚN: Jaguar

NOMBRE CIENTÍFICO: Panthera onca

CLASE: Mamífero

ALIMENTACIÓN: Carnívoro

PROMEDIO DE VIDA EN LA NATURALEZA: 12 a 15 años.

TAMAÑO: Cabeza y cuerpo: 1,5 a 1, 8 m; cola: 0,7 a 1 m

PESO: 45 a 113 kg

 

Descripción general

El jaguar es el único felino grande de América y el tercero más grande del mundo, después de los tigres y los leones. Son muy parecidos a los leopardos, que viven en África y Asia, pero las manchas de los jaguares son más complejas y suelen tener un punto en el centro.

Antiguamente, en muchas culturas sudamericanas, estos imponentes felinos eran adorados como dioses, y existen representaciones del jaguar en el arte y la arqueología de las culturas precolombinas.

“En relación con su tamaño, el jaguar es el felino con la mordida más poderosa.”

Por: NATIONAL GEOGRAPHIC

Alimentación y comportamiento

A diferencia de muchos otros felinos, los jaguares no rechazan el agua. De hecho, son muy buenos nadadores. Cazan peces, tortugas e incluso caimanes, usando unas fauces increíblemente poderosas para perforar los cráneos de sus presas. Los jaguares también se alimentan de venados, pecaríes, capibaras, tapires y otros animales terrestres, y para capturarlos, prefieren emboscarse por la noche.

Los jaguares viven solos y son territoriales, delimitan su área marcándola con desechos o rasgando árboles.

Por parto, las hembras tienen de uno a cuatro cachorros, y estos nacen ciegos e indefensos. La madre se queda al lado de ellos y los defiende de cualquier animal que pueda acercarse, incluso del propio padre. Los jaguares jóvenes viven con sus madres durante dos años o más para aprender a cazar.

Área de distribución y hábitat

En el pasado, los jaguares se movían por un amplio territorio desde el centro de Argentina hasta el suroeste de los Estados Unidos. Desde la década de 1880, han perdido más de la mitad de su territorio. Hoy, su principal dominio es la cuenca del Amazonas, aunque todavía hay grupos pequeños en América Central.

Por lo general, se encuentran en las selvas tropicales, pero también viven en sabanas y praderas.

“El jaguar es el felino más grande del hemisferio occidental.”

Por: SERVICIO DE PESCA Y VIDA SILVESTRE DE LOS ESTADOS UNIDOS

Amenazas para la supervivencia

Los jaguares enfrentan una serie de amenazas, entre estas, la fragmentación del hábitat y la matanza ilegal. Las altas tasas de deforestación de América del Sur y América Central —para tierras de pastoreo, agricultura y otros usos— no solo han destruido el hábitat de los jaguares, sino que también lo han fragmentado. Esto significa que los felinos quedan circunscritos a determinadas zonas y no pueden recorren grandes distancias para encontrar pareja. Ese tipo de aislamiento puede conducir a la endogamia y extinciones locales.

Otra amenaza que enfrentan los jaguares son los ganaderos, quienes los matan en forma de represalia. Como las tierras de pastoreo van reemplazando a los bosques, los jaguares acaban cazando el ganado. Como consecuencia, los dueños del ganado se deshacen de los jaguares, y en ocasiones, sin que estos hayan llegado a tocar su ganado.

La caza furtiva también constituye otro problema grave. Durante mucho tiempo, estos felinos han sido cazados por sus pieles, y en la actualidad, está creciendo el comercio internacional ilegal de dientes de jaguares y productos hechos con hueso de jaguar para enviar a China.

Conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica a los jaguares como casi amenazados. Existe una protección nacional en casi todos los países en que se encuentra la especie, y el CITES, tratado global que regula el comercio transfronterizo de vida silvestre, prohíbe el comercio de este animal en todas sus formas. Aun así, la caza furtiva y el comercio ilegal siguen existiendo, por lo que es importante reforzar la aplicación de la ley.

Existen grandes esfuerzos para apoyar y desarrollar corredores ecológicos que conecten poblaciones de jaguares aisladas; asimismo, se busca trabajar con los ganaderos para reducir el conflicto entre humanos y jaguares. Los talleres enseñan a los ganaderos mejores prácticas de cría, y un número creciente de programas compensa a los ganaderos cuando los jaguares matan su ganado, lo que los disuade de matar al felino en represalia.

Es fundamental combatir la deforestación, y para esto, participan varias ONG internacionales y grupos indígenas.

Un encuentro entre un oso hormiguero gigante y un jaguar toma un giro inesperado
Un fotógrafo captó una sorprendente escena entre un jaguar y un oso hormiguero gigante, en Brasil.
Seguir leyendo