Historia y Cultura

Huellas de 85.000 años revelarían un paso importante en la migración humana

Las huellas de seres humanos prehistóricos, impresas en lo que alguna vez fueron frondosos pastizales y hoy se conoce como Arabia Saudita, ofrecen nuevas pistas sobre cómo el hombre dejó África. Viernes, 18 Mayo

Por Sarah Gibbens

Primero se trató de un dedo. Ahora, los arqueólogos que trabajan en Arabia Saudita están descubriendo vestigios de otros apéndices humanos que indican una migración fuera de África anterior de lo que se había asumido.

Las huellas humanas se hallaron en la región noroeste de Arabia Saudita cerca de una ciudad llamada Tabuk. Según un comunicado de prensa enviado por el Ministry of Culture and Information (Ministerio de Cultura e Información) del reino, las huellas se hallaron dispersas en diversas direcciones de lo que en algún momento fue el antiguo lecho de un lago.

El hallazgo fue anunciado por el presidente de la Saudi Commission for Tourism and National Heritage (Comisión Saudita para el Turismo y el Patrimonio Nacional), príncipe sultán bin Salman, durante su visita al National Museum of Tokyo (Museo Nacional de Tokio). El museo japonés está organizando una muestra que cuenta con antiguos artefactos sauditas.

En su anuncio, el príncipe sugirió que las huellas datan de aproximadamente 85 mil años. El arqueólogo Huw Groucutt ha estado trabajando en la región y explica que los investigadores todavía están analizando la huella y que planean publicar un artículo en los próximos meses.

No es la primera vez que las huellas humanas han dejado pistas que los arqueólogos pueden seguir. En 2006, se descubrieron 700 huellas fósiles de 20 mil años en Australia, y en marzo, se hallaron huellas de 13 mil años en la costa oeste de Canadá.

Si los científicos descubren que la huella efectivamente data de más de 80 mil años, se trataría de una huella impresa aproximadamente en la misma época del hueso de dedo humano que se descubrió cerca de la ubicación de un antiguo lago en Arabia Saudita, que recibe el nombre de Al Wusta.

Un estudio del hueso de dedo publicado el mes pasado reveló que pertenecía a un ser humano que vivió hace 88 mil años. Este hueso también se halló en la ubicación de un antiguo lago de agua dulce.

La huella aporta evidencia de que la península arábiga podría haber sido uno de los lugares donde los seres humanos dieron sus importantes primeros pasos para abandonar por primera vez el continente africano. La evidencia de seres humanos aparece en África Oriental alrededor de 200 mil años atrás, pero durante mucho tiempo se pensó que la migración masiva fuera del continente había tenido lugar hace 60 mil años. Los hallazgos más recientes, como el hueso de mandíbula de 180 mil años encontrado en Israel a principios de este año, sugieren un comienzo anterior.

No es claro cuántos seres humanos migraron hacia la península arábiga. Hace más de 80 mil años, la vasta región arenosa fue un área de pastizales frondosos. Diez mil antiguos lagos y huesos de animales, como hipopótamos y mamíferos acuáticos, se han descubierto en la región.

De las 200 ubicaciones de lagos que los arqueólogos han visitado hasta el momento, en casi el 80% hubo hallazgos arqueológicos, comenta Michael Petraglia del Max Planck Institute (Instituto Max Planck) en una entrevista previa. Algunos hallazgos incluyen fragmentos de herramientas de piedra.

Los arqueólogos esperan que Arabia Saudita sea un sitio cada vez más importante para comprender la antigua migración humana. Solo hace muy poco que el país comenzó a permitir que científicos extranjeros excaven sus sitios antiguos.

Petraglia ha comentado que el equipo de arqueólogos especialista en antigüedades que trabajan allí planea seguir trabajando en lagos antiguos y que, con el tiempo, extenderán su trabajo a las cuevas.

 

Seguir leyendo