Viajes

Descubre las coloridas catedrales y los sorprendentes palacios de Moscú

Datos y consejos de viaje para visitar el Kremlin y la Plaza Roja. Jueves, 17 Mayo

Por National Geographic

Incluso aquellos que nunca han visitado Moscú reconocen las coloridas cúpulas de la Catedral de San Basilio que se encuentra en la Plaza Roja debajo de las murallas del Kremlin. Con un complejo amurallado de catedrales y palacios con cúpulas y torres elevadísimas, el Kremlin, que data de 1156 pero que ocupa un predio que se venía utilizando desde mucho antes, fue el centro religioso de la Iglesia ortodoxa rusa y, también, la residencia de los zares.

Juntos, estos lugares simbolizan a la mismísima Rusia y han pasado largos siglos en el corazón de la nación.

El Kremlin se encuentra en la Montaña Borovitsky, que se eleva por encima del Río Moscú en el centro de la ciudad. Sus primeras paredes y torres de piedra blanca se erigieron entre 1367 y 1368, y fueron reconstruidas un poco más de un siglo después por un grupo de talentosos artistas y arquitectos de todo Europa, que le dieron al lugar prácticamente el aspecto y forma moderna que hoy en día posee.

En las primeras décadas de la era soviética, el Kremlin se convirtió en un enclave exclusivo, donde la élite gobernante vivía y trabajaba. Hoy en día sigue siendo la residencia oficial del presidente de la Federación Rusa, pero hay otras áreas dentro de la muralla a las que se pude acceder fácilmente. Los museos muestran algunas de las preciadas reliquias de la historia rusa y, nuevamente, en las numerosas catedrales del lugar se llevan a cabo los servicios religiosos.

El Kremlin se encuentra en el lado oeste de la enorme y amurallada Plaza Roja, que separa la fortificada ciudadela del resto de la ciudad. El área de la plaza ha funcionado como mercado, lugar de festivales y reuniones y, durante la era soviética, como sitio de desfile para mostrar la fuerza del superpoder militar. La tumba de Lenin se encuentra en la Plaza Roja pero del lado del Kremlin. El cuerpo embalsamado del antiguo líder se exhibe en el lugar desde 1924.

La Catedral de San Basilio del siglo XVI fue construida por Iván el Terrible (Zar Iván IV) para conmemorar su victoria sobre los mongoles tártaros. Su interior denota riqueza con paredes e íconos pintados de diferentes periodos de la larga historia de la iglesia. Pero las carpas y capiteles con cúpulas de su exterior, cada una cubriendo las nueve capillas son, simple y llanamente, igual de emblemáticas. Su impresionante arquitectura y rica historia hicieron que el Kremlin y la Plaza Roja se convirtieran en Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1990.

Cómo llegar

Moscú es famosa por su sistema subterráneo. Las estaciones más cercanas al Kremlin son Borovitskaya y Biblioteka imeni Lenina.

Cúando ir de visita

El Kremlin está cerrado los jueves. Todos los demás días de la semana, tanto el Kremlin como la Plaza Roja son atracciones turísticas que nadie debería perderse. Rusia es un país de clima frío, por lo que los visitantes de invierno deberían planificar teniendo en cuenta esto. Sin embargo, una nevada solo magnifica la apariencia de estos lugares emblemáticos.

Cómo realizar la visita

Hay bastante para ver en este área ya que muchos de los eventos de la historia rusa tuvieron lugar aquí, y una excelente manera de no perderse nada es hacer un tour caminando. Descubre los tesoros rusos en una expedición privada o en el genial ferrocarril Transiberiano con National Geographic Expeditions.

Seguir leyendo