Un hogar sano para todos

El vínculo entre la salud animal, ambiental y humana es fundamental para garantizar la tranquilidad de las mascotas, además de una convivencia segura y sin preocupaciones para toda la familia. 

Una visión integral de la salud garantiza la tranquilidad de las mascotas, además de una convivencia segura y sin preocupaciones para toda la familia.

Fotografía de Getty Images
Por National Geographic Creative Works
Publicado 19 jul 2022 15:35 GMT-3, Actualizado 20 jul 2022 10:50 GMT-3

En 2008, la Organización Mundial de la Salud, junto a otros organismos internacionales, propuso el concepto de salud única: una visión integral de la salud animal, ambiental y humana.

Este concepto, ya conocido, demostró que existe un vínculo inseparable entre estos tres pilares a la hora de abordar la salud. Además, según la Organización Mundial de Sanidad Animal, en casi el 70% de las enfermedades emergentes y reemergentes están involucrados tanto humanos como animales y el medio ambiente en algún momento del ciclo.

Entre los responsables de la transmisión de algunas de estas enfermedades, tanto en animales como en humanos, se encuentran los ectoparásitos, como las pulgas y las garrapatas. Con el acercamiento de perros y gatos a los humanos, se hizo más evidente la importancia de prevenir infestaciones y, en consecuencia, potenciales enfermedades, llevando a intensificar los cuidados relacionados con estos animales, que suelen estar al lado de sus tutores durante gran parte del día y de la noche.
 

Concepto de salud única: una visión integral de la salud animal, ambiental y humana.

Ilustrado por National Geographic Creative Works

Otros factores que pueden favorecer la proliferación de pulgas y garrapatas son la deforestación y los cambios ambientales provocados por la intervención humana, que pueden causar desequilibrios y hacer que estos ectoparásitos busquen nuevos hospedadores. Por eso, la salud única implica también un trabajo multidisciplinario y conjunto a nivel local, regional y global, con miras al control y la vigilancia epidemiológica de numerosas zoonosis.

El concepto de prevención también es sumamente importante. Los perros y gatos no deben ser llevados al veterinario solo cuando están enfermos: las pautas para evitar enfermedades deben ser parte de la rutina. Es decir, además de una alimentación adecuada y de buena calidad, las mascotas deben recibir vacunas acordes con su estilo de vida y ubicación geográfica, así como una protección adecuada contra los principales parásitos a los que puedan estar expuestos.

De este modo, considerando el actual vínculo entre humanos y animales, los cuidados preventivos a lo largo de la vida de perros y gatos pueden brindar no solamente tranquilidad a las mascotas, sino también una convivencia segura y sin preocupaciones para toda la familia.

Seguir leyendo

Te podría interesar

Animales
Pequeños seres, grandes problemas
Animales
Dermatitis alérgica por ectoparásitos: una guía básica
Animales
La discreta amenaza de la garrapata
Animales
Con la pulga detrás de la ropa y los zapatos
Animales
Cuidados que garantizan un embarazo especial

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados