6 maneras de tener agua potable en tu viaje sin utilizar plásticos

Estos consejos te ayudarán a mantenerte hidratado sin tener que usar plásticos desechables.miércoles, 13 de marzo de 2019

Las botellas de agua reutilizables son el mejor amigo de los viajeros. Pero... ¿dónde puedes encontrar agua potable para llenarlas?
Las botellas de agua reutilizables son el mejor amigo de los viajeros. Pero... ¿dónde puedes encontrar agua potable para llenarlas?
Foto de Philartphace, iStock/Getty Images

Mantenerse hidratado cuando viajas puede ser un gran desafío, en especial en aquellos lugares en donde el agua de red no es segura o no está disponible. En lugar de usar una botella de plástico desechable y contribuir al problema plástico mundial, aprende nuevas estrategias para el consumo de agua segura dondequiera que estés.

Utilizar tu propia botella de filtrado 

Aquellos que quieran un enfoque multifunción pueden utilizar una botella con filtro y purificador combinados, y con un recipiente que haga que la limpieza, traslado y bebida del agua sean fáciles no importa donde estén. LifeStraw posee una membrana de fibra hueca y una cápsula de carbón activada a fin de eliminar bacterias, parásitos y microplásticos, y reducir olores y sabores repugnantes. GRAYL da un paso más en lo que respecta a su compromiso con el consumo de agua y protege a los consumidores de los virus.

No todas las botellas de filtrado son iguales: algunas se basan en succión, otras necesitan presión, algunas nos protegen de una gran variedad de agentes patógenos y otras simplemente no. La vida útil de los filtros varía enormemente y no siempre están disponibles donde vayas por lo que necesitarás empacar extra. Lee detenidamente las descripciones y las instrucciones de los productos.

Desestabilizar el ADN peligroso

Hay grandes posibilidades de que ya hayas consumido agua purificada mediante rayos UV; algunas embotelladoras y plantas de tratamiento municipales utilizan este método. Gracias a productos livianos e innovadores como Steripen y Larq Bottle, los viajeros pueden llevar consigo una tecnología similar.

A determinadas intensidades, las luces ultravioletas destruyen el ADN de virus, protozoos y bacterias. Con solo presionar un botón, el Steripen mágicamente llena el agua con rayos UV que intentan eliminar más del 99 por ciento de las bacterias y virus en unos pocos minutos.

A pesar de que la luz UV tiene el poder de purificar, no filtra sedimentos, metales pesados y otras partículas, por lo que lo mejor es combinar los dispositivos UV con un filtro.

Sistema personal de filtrado 

Esta es una buena opción si prefieres un sistema de filtrado lo suficientemente compacto como para viajar y lo suficientemente flexible como para que puedas configurar los componentes de acuerdo a tus necesidades.

El filtro desmontable del LifeStraw Flex y del Sawyer Mini dobla la apuesta ya que puede ponerse en la botella y beber mediante un sorbete, y también puede utilizarse en la mochila de hidratación. Ambos sistemas poseen una membrana de fibra hueca, pero el Flex agrega una característica más: una cápsula de carbón para atrapar químicos y metales pesados. El filtro Flex debe ser reemplazado luego de aproximadamente 95 litros, mucho más rápido que el Sawyer que asegura tener mayor capacidad.

Electrificar para purificar

Los aventureros que opten por algo más liviano pueden elegir un dispositivo purificador de agua electrolítico. De pequeño tamaño pero de grandes resultados, el artefacto portátil ataca una solución salina simple (realizada fácilmente con agua y sal) al utilizar la corriente eléctrica para crear un desinfectante que puede agregarse al agua (de a 20 litros) para destruir casi todos los agentes patógenos.

A diferencia de los dispositivos por rayos UV, este tipo de desinfectante puede funcionar con agua turbia. El dispositivo es de larga duración y recargable—el Potable Aqua PURE se promociona como purificador de alrededor de 60.000 litros de agua antes de que se necesite recambiar las piezas, y la batería puede recargarse mediante USB. Si te preocupa el sabor o la sensibilidad química, ten en cuenta que el desinfectante deja un residuo de cloro en el agua.    

Utilizar pastillas para tratamientos químicos

Las tabletas de cloro pueden ser peligrosas al ser manipuladas y las tabletas de yodo han sido asociadas con problemas de salud. Ambas dejan un olor desagradable en el agua que han purificado. Una alternativa es el dicloroisocianurato de sodio (NaDCC): es económico, fácil de usar y logra los mismos resultados purificadores que el cloro con menos riesgos.

Arroja una tableta de NaDCC—Aquatabs, por ejemplo—en agua que no esté turbia para liberar ácido hipocloroso, que reduce la mayoría de los agentes patógenos y hace que el agua sea potable luego de 30 minutos. Ten en cuenta que este método no elimina partículas ni contaminantes como pesticidas. Si estás purificando agua turbia, es mejor utilizar un filtro antes de disolver las tabletas. Recuerda leer las instrucciones para realizar cualquier ajuste que sea necesario.

Alza tu voz, sé ejemplo

Si sabes dónde buscar, es posible que el agua filtrada esté disponible y sea gratis. Algunas aplicaciones como RefillMyBottle y Tap pueden mostrarte dónde rellenar tu botella de agua durante el viaje.

Las herramientas de filtrado y purificación han ayudado a Mike y Anne Howard, dúo nómade de marido y mujer, conocidos como HoneyTrek, para ir de trotamundos por más de 2000 días sin romper su compromiso: no utilizar botellas plásticas.

Y, a veces, es solo una cuestión de alzar la voz: cuantos más viajeros pidan a los restaurantes, hoteles y agencias de viajes que rellenen sus botellas de agua reutilizables, se hará más frente a la demanda y se utilizarán menos plásticos desechables.

Esta nota es parte de ¿Planeta o Plástico? —Nuestro esfuerzo multianual para crear conciencia sobre la crisis mundial de residuos plásticos. Aprenda lo que puede hacer para reducir sus propios plásticos de un solo uso y asuma el compromiso.

Seguir leyendo