Una erupción en Islandia podría marcar el comienzo de décadas de actividad volcánica

No se espera que la primera erupción en la península Reykjanes en aproximadamente 800 años amenace a las poblaciones, pero sí brinda una oportunidad única para estudiar los misterios geológicos de la región.

Publicado 23 de marzo de 2021 15:16 GMT-3
volcano

La lava comenzó a surgir el viernes 19 de marzo en la región Geldingadalur de la península Reykjanes en Islandia. Este evento es el posible comienzo de un nuevo periodo de intensiva actividad volcánica en el área.

Fotografía de Jeremie Richard, AFP via Getty Images

Luego de haber sido golpeada durante 15 meses por terremotos cada vez más perturbadores, entre ellos, alrededor de 50.000 en las últimas tres semanas, la península Reykjanes está finalmente atravesando una erupción volcánica que muchos geólogos sospechaban estaba cerca. Después de 800 años sin ninguna erupción, esta franja sudoccidental del país está experimentando flujos de lava que los expertos señalan eran venideros desde hace tiempo.

El viernes 19 de marzo, a alrededor de las 08:45 p.m. hora local, la roca fundida llegó a la superficie en un valle cerca de la montaña de cima plana denominada Fagradalsfjall, en la región de Geldingadalur, a 9,6 kilómetros del pueblo más cercano. Las manchas incandescentes estallaron desde una grieta en la tierra, quemando el suelo a medida que las pequeñas fuentes de lava iluminaban el oscuro paisaje.

La erupción trae consigo relativamente poca cantidad de lava limitada en una serie de valles; esto hace improbable la amenaza a cualquier centro poblacional. Este tipo de roca fundida es muy fluida y los gases atrapados escapan fácilmente, además de que no está erupcionando en agua o hielo, así que no se volverá especialmente explosiva, no generará una columna de cenizas sostenida ni arrojará bloques volcánicos en la región. Los científicos creen que la erupción durará unos días o semanas más antes de diluirse por completo.

Pero esta modesta erupción podría marcar el comienzo de algo mayor. Las pruebas tanto de la reseña histórica como de los flujos de lava antiguos demuestran que, cada vez que la región ha experimentado un repunte importante de actividad sísmica, luego se registraron erupciones por alrededor de 100 años.  

“Los indicios señalan que se está despertando de nuevo”, menciona Dave McGarvie, vulcanólogo de Lancaster University.

Por lo tanto, la erupción en Geldingadalur brinda una oportunidad única para estudiar la actividad volcánica a largo plazo en el sudoeste de Islandia. Los científicos están luchando por monitorear lo que podría ser la salva inicial de una serie de descargas volcánicas, que podrían dar pistas sobre por qué la península estalla solo una vez cada ocho siglos.

El caso del magma desaparecido

Ubicada en una porción en continuo crecimiento de la dorsal mesoatlántica, en la península Reykjanes, a alrededor de 27 kilómetros al sudoeste de Reikiavik, capital del país, los terremotos son normales. Sin embargo, desde finales de 2019, los temblores se han vuelto cada vez más frecuentes y enérgicos. Los islandeses de la península, en especial aquellos en el pueblo costero de Grindavík, han tenido problemas para dormir últimamente debido a los temblores constantes.

Se cree que esta actividad sísmica aumentada representa una transición que va desde una apertura gradual de la fisura a una fase considerablemente más drástica donde ambos lados de la península se separan de forma abrupta. Cuando una fisura geológica separa la tierra de esta manera, como en este caso, crea un espacio vacío y el magma sube rápidamente para llenarlo.

El 3 de marzo, las señales acústicas asociadas con la inyección de magma en la corteza superficial emanaron desde entre la montaña Fagradalsfjall y una serie de fisuras que hicieron erupción hace tiempo. Una nueva erupción parecía extremadamente probable, pero no apareció lava, y los indicios acústicos desaparecieron, señala Thorbjörg Ágústsdóttir, sismóloga de Iceland GeoSurvey.

Sin embargo, la capa de magma, conocida como dique, deambuló bajo tierra durante las siguientes semanas. La actividad sísmica y la forma cambiante del suelo les permitió a los científicos seguir más o menos la pista de sus movimientos. La descubrieron oscilando entre el noroeste y sudoeste de la península, causando grietas en la tierra por encima de dónde pasaba.

"Lo llamo el dique vacilante porque parece no saber qué hacer", señala McGarvie. Parece que está buscando, en vano, un lugar para romper la superficie.

Volcanes 101: ¿Por qué se forman?
Los volcanes son tan peligrosos como majestuosos. Más de 50 erupciones hacen temblar nuestro planeta cada año. Este video te ayudará a comprender qué causa que los volcanes se formen y erupcionen, y muestra dónde es más probable que se encuentren.

Durante las últimas semanas, la actividad sísmica de la región cayó, y la mayoría de los diques se enfriaron y solidificaron antes de tener la oportunidad de hacer erupción. Esto llevó a algunos científicos a sospechar que, después de todo, no ocurriría una erupción.

La corteza superior de Islandia es peculiar ya que de alguna manera actúa elásticamente; esto quiere decir que la textura es más cercana a un dulce blando que a uno duro. La corteza en esta área puede estirarse un poco y hacerle lugar al magma, lo que permite que el dique se infiltre en la roca justo debajo de la superficie sin provocar fracturas violentas y generando dichas señales acústicas delatoras.

Este modo incógnito es típico de las erupciones que se dan en las fisuras, como las de toda la península. Los científicos de Islandia habían "justo estado en el lugar y, de repente, el suelo se abrió", indica Ágústsdóttir. Aparentemente, la decreciente actividad sísmica en la región, en vez de ser un signo de días más calmos por venir, podría ser el precursor de una erupción.

Una erupción esperada hace mucho

El 19 de marzo, el servicio meteorológico de Islandia registró unos terremotos de baja frecuencia posiblemente provenientes del magma que se movía hacia la superficie, pero estos eventos fueron muy sutiles, explica Ágústsdóttir. Sin poder saber cuándo ni dónde podría darse una erupción, las autoridades locales continuaron pidiéndoles a las personas que se mantuvieran alejadas del área plagada de fisuras.

Esa noche, la lava comenzó a surgir cerca de Fagradalsfjall, en Geldingadalur, una depresión natural cuyo nombre significa valle eunuco, posiblemente en referencia a la práctica de los primeros colonos de castrar animales en la región. Luego de no poder encontrar una puerta de escape al noreste o al sudoeste, el dique aparentemente "se quebró en el medio porque ambas direcciones estaban algo bloqueadas", señala Tobias Dürig, vulcanólogo de la Universidad de Islandia.

Una cámara web en una dorsal cercana fue la primera en ver la lava. Se envió al lugar un helicóptero de la guardia costera y el piloto rápidamente vio las cenizas de lava chisporroteando y silbando en el cielo.

La lava primero se desparramó por la fisura serpenteante de 502,9 metros de largo, pero, durante el fin de semana, la erupción centró su producción en un único lugar y construyó un altísimo y profundo caldero de roca recientemente enfriada. Los fluidos ríos de lava se deslizaban por la lava con forma de cascote y bloques. La lava que fluía a ritmo firme hizo que el cono sufriera unos pocos colapsos parciales mientras arrojaba manchas de lava por toda la tierra ardiente.

El dique de magma es pequeño, un poco más de cuatro kilómetros de largo, y la erupción se centró en un valle rodeado de más valles, lo que evitó que la lava se escapara del área y amenazara a algún centro poblacional. Sin embargo, esta erupción emite dióxido de azufre, un gas volcánico común, que, aún en pequeñas cantidades, puede irritar los pulmones de aquellas personas con condiciones respiratorias como el asma. Pero, hasta ahora, el viento está alejando al gas volcánico de las áreas pobladas.

Los científicos señalan que una posible preocupación es que una nueva fisura pueda abrirse de repente y de forma inesperada cerca de la actual fisura, lo que emboscaría a quien estuviera en el área. "Eso podría suceder, y suceder rápidamente, por lo que no sería un buen lugar para estar", explica Dürig.

Estudiando el infierno

No obstante, los científicos creen que, en su conjunto, esta será una erupción que principalmente no generaría ningún peligro. Gracias a que se puede acceder al área fácilmente, los investigadores se están lanzando con todas sus herramientas a la erupción ya que la ven como la mejor posibilidad que han tenido de entender las inusuales tectónicas y el vulcanismo de la región.

Algunos han recogido lava y la han llevado al laboratorio a la espera de descifrar la química específica del material. Dürig ha volado hacia y desde la erupción con un radar para determinar cuán gruesas son las corrientes de lava y estimar cuánta lava está emergiendo.
Evgenia Ilyinskaya, vulcanóloga de la Universidad de Leeds, subió a la erupción esta semana con una mochila repleta de instrumentos para analizar los compuestos que surgían de la fisura.

"Acercarse a un lugar en erupción es algo muy especial", cuenta Ilyinskaya. Al comienzo de la erupción, la recibió una cacofonía de bums y fush bajo sus pies. "Te tiembla todo", reconoce. "Es algo realmente muy poderoso. Te sientes muy pequeño e insignificante".

En contra del consejo oficial, miles de personas que viven en la península se han reunido en el lugar de la erupción, y las dorsales se han vuelto un anfiteatro. Un grupo permaneció tanto tiempo en el lugar que luego se perdió buscando sus automóviles en la oscuridad. Otra persona quiso freír huevos y panceta sobre la lava, sin mucho éxito como era de esperarse.

Mientras los vulcanólogos están aprovechando la oportunidad para estudiar esta erupción, los arqueólogos están luchando para dilucidar si la lava amenaza algún lugar significativo. En base a los registros históricos, los expertos creen que justo en el camino de la erupción podría haber un lugar de sepultura de hace más de 1000 años, que pertenecería a una figura notable. Según las noticias locales, el arqueólogo Oddgeir Isaksen de Cultural Heritage Agency (Organismo del patrimonio cultural) de Islandia llegó rápidamente en helicóptero poco después de que la erupción comenzara, pero no pudo encontrar pruebas del lugar de sepultura antes de que la lava arrasara con el lugar.

¿Un siglo de actividad? 

Es probable que la erupción se agote en los próximos días o semanas y que los más grandes terremotos que mantienen a las personas despiertas también disminuyan por un tiempo. "Una pequeña erupción sigue liberando cierta presión", explica Ágústsdóttir 

Pero hay indicios de que los fuegos artificiales están lejos de acabarse. "La cantidad de energía sísmica liberada en esta pequeña erupción es desproporcionadamente alta", explica McGarvie. Podría haber habido una significativa cantidad de movimientos tectónicos en la península, lo que implicaría que hay más magma que podría llegar a la superficie.  

En base a la historia geológica de la región y a los estudios de erupciones similares en otros lugares de Islandia, es posible que se dé otra erupción de una fisura diferente en la península Reykjanes, explica Ilyinskaya. Pero esto podría suceder en días, semanas, meses o años. Podría involucrar una cantidad de magma similar al de la erupción actual, o podría liberar significativamente más.

La posibilidad de futuras erupciones es acentuada por el hecho de que el tipo de movimiento sísmico que ocasionó la erupción de la semana pasada ha sucedido anteriormente (tres veces, de hecho, en los últimos miles de años). La reseña histórica y las capas de roca volcánica antigua sugieren que, cada vez que esta área experimenta un aumento significativo de terremotos, culmina en varias décadas de erupciones que van de fisura en fisura por toda la península.

Por lo tanto, la pequeña y relativamente segura erupción de ayer brinda una oportunidad estelar para los científicos y directores de emergencia de prepararse para las posibles explosiones de lava venideras. "Si este es solo el comienzo, es un buen entrenamiento", concluye Ágústsdóttir.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados