Medio Ambiente

Por qué la tormenta de polvo en la India se tornó un fenómeno mortal

El evento climático dejó como saldo más de 100 muertos. Viernes, 4 Mayo

Por Sarah Gibbens

El inicio de la temporada de monzones de la India suele sacudir la zona norte del país. Al menos 100 personas murieron estos días como consecuencia de una fuerte tormenta de polvo que arrasó la región el miércoles por la noche.

Según informes locales, muchos de los decesos ocurrieron debido a la caída de grandes estructuras producto del intenso viento, lo que provocó la muerte o lesiones a personas que se encontraban allí.

Las tormentas de polvo son un fenómeno climático que se observa cada año en la región. Sin embargo, el alcance y la intensidad de la última tormenta de polvo resultaron sorpresivos para los funcionarios en el lugar. Se expandió desde el estado de Rajastán, en el oeste, hasta el estado de Uttar Pradesh, en el este, y azotó Delhi, que se encuentra en medio de estas regiones.

Años anteriores, las muertes a causa de tormentas de polvo apenas superaban la docena.

En diálogo con la BBC, el secretario de gestión de desastres y asistencia en situaciones de emergencia en Rajastán, Hemant Gera, indicó: “Ejerzo este cargo desde hace 20 años y esta es la peor tormenta que vi hasta ahora”.

¿Por qué la tormenta ocurrida en el área continental fue tan terrible?

“La culpa la tiene un enorme complejo de tormentas que arrasó el área por la noche y generó vientos intensos que levantaron mucho polvo”, afirma Bob Henson, meteorólogo y escritor de Weather Underground. “Al parecer, los fuertes vientos soplaban con ráfagas descendentes, similares a las que suelen azotar la región central y el este de los Estados Unidos durante las intensas tormentas”, agregó.

Como su nombre lo indica, una ráfaga descendente se caracteriza por movimientos de aire intensos en dicha dirección durante una tormenta. Estas pueden provocar algunas de las ráfagas más fuertes de todos los patrones climáticos. Cuando el viento viaja en dirección descendente y toca el suelo, se mueve hacia afuera y regresa de nuevo hacia arriba.

Si bien estas ráfagas descendentes pueden expandirse a una distancia de más de 322 kilómetros, algunas se concentran más y, cuando impactan en el suelo, recorren solo 1,6 kilómetros. Las ráfagas en esta dirección que viajan a una velocidad de menos de 4 kilómetros se denominan microrráfagas.

De acuerdo con Henson, el polvo en sí tuvo poco que ver con la intensidad de la tormenta, pero es posible que el aire seco haya intensificado las ráfagas descendentes.

Los meteorólogos que dieron entrevistas a la cadena de noticias india Hindustan Times destacaron que es posible que el inusual clima cálido de la región haya intensificado la tormenta. A comienzos de esta semana, las temperaturas de Rajastán ascendieron a 45 grados Celsius.

Ken Waters es especialista en tormentas de polvo del National Weather Service (Servicio Meteorológico Nacional). Según sus dichos, si bien había polvo en estas tormentas, lo que agravó la situación fue el viento.

“Principalmente, las [tormentas de polvo] afectan el transporte. El polvo te toma por sorpresa y no hay visibilidad. Ni siquiera notas que estás en la carretera”, indica, y añade que las tormentas de polvo también pueden causar problemas relacionados con la salud.

Seguir leyendo