Página del fotógrafo

Klaus Nigge

En una granja de avestruces en Alemania, un polluelo se esconde entre las enormes patas de uno de sus padres. En el siglo XIX, las plumas de avestruz se pusieron tan de moda en Europa que la caza mermó las poblaciones de las aves en gran parte de su área de distribución. Se domesticaron en Sudáfrica en la década de 1860 y ahora los crían en todo el mundo por sus plumas, carne y cuero.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados