¿Por qué el primer lanzamiento tripulado de SpaceX y la NASA fue postergado?

El lanzamiento fue retrasado debido a las malas condiciones climáticas sobre el Atlántico. La NASA y SpaceX intentarán nuevamente el 30 de mayo lanzar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Wednesday, May 27, 2020,
Por Jay Bennett
 

El brazo de acceso de la tripulación que conduce a una nave espacial SpaceX Crew Dragon. ...

 

El brazo de acceso de la tripulación que conduce a una nave espacial SpaceX Crew Dragon. Cohete Falcon 9, 24 de mayo de 2020.

Fotografía de SpaceX

Nota del editor: La misión Demo-2 logró  despegar el sábado 30 de mayo a las 3:22 pm ET. La NASA tenía  planificados otros días de lanzamiento para el 31 de mayo y para el 2 y 3 de junio.

El lanzamiento de SpaceX y la NASA que iba a llevar a los astronautas a la Estación Espacial Internacional el pasado miércoles 27 de mayo, fue pospuesto debido a las malas condiciones climáticas, mientras la tormenta tropical Bertha se forma en la costa de Carolina del Sur.

Las condiciones climáticas para la misión Demo-2 deben despejarse sobre el Océano Atlántico en docenas de posibles ubicaciones de aborto en el vuelo.

La nave espacial Crew Dragon tiene ocho propulsores SuperDraco que pueden lanzar la cápsula lejos de un cohete que funciona mal en una emergencia. Pero los relámpagos, las nubes de tormenta y la tormenta tropical Bertha al norte de Cabo Cañaveral obligaron a la NASA y SpaceX a suspender el intento de lanzamiento de hoy aproximadamente 20 minutos antes de la hora de lanzamiento prevista.

El centro de control SpaceX dijo que "no iban a lograrlo", y la compañía y la NASA decidieron suspender el lanzamiento del día. "Desafortunadamente, no vamos a lanzar hoy", anunció el director de lanzamiento de SpaceX, Mike Taylor, durante la transmisión en vivo de la NASA.

Cuando despegue, la misión está programada para ser la primera vez que los astronautas se dirijan a la órbita desde los Estados Unidos, desde el final del programa del transbordador espacial en el 2011. Al lanzar un cohete SpaceX Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley estarán a bordo de una cápsula SpaceX Crew Dragon, lo que la convierte en la primera vez que una compañía estadounidense lanzará seres humanos en una nave espacial y en un cohete de diseño propio.

La Estación Espacial Internacional orbita alrededor de la Tierra una vez cada 90 minutos, por lo que Crew Dragon tiene que despegar de la plataforma en Florida en un momento exacto para encontrarse con la estación espacial. Los astronautas de la NASA atracarán la nave espacial con la EEI aproximadamente 19 horas después del despegue, dependiendo del día del lanzamiento. Behnken y Hurley permanecerán en la estación espacial entre uno y cuatro meses, ayudando a los tres astronautas que ya están a bordo con su lista de experimentos científicos y de mantenimiento de la estación, antes de regresar a la Tierra en el Crew Dragon y amerizar en el Océano Atlántico. Ambos astronautas son antiguos pilotos de pruebas militares que volaron en dos misiones de transbordadores espaciales entre el año 2008 y el año 2011.

"Probablemente sea un sueño para cada estudiante de la escuela de pilotos tener la oportunidad de volar en una nave espacial completamente nueva y tengo la suerte de tener esa oportunidad junto a mi buen amigo aquí", dijo Behnken recientemente en una conferencia de prensa con Hurley.

Los contratistas privados han construido cohetes y naves espaciales para la NASA a lo largo de la historia de la agencia espacial. Pero cualquier cliente puede comprar un lanzamiento en un cohete Falcon 9, que SpaceX ha diseñado para ser al menos parcialmente reutilizable, lo que reduce el costo de volar. La mayor parte del cohete, conocida como la primera etapa, puede regresar a la Tierra por su propia fuerza, aterrizando verticalmente en una plataforma de tierra o en una barcaza frente a la costa de Florida.

En marzo del año 2017, la compañía reutilizó un cohete de primera etapa que previamente había volado al espacio para colocar un satélite de comunicaciones en órbita, un hito en la historia aeroespacial.

A principios de este año, el último lote de satélites Starlink de SpaceX se lanzó en el quinto revuelo del mismo cohete, aunque uno de los nueve motores en la primera etapa se apagó durante el ascenso del cohete y la compañía no pudo aterrizar el cohete en una barcaza en el Atlántico. 

El Crew Dragon que volará en la misión Demo-2 es la primera nave espacial de la compañía diseñada para transportar seres humanos, lanzándose en una nueva primera etapa el Falcon 9 que intentará amerizar en el mar después de separarse de los astronautas. Si este lanzamiento es exitoso, representará el primer paso para que los ciudadanos privados tengan la oportunidad de volar en órbita en este vehículo, lo que SpaceX espera lograr en los próximos años.

"Este es realmente el siguiente gran paso en la comercialización de la órbita terrestre baja y tener una economía de órbita terrestre es realmente vital en la cual la NASA es uno de los tantos clientes", dijo Kirk Shireman, gerente del programa de la EEI de la NASA a National Geographic. "Este lanzamiento es nuestro próximo paso para aumentar la presencia humana a bordo del laboratorio".

Seguir leyendo