Viajes

Observa el antiguo arte de fabricar chocolate

En la ciudad histórica de Antigua, Guatemala, los artesanos del chocolate hoy todavía emplean antiguas técnicas mayas. Lunes, 15 Abril

Por Gulnaz Khan

Los mayas, toltecas y aztecas comenzaron a cultivar el fruto del árbol de cacao hace más de 3.000 años. El chocolate era considerado el "alimento de los dioses", y la tradición de fabricarlo comenzó en el territorio maya, que hoy ocupan la Guatemala moderna, Honduras, Belice, México y El Salvador.

El cacao, del olmeca ka-ka-w, se utilizaba como moneda y tenía gran valor por sus supuestas cualidades medicinales y afrodisíacas. Los granos se tostaban y se molían para preparar una bebida caliente de chocolate amargo que se usaba en ceremonias religiosas, se enterraba en las tumbas de dignatarios y se usaba para adorar a Ek Chuah, el dios maya de los mercaderes y patrón del cacao.

Recién cuando llegaron los conquistadores españoles en el siglo XVI, se agregó azúcar y leche a la mezcla. Finalmente, el chocolate llegó a Europa, y en 1585, España recibió su primer envío de granos de cacao, y se hizo muy popular en la corte española.

En la ciudad histórica de Antigua, Guatemala, el cacao todavía hoy endulza el aire y las antiguas tradiciones mayas se entremezclan con las influencias coloniales españolas. Varios artesanos tradicionales, como los de la cuarta generación de Chocolate D’ Taza, todavía emplean métodos que utilizaban los mayas. Durante un proceso de cuatro días, los granos de cacao se secan, se asan, se pelan y se muelen a mano con un metate tradicional o piedra para moler. Mientras que los antepasados ​​preferían el cacao con maíz y chile, los sabores preferidos de hoy son la canela nativa, cardamomo y azúcar. Usando el petate, una esterilla especial hecha con plantas, el chocolate se vierte en tabletas, se derrite en agua caliente y queda listo para que lo podamos saborear.

Seguir leyendo