Brasil: el presidente Jair Bolsonaro da positivo en test de COVID-19 y asegura estar tratándose con hidroxicloroquina

El número de infectados en el país supera los 1,6 millones. Días atrás, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó la suspensión de ensayos con el medicamento por presentar poca o ninguna reducción de la mortalidad en pacientes hospitalizados.

Tuesday, July 7, 2020,
Por GABRIEL DE SÁ
Entre los síntomas que lo llevaron a realizarse nuevamente una prueba de COVID-19, el presidente de ...

Entre los síntomas que lo llevaron a realizarse nuevamente una prueba de COVID-19, el presidente de Brasil aseguró haber presentado cansancio, dolores musculares, mal estar y unos 38 grados de fiebre.

Fotografía de TV BRASIL/REPRODUCCIÓN

Nota del editor: artículo actualizado el martes 7 de julio después de su publicación.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de 65 años, sería un brasileño más infectado por la COVID-19, enfermedad respiratoria causada por el nuevo SARS-CoV-19. En una rueda de prensa realizada durante esta mañana (martes 7/7/2020), en el Palácio da Alvorada, Brasília, el mandatario confirmó que se realizó el test y que dio positivo.

El día anterior (lunes 6/7), según comentó, había presentado síntomas relacionados a esta dolencia como cansancio, dolores musculares, mal estar y unos 38 grados de fiebre. Eso lo llevó a realizarse una radiografía de pulmón y la prueba pertinente para detectar coronavirus. “Los pulmones estaban limpios”, afirmó Bolsonaro, aunque la infección fue hoy confirmada mediante un primero testeo.

De esta manera, Bolsonaro ingresa a las estadísticas oficiales del país que registran alrededor de 1,6 millones de brasileños diagnosticados con el nuevo coronavirus desde el inicio de la pandemia. El número de fallecimientos supera los 65,6 mil, según los datos de las secretarias de salud. “Yo pensé que ya me había infectado antes, teniendo en cuenta mi dinámica actividad de cara a la población”, aseguró el mandatario en la rueda de prensa del martes. “Yo no escapo a mi responsabilidad y me gusta estar entre la gente”.

Asimismo, el presidente brasileño informó que se está tratando con hidroxicloroquina desde antes de dar positivo en el test. “Debido a los síntomas, el equipo médico (del Hospital de das Forças Armadas en Brasília) me dio el primer comprimido de hidroxicloroquina ayer, y azitromicina también, todo aquel compuesto fue suministrado. Confieso que (…) conseguí sentir una mejora después de media noche”, declaró. La segunda dosis habría sido tomada por él a las 5 de la mañana del martes.

La hidroxicloroquina está desde hace algunos meses en el centro de una gran polémica bioética ya que su uso ha sido defendido por políticos como Bolsonaro y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pero no hay comprobación científica sobre su eficacia. El médico francés Didier Raoult es el mayor defensor del uso de la combinación de la hidroxicloroquina con el antibiótico azitromicina para el tratamiento de COVID-19.

No obstante, la metodología de los testeos realizados por Raoult y su equipo han sido ampliamente cuestionados por la comunidad médica internacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS), institución que días atrás informó la suspensión de los ensayos con hidroxicloroquina y la combinación de medicamentos lopinavir/ritonavir al producir “poca o ninguna reducción de la mortalidad de los pacientes hospitalizados con COVID-19 cuando se compara con los cuidados estándar”, según transcendió en un comunicado. Sin embargo, también se aclara que esa decisión se aplica en el marco de la continuidad del Ensayo de Solidaridad en pacientes hospitalizados pero "no afecta a la posible evaluación en otros estudios de los efectos de la hidroxicloroquina y de la combinación lopinavir/ritonavir en pacientes no hospitalizados como profilaxis previa o posterior a la exposición a la COVID-19".

“Yo no soy médico, pero refuerzo que la hidroxicloroquina, en la fase inicial del tratamiento, tiene una chance de éxito a casi el 100%”, aseguró Bolsonaro en la rueda de prensa.

Desde el comienzo de la pandemia, el primer mandatario brasileño venía incumpliendo las sugerencias de las autoridades de la salud, como el distanciamiento social y el uso de barbijos o tapabocas, y había sido testeado antes por COVID-19.

Con esta confirmación de positividad en la nueva prueba, Bolsonaro se convierte en otro de los líderes mundiales en ser diagnosticado con la enfermedad. También lo han sido el primer ministro británico Boris Johnson, el príncipe Alberto de Mónaco, el presidente de Honduras Juan Hernández, quienes aseguran ya estar recuperados.

El presidente de Brasil también confirmó que canceló todos sus compromisos de trabajo que tenía en otras ciudades brasileñas para los próximos días. “Estoy muy bien”, concluyó.

Seguir leyendo