Animales

Un estudio confirma que cuervos norteamericanos son agresivos frente a otros cuervos comunes

Un nuevo estudio muestra que los cuervos norteamericanos, a pesar de ser más pequeños que otros cuervos comunes, al momento de interactuar, son, en la mayoría de los casos, los agresores.Tuesday, July 10

Por Annie Roth
Los cuervos norteamericanos son más pequeños que los cuervos comunes, pero son más agresivos, y atacan en grupo, un comportamiento conocido como acoso (mobbing, en inglés).

Convivir con un grupo de cuervos norteamericanos puede significar la muerte para un cuervo común.

Según un estudio publicado el miércoles en The Auk: Ornithological Advances, los cuervos comunes son regularmente asediados por bandadas de cuervos norteamericanos en toda América del Norte. En el 97 por ciento de las interacciones registradas entre ambas especies, los científicos informan que los cuervos norteamericanos son los agresores.

Este rencoroso enfrentamiento cuenta con una larga historia. En América del Norte, los cuervos comunes son competidores y depredadores de los cuervos norteamericanos. Si tuvieran la oportunidad, los descarados cuervos comunes de color azabache se comerían con gusto una nidada de huevos de los segundos. Y, en un enfrentamiento uno a uno, un cuervo norteamericano no tiene ni la más mínima posibilidad de ganarle a un cuervo común, ya que este último es tres veces más grande en tamaño y peso.

Pero lo que los cuervos norteamericanos carecen de tamaño, lo compensan en cantidad. Ir en bandada “les da la ventaja”, afirma Ben Freeman, miembro posdoctoral de la Universidad de Columbia Británica (University of British Columbia, en inglés) y autor principal del estudio.

Muchas especies de aves, incluidos los cuervos norteamericanos, los mosqueros y los mirlos de alas rojas atacarán coordinadamente, un comportamiento común conocido como acoso (mobbing), para detener a los depredadores. Estas aves se zambullirán como bomba, graznarán, y hasta harán caca en ese animal que consideren una amenaza.

Pero Freeman menciona que el modo en el que acosan los cuervos norteamericanos los diferencia de la mayoría de las otras aves. Forman grupos pequeños y unidos de dos a cinco, mientras que las demás aves lo hacen en grupos más grandes y menos unidos.

Freeman cree que los cuervos norteamericanos están usando esta técnica efectiva para sacar a los cuervos comunes de su territorio.

Para llegar a esta conclusión, Freeman y los científicos del Laboratorio Cornell de Ornitología (Cornell Lab of Ornithology, en inglés) examinaron los informes de eBird, una base de datos en línea en la que los observadores de aves pueden informar sus avistamientos. Estos ciudadanos científicos describieron más de 2000 interacciones entre cuervos comunes y cuervos norteamericanos.

Aunque ambas especies son parte de la familia Corvidae, sus comportamientos son muy diferentes. Los cuervos norteamericanos son bastante más sociables que los cuervos comunes, que raramente cooperan con los miembros de su bandada. En este caso, la cooperación y la sociabilidad vence a la fuerza física.

Según explica Freeman, los cuervos norteamericanos están dominando las ciudades y las áreas agrícolas en el sur de Estados Unidos, por lo tanto están forzando a los cuervos comunes a irse o les están obstaculizando la migración a nuevas áreas. "Sospecho que una razón por la que los cuervos comunes no se mueven hacia allí es porque los cuervos norteamericanos no los dejan", señala Freeman.

“Sin dudas, creo que el comportamiento de los cuervos norteamericanos puede impedir que los cuervos comunes se establezcan en un territorio”, afirma Kaeli Swift, candidato a doctorado del Laboratorio para la Conservación de Aves de la Universidad de Washington (University of Washington's Avian Conservation Laboratory, en inglés), quien no estuvo involucrado en el estudio. Swift señala a Seattle para ilustrar su punto de vista. La ciudad costera es el hogar de una población grande de cuervos norteamericanos pero hay muy pocos cuervos comunes.

“Seattle podría ser un buen hogar para los cuervos comunes; no hay nada en el hábitat que les impida vivir allí”, afirma Swift. "Una de nuestras impresiones sobre el porqué no vemos más cuervos comunes en este área es por dicha interacción. Es difícil para ellos establecerse en el lugar".

Tanto Swift como Freeman creen que los cuervos norteamericanos están ahuyentando a los cuervos comunes de su territorio, pero se necesita una investigación aún mayor para confirmar sus sospechas.

Seguir leyendo