Este valiente historiador luchó para hacer posible el Mes de la Historia Afroamericana

Decidido a contrarrestar los estereotipos racistas, Carter G. Woodson trabajó incansablemente para promover los logros de los afroamericanoslunes, 3 de febrero de 2020

A principios del siglo XX, el historiador Carter G. Woodson se molestó por el silencio del mundo sobre los logros de los negros. En una sociedad racista que caracterizó mal a los negros y pasó por alto sus contribuciones, trabajó incansablemente para contarle al mundo su rica historia. Al hacerlo, creó un legado propio: Woodson es la razón por la que Estados Unidos celebra el Mes de la Historia Afroamericana cada febrero.

Hijo de padres anteriormente esclavos que no sabían leer, Woodson había luchado para tener una educación. Nacido en Virginia, trabajó en una granja familiar y en minas de carbón de Virginia Occidental durante su juventud y sólo recibió educación esporádica. Aunque le llevó hasta los veinte años asistir a la escuela secundaria, estudió en el extranjero y obtuvo un doctorado en historia en la Universidad de Harvard.

Con el tiempo, Woodson se convenció de que el mundo necesitaba una mejor comprensión de las contribuciones de la raza negra a la sociedad para contrarrestar las percepciones racistas sobre sus habilidades y aspiraciones. "El negro no ha sido educado", escribió. "Simplemente ha sido informado sobre otras cosas que no tiene permitido hacer".

En 1915, cuando la nación celebró el 50 aniversario de la emancipación, Woodson fundó la Asociación para el Estudio de la Vida e Historia de los Negros, que ahora se conoce como la Asociación para el Estudio de la Vida y la Historia de los Afroamericanos (ASALH). Creó una primera muestra de su historia sobre la historia negra en la primera Exposición del progreso negro. Y, operando con escasos fondos y poco apoyo, Woodson y sus colegas crearon la primera revista de historia negra, que ahora se conoce como The Journal of African American History. En conversaciones privadas y públicas, Woodson argumentó que la historia negra merecía ser recordada y estudiada. (Conoce a los científicos e inventores negros que hacen historia).

"Woodson abrumando a su público con una gran cantidad de información en sus discursos, comenzó con la historia africana y avanzó por toda la historia afroamericana", escribe la biógrafa Jacqueline Goggin. "Con frecuencia los electrificaba con sus habilidades oratorias".

Woodson buscó constantemente otras formas de correr la voz sobre la historia y los logros de los negros, como la contribución de los africanos a la domesticación de animales, a las técnicas de cultivo y a las actividades revolucionarias de Crispus Attucks, quien se cree que fue la primera víctima de la Guerra Revolucionaria Americana. En 1920, incentivó a sus hermanos de la fraternidad Omega Psi Phi a comenzar a celebrar durante una semana la literatura y la historia de la raza negra. En 1926, se hizo cargo de la celebración que llamó la "Semana de la Historia del Negro" y comenzó a conmemorarla cada febrero para coincidir con los cumpleaños del abolicionista Frederick Douglass y del presidente Abraham Lincoln. Durante la semana, los educadores realizaron concursos representando momentos críticos en la historia de la raza negra, los periódicos negros publicaron artículos relacionados con la historia y las empresas locales patrocinaron y participaron en las festividades. La semana no se dedicó solo a logros históricos, señala el historiador Jeffrey Aaron Snyder: También celebró el arte negro actual en la música, la literatura y el arte. (Observa la historia negra de América, contada como nunca antes).

Para Woodson, la difusión de información sobre la historia de los negros tenía el doble propósito de construir un sentido de orgullo negro y contrarrestar los argumentos racistas sobre la supuesta inferioridad de los logros de los negros. "Para justificar la injusticia cometida por el negro", escribió Woodson en 1945, "los individuos... recurren a la falsedad maliciosa al decir que el negro es una raza inferior que nunca ha desarrollado una civilización.... todas las partes del mundo muestran que incluso en cautiverio el registro hecho no debe ser despreciado".

Con los años, la celebración de Woodson cobró fuerza. A medida que aumentaba la resistencia a las leyes y a la segregación de Jim Crow, la historia de los negros se convirtió en una parte crítica de los planes de estudio utilizados en las Freedom Schools, escuelas alternativas gratuitas diseñadas para contrarrestar la mala educación disponible a través de los sistemas escolares separados pero desiguales del Sur y enseñar a los sureños negros sobre sus derechos civiles. La educación histórica que Woodson había luchado tanto para garantizar que se extendiera a nivel básico, alimentando el movimiento de los derechos civiles.

Woodson murió en 1950, pero la semana que fundó continuó ganando popularidad. En 1975, el presidente Gerald Ford lo reconoció en un mensaje oficial en honor a la semana, calificándolo como lo "más apropiado" reservar una semana para reconocer las contribuciones de los negros a la vida y la cultura estadounidense. Al año siguiente, ASALH amplió la semana a todo el mes de febrero en reconocimiento del bicentenario de la nación, que Ford reconoció en un discurso donde rindió homenaje a las luchas de los afroamericanos.

Otros presidentes dieron mensajes reconociendo el mes cada año hasta febrero de 1986, cuando el Congreso aprobó una ley que designaba ese mes como el Mes Nacional de la Historia Negra (Afroamericana). A partir de 1996, los presidentes comenzaron a emitir proclamas anuales sobre el mes, y desde entonces se ha celebrado regularmente en todo el país, todo gracias a un devoto historiador que se negó a hacer la vista ciega a la excelencia negra.

Seguir leyendo