Historia y cultura

Datos interesantes sobre el Día de San Valentín

Desde las celebraciones romanas hasta el romance moderno de hoy, el amor se ha celebrado a mediados de febrero. Aprende sobre el pasado y el presente del Día de San Valentín. Miércoles, 13 Febrero

Por Redacción National Geographic

El Día de San Valentín es del día del amor. Más que cualquier otro día del año, las parejas románticas llenan a su mejor mitad con regalos y muestras de agradecimiento.

Se conoce mucho sobre el Día de San Valentín. Las tarjetas manuscritas, los corazones de chocolate y las rosas rojas son elementos básicos de la tradición anual, reconocidos fácilmente en cualquier negocio de conveniencia.

Sin embargo, datos sobre el día de fiesta y cómo se estableció sigue siendo un misterio, detalles perdidos en el tiempo y transformados a medida que los románticos vuelven a contar la historia.

¿Por qué se celebra el Día de San Valentín?

¿Estuvo inspirado en una fiesta, una ejecución o un poema? Los historiadores no están seguros.

La historia de origen más temprana posible del Día de San Valentín es la festividad pagana de la Lupercalia. Ocurriendo durante siglos a mediados de febrero, la festividad celebra la fertilidad. Los hombres se desnudarían y sacrificarían a una cabra y a un perro. Los niños jóvenes luego tomarían tiras de cuero de los animales sacrificados y las usarían para azotar a las mujeres jóvenes, para promover la fertilidad.

La Lupercalia era popular y uno de los pocos días festivos paganos que aún se celebran 150 años después de la legalización del cristianismo en el Imperio Romano.

Cuando el Papa Gelasio llegó al poder a fines del siglo V, puso fin a a la Lupercalia. Poco después, la Iglesia católica declaró el 14 de febrero como un día de fiestas para celebrar el martirizado San Valentín.

Según Noel Lenski, historiador de la Universidad de Colorado en Boulder, Top of Form la Lupercalia era "claramente una cosa muy popular, incluso en un entorno donde los cristianos están tratando de cerrarla". En una entrevista con NPR, Lenski teoriza que la fiesta debía reemplazar a la Lupercalia. "Entonces, existe una razón para pensar que los cristianos podrían haber dicho, bueno, simplemente llamaremos a esto un festival cristiano", explica.

Amor moderno

Además del nombre, estas fiestas comparten algo parecido con nuestras nociones modernas y románticas del Día de San Valentín.

Según algunos informes, el verdadero origen del Día de San Valentín no se produjo en otros mil años. Jack B. Oruch, profesor de la Universidad de Kansas, argumenta que el poeta Geoffrey Chaucer fue la primera persona en relacionar el Día de San Valentín con el romance en su poema The Parlement of Foules.

Oruch sugiere que Chaucer podría haber relacionado el Día de San Valentín con el romance más o menos por casualidad: el Día de San Valentín es aproximadamente el momento en que las aves europeas comienzan a aparearse. Los poetas posteriores, incluido Shakespeare, siguieron el ejemplo de Chaucer y ayudaron a crear las connotaciones románticas que hoy tenemos.

¿Quién era San Valentín?

Según algunas estimaciones, hay más de 10.800 santos, de los cuales hay más de 30 Valentines e incluso unas pocas Valentinas. Dos Valentines se destacan como posibles candidatos para el santo homónimo, pero ninguno de ellos trató asuntos del corazón.

Los dos Valentines comparten muchas similitudes, lo que lleva a algunos investigadores a preguntarse si eran el mismo hombre. Ambos Valentines fueron mártires, asesinados por el emperador romano Claudio en el siglo III. También se dijo que ambos hombres murieron el 14 de febrero, aunque con años de diferencia.

El primer Valentín fue un sacerdote que fue arrestado durante las persecuciones de cristianos por parte de los romanos. Cuando lo llevaron ante el emperador, Valentin se negó a renunciar a su fe y, como castigo, fue puesto bajo arresto domiciliario. El jefe de la casa de Valentin desafió al sacerdote a mostrar el verdadero poder de Dios. Pronto, Valentin devolvió la vista a una joven ciega y toda la casa se convirtió. Una vez que la palabra del milagro y la conversión llegó al Emperador, Valentin fue ejecutado.

El segundo sacerdote, el obispo Valentín de Terni, también fue un obrador de milagros. Conocido por su capacidad para curar discapacidades físicas, un erudito envió al obispo a curar a su único hijo, que no podía hablar ni enderezar su cuerpo. Después de una noche de oración, el obispo sanó al niño y la familia, junto con los eruditos visitantes, se convirtieron al cristianismo. Poco después el obispo fue arrestado por sus milagros y, después de negarse a convertirse al paganismo, fue decapitado.

¿Cómo se celebra?

Hoy en día, la mayoría de los enamorados intercambian regalos como dulces, joyas, flores y tarjetas en el Día de San Valentín.

La primera tarjeta del Día de San Valentín data de 1415, cuando el duque de Orléans le envió una tarjeta a su esposa cuando estaba preso en la Torre de Londres. En los Estados Unidos, las tarjetas del Día de San Valentín no ganaron popularidad hasta la Guerra de la Independencia, cuando la gente tomó el hábito de escribir notas escritas a mano a sus amores. Fue solo a principios del 1900 que las tarjetas fueron producidas en masa para la festividad.

A pesar de que está ganando popularidad mundial, el Día de San Valentín aún no se celebra ampliamente en países como Indonesia, Arabia Saudita y Malasia. En la mayoría de esos países, el día de fiesta contradice aspectos de su religión. Sin embargo, algunos países se resisten al Día de San Valentín por razones políticas. En la India, algunos partidos políticos conservadores se oponen al Día de San Valentín porque creen que la fiesta promueve los valores occidentales.

Ya sea que celebres o no el Día de San Valentín (por elección, destino o de otra manera), nuestra capacidad de amar ha conectado a los humanos durante siglos, desde los romanos hasta nuestros días. Claro que es posible que ya no nos azotemos con pieles de sacrificio, pero a todos nos gusta tratar (y ser tratados por) a quienes amamos.

Seguir leyendo