Viajes

5 excursiones para hacer desde Ciudad de México

No importa si buscas aventuras en la naturaleza o experiencias culturales, aquí te proponemos cinco viajes fáciles para hacer si estás en la capital del país. Jueves, 5 Julio

Por Susan Kamenar

Descubre todos los destinos que puedes contratar en National Geographic Expeditions. Visita lugares históricos únicos, contempla escenarios imperdibles y vive grandes aventuras.

 

Gracias a sus restaurantes de fama internacional como Pujol, su artistas locales iconicos como Diego Rivera, y sus barrios de moda como Condesa, Ciudad de México es, probablemente, la capital cultural y culinaria de América del Norte. Sin embargo, más allá de la bruma de la ciudad se extiende un mundo un poco menos conocido repleto de volcanes y montañas para escalar, ruinas antiguas para explorar y pueblos para experimentar. Si te despiertas temprano, podrás tomarte un respiro de la ciudad y hacer algunas de estas diversas excursiones para disfrutar de una escapada de un día.

Historia en Teotihuacán

No es de extrañar que los aztecas hayan llamado Teotihuacán a esta ciudad abandonada de orígenes desconocidos, ya que su nombre significa “el lugar donde fueron creados los dioses”. Dos pirámides (la Pirámide del Sol y la de la Luna) se elevan sobre este sitio arqueológicamente impresionante, que alguna vez fue el hogar de una de las culturas antiguas más influyentes de Mesoamérica. Al visitarlo, llega lo más temprano posible para subir los cientos de peldaños hacia la cima de ambas pirámides, y así disfrutar de las vistas panorámicas y evitar las multitudes. Cuando regreses a la planta baja, camina por la Calzada de los Muertos, eje principal de la ciudad, y pasa por el Palacio de Quetzalpapálotl para admirar su colorido arte basado en murales pintados y columnas talladas. Finaliza la estadía con una visita al museo para maravillarte con los artefactos que fueron encontrados en el lugar donde acabas de caminar. 

Distancia desde Ciudad de México: 48 kilómetros.

No olvides llevar: Dinero en efectivo para el colectivo y la entrada, agua, protector solar, aperitivos, cámara de fotos y calzado deportivo.

Naturaleza en Nevado de Toluca

Situada dentro del Eje Neovolcánico, Ciudad de México es un sueño hecho realidad para los amantes del senderismo. A dos horas hacia el sudoeste de la ciudad, se encuentra el paisaje alpino de Nevado de Toluca, un volcán extinto cubierto de nieve que posee dos lagos de cráter de color zafiro y turquesa. Ya sea que busques solamente pasar un día al aire libre con una gran vista, o intentar escalar hasta la cima de Pico de Fraile (4679 metros), Nevado de Toluca es una escapada estimulante para los amantes de la naturaleza. Es un popular destino de fin de semana para residentes, así que llega temprano para ganarle a la multitud, y presta atención a la reacción de tu cuerpo a las altas alturas al subir por el sendero de 1,5 kilómetros desde el estacionamiento hasta el cráter. Para los aventureros, la guía local Miriam Diaz recomienda el sendero desde Los Venados. Allí escalarás entre bosques de pino y pastizales antes de llegar a la cresta rocosa de la cima para disfrutar de vistas panorámicas impresionantes.

Distancia desde Ciudad de México: 96 kilómetros.

No olvides llevar: Efectivo para las entradas o los guías, capas, agua, protector solar, almuerzo, aperitivos, botas para escalar y cámara de fotos. Si quieres escalar hacia la cima, lleva el equipamiento apropiado para trepar rocas sueltas y atravesar hielo y nieve de forma segura.

Cultura en Cholula y Puebla

Cholula es conocida por su salsa picante que le da sabor a las vidas de los norteamericanos, pero su homónimo "Pueblo Mágico" es aún más impresionante. A los pies del volcán activo Popocatepetl yace la colorida Cholula, continuamente la ciudad habitada más antigua de las Américas desde su colonización durante los primeros siglos a.C. Su punto focal es el frente anaranjado del Santuario de la Virgen de los Remedios, situado sobre lo que parece ser una gran colina, pero es, en realidad, la pirámide más grande del mundo si tenemos en cuenta el volumen. Pasa las primeras horas de la mañana explorando sus terrenos, sus túneles y sus vistas. Al mediodía, dirígete al centro histórico de la ciudad vecina de Puebla, Patrimonio Mundial de la UNESCO. Camina por sus calles para admirar los edificios coloniales cubiertos de azulejos Talavera (cerámicos pintados), examina los mercados para llevarte tu propia cerámicas Talavera, espía la exuberante capilla de Santo Domingo, y saborea los deliciosos sabores agridulces del auténtico mole poblano.

Distancia desde Ciudad de México: 128 kilómetros.

No olvides llevar: Un bolso para ir de compras, dinero en efectivo, agua, protector solar, aperitivos, cámara de fotos y calzado deportivo.

Paseo marítimo en Valle de Bravo

Rodeado de frondosas montañas verdes cubiertas de pinos y a dos horas al oeste de Ciudad de México, se encuentra Valle de Bravo, un popular refugio al lado del lago . Los apasionados por los deportes acuáticos van en tropel a este pueblo colonial encantador en el resplandeciente lago Avándaro. Allí navegan, andan en kayak, hacen esquí acuático, reman, se tiran desde acantilados y saltan desde las cataratas. Pero para aquellos que prefieren quedarse en la orilla, pueden caminar hacia el Mirador La Peña para disfrutar de vistas panorámicas del paisaje idílico, o ir aún más alto y hacer una excursión en parapente. Viajar en invierno (desde noviembre a marzo) da una oportunidad única para visitar la cercana Piedra Herrada, un santuario que es parte de la Reserva de Biosfera de la Mariposa, Patrimonio Mundial de la UNESCO. Millones de mariposas monarcas pasan el invierno en sus bosques de abies religiosas, y esto lo convierte en una experiencia única.

Distancia desde Ciudad de México: 145 kilómetros.

No olvides llevar: Un traje de baño y una toalla, dinero en efectivo, agua, protector solar, aperitivos, cámara de fotos y calzado deportivo.

 

Sanación en Tepoztlán

Revitaliza tu cuerpo y alma en Tepoztlán, un pintoresco pueblo envuelto en vegetación selvática y protegido por majestuosos acantilados escarpados, donde la pirámide de Tepozteco todavía persiste. Como el legendario lugar de nacimiento de Quetzalcoatl, el dios azteca de pulque (una bebida alcohólica blanca fermentada a partir de agave), Tepoztlán es conocida por poseer energía sanadora, y, hace siglos que se ha convertido en el destino de viajes espirituales. Escala hacia la cima de la montaña para ver con tus propios ojos, o para participar en una variedad de prácticas místicas que se ofrecen por toda la ciudad. Desde fotografía del aura de la nueva era hasta el antiguo temazcal, un baño de vapor depurador que realiza un chamán y que se realiza en una estructura de roca similar a un iglú, Tepoztlán encenderá tu llama espiritual.

Distancia desde Ciudad de México: 80 kilómetros.

No olvides llevar: Un traje de baño y uno de repuesto para el temazcal, un bolso para las compras, dinero en efectivo, agua, protector solar, aperitivos, cámara de fotos y calzado deportivo.

Seguir leyendo