Anthony Fauci "duda mucho" que la vacuna rusa esté lista para su uso generalizado

El director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos cuenta a National Geographic que preparar una vacuna anti-COVID-19 no es lo mismo que demostrar que es segura y eficaz.

Wednesday, August 12, 2020,
Por NSIKAN AKPAN
Una técnica de laboratorio retira un banco de vacunas del almacén criogénico el 6 de agosto ...

Una técnica de laboratorio retira un banco de vacunas del almacén criogénico el 6 de agosto de 2020 durante la producción de una vacuna anti-COVID-19, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología y el Fondo de Inversión Directa de Rusia, en el Centro Nacional de Investigación Gamaleya en Moscú, Rusia.

Fotografía de ANDREY RUDAKOV, BLOOMBERG VIA GETTY IMAGES

Preparar una vacuna anti-COVID-19 no es lo mismo que demostrar que es segura y eficaz. Eso opina Anthony Fauci sobre la noticia de que Rusia ha aprobado y está lista para comercializar una vacuna contra el coronavirus.

Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés), comentó esto durante una entrevista para Stopping Pandemics, un evento exclusivo que se emitirá el 13 de agosto a través de National Geographic.

El Dr. Fauci opina sobre la vacuna rusa
Preparar una vacuna para la COVID-19 no es lo mismo que demostrar que una vacuna es segura y efectiva, dijo el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, a National Geographic.

"Espero que los rusos hayan demostrado que la vacuna es segura y eficaz", contó Fauci a la corresponsal de ABC News Deborah Roberts, que moderaba el evento. "Dudo mucho que lo hayan hecho".

Rusia lleva todo el verano sugiriendo que está avanzando a pasos agigantados con su candidata a vacuna, llamada Sputnik V en honor al satélite pionero del país, lanzado en 1960. En mayo, el director del Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú, donde se está desarrollando la vacuna, declaró que él y otros investigadores habían empezado a probar la vacuna en ellos mismos antes de que comenzara la primera fase de ensayos en humanos con 76 participantes un mes después.

Pero Gamaleya aún tiene que publicar los resultados de los ensayos en humanos, que suelen constar de tres fases en las que se comprueban la seguridad, eficacia y dosis de un medicamento. El instituto tampoco ha publicado ninguna investigación preclínica con modelos en animales ni experimentos en células cultivadas en placas de Petri.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, lleva una mascarilla de los Washington Nationals, un equipo de béisbol, durante una audiencia del subcomité de la Casa Blanca en Washington D.C. el 31 de julio de 2020.

Fotografía de KEVIN DIETSCH, UPI, BLOOMBERG VIA GETTY IMAGES

Pese a la falta de información pública, el presidente ruso Vladímir Putin sostiene que la agencia de regulación sanitaria del país está lista para aprobar la vacuna para su uso generalizado. "Debemos agradecer a todos aquellos que han dado este primer paso, muy importante para Rusia y para el mundo entero", declaró Putin en un comunicado publicado por el Kremlin.

La aprobación ha salido adelante pese a que otras autoridades rusas señalan que los ensayos en fase tres siguen adelante. Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia, que financia la vacuna, contó a Associated Press que se había programado el comienzo de estos ensayos avanzados para el 12 de agosto en varios países, entre ellos Rusia, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Filipinas y posiblemente Brasil. Con todo, AP no pudo encontrar documentación en los registros del Ministerio de Sanidad ruso que citaran la aprobación de estos ensayos.

Los ensayos en fase tres son cruciales para validar si una vacuna está lista para su distribución generalizada. Esta última etapa de las pruebas se ha diseñado para determinar la dosis más segura para el público general, una decisión que solo puede tomarse administrando la vacuna a un grupo diverso de miles de personas. Esta fase del desarrollo de una vacuna también determina el grado de eficacia de la misma.

Según un estudio de 2018 del Instituto Tecnológico de Massachusetts, una de cada tres vacunas superan los ensayos en fase tres, establecen una dosis recomendada y cumplen las normas de seguridad y eficacia. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha señalado que solo aprobará una vacuna de coronavirus si tiene una eficacia de al menos un 50 por ciento.

"Tenemos media docena de vacunas o más", contó Fauci a Roberts. "Así que si quisiéramos correr el riesgo de hacer daño a mucha gente o darle algo que no funciona, podríamos empezar a hacerlo la semana que viene si quisiéramos. Pero esto no funciona así".

Durante la entrevista, el director del NIAID también destacó sus expectativas sobre la pandemia para el otoño y dio consejos para la reapertura segura de los colegios. En general, Fauci no está muy contento con la trayectoria de su país, ya que Estados Unidos ha superado los cinco millones de casos y más de 160.000 muertes. También le decepcionan los comentarios virulentos hacia él y otros investigadores de salud pública. Fauci, que dirige el NIAID desde 1984, cuenta que las reacciones violentas actuales superan con creces lo que vivió durante la pandemia de VIH a principios de los años ochenta, muy acalorada desde el punto de vista político.

Como respuesta a sus orientaciones sobre la COVID-19, mucha gente le ha enviado amenazas de muerte y "acosan a mi mujer y a mis hijos con llamadas telefónicas", contó Fauci a Roberts. "Parece inconcebible que cuando intentas promover los principios de la salud pública para salvar vidas y que la gente esté sana, haya tal división en el país que todo eso se interprete tan lejos de tu forma de pensar que quieras amenazar a la persona".

El evento Stopping Pandemics también contará con Muriel Bowser, alcaldesa de Washington D.C.; Susan Goldberg, editora jefa de National Geographic; Richard Coniff, editor científico; y Jen Ashton, corresponsal médica jefa de ABC News.

Seguir leyendo