Animales

¿A qué animal pertenece cada ojo?

Vívidos primeros planos de ojos de animales nos invitan a imaginar cuán diferente ven el mundojueves, 4 de octubre de 2018

Por Sarah Gibbens
Ver galería

Imagina a una paloma asustada volando hacia tu cabeza. Tus ojos —y cerebro— te permiten ver el obstáculo rápidamente, sin pensarlo, y eludirlo (si tienes suerte).

Pero los ojos humanos, aunque magníficos, no son los más impresionantes del reino animal. Por ejemplo, muchos tipos de aves pueden procesar la información aún más rápido.

“Puedes imaginar aves que vuelan a velocidades relativamente altas—tienen que evitar chocarse contra las ramas de los árboles en un milisegundo”, indica el ecólogo animal Esteban Fernandez-Juricic de la Universidad de Purdue.

"¿Si ven al mundo en cámara lenta? No lo sabemos, pero es probable", dice sobre el hecho de que las aves procesan las imágenes a un ritmo más rápido.

Estos animales son famosos por su visión, con ojos extremadamente perspicaces. Por ejemplo, los halcones pueden localizar a sus presas, aunque estas sean tan chicas como los conejos, desde 5 km de distancia. Los gorriones pueden ver rayos ultravioletas, descubriendo un mundo que los humanos apenas pueden imaginarse.

En su investigación junto al Laboratorio de Ornitología de Cornell, el ecólogo Rusty Ligon halló que la habilidad de ver los rayos UV tiene influencia en cómo algunas especies de aves interactúan de maneras que son invisibles para los humanos. Por ejemplo, el ave del paraíso Rey de Sajonia posee dos largas y circulares plumas que "básicamente brillan bajo la luz ultravioleta", indica Ligon.

Y no son solo las aves las que ven al mundo de maneras alocadamente diferentes.

Algunos anfibios, que viven sus vidas dentro y fuera del agua, poseen tres párpados. En las ranas se denomina membrana nictitante, y protege los ojos de estos animales cuando se sumergen pero los mantiene húmedos y limpios cuando se encuentran en suelo firme.

"Se cree que las ranas son los únicos animales vertebrados que poseen ojos capaces de detectar los colores en la oscuridad", afirma el biólogo y explorador de National Geographic Jonathan Kolby. Con menos luz, la mayoría de los animales pierden esta habilidad gradualmente, pero las ranas son nocturnas y pueden distinguir los colores incluso en noches muy oscuras sin luz de luna.

La visión animal no está limitada a los dos ojos que se encuentran en la cabeza de una criatura.

A principio de este año, los científicos descubrieron que las estrellas de mar poseen ojos en los extremos de sus cinco brazos. Probablemente solo vean imágenes muy rudimentarias—lo que para nosotros sería como 200 píxeles conforme a un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B—pero es suficiente para que puedan distinguir grandes estructuras.

En 2016, el biólogo Dan-Eric Nilsson le contó a National Geographic que los ojos fueron evolucionando para ser tan complejos y consumidores de energía como cada especie lo fue necesitando.

"Los ojos no evolucionaron de pobres a perfectos. Antes realizaban solo unas simples funciones de manera perfecta y ahora realizan distintas tareas de manera excelente", señala.

Seguir leyendo