¿Planeta o Plástico?

4 razones para cambiar las botellas de champú por barras

El champú en barra es una opción más ecológica, económica y cómoda para viajarThursday, August 16

Por Amanda Ogle
El champú en barra, altamente concentrado, no contiene plástico y tiene una mayor duración que su versión en botella.

Esta historia forma parte de "¿Planeta o Plástico?"—nuestra iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de residuos plásticos. Aprende qué puedes hacer para reducir el uso de plásticos desechables, y asumir también el compromiso de cuidar el planeta.

El champú en barra (un limpiador para el cabello en forma de jabón en barra) es la última tendencia en productos para el cuidado del pelo.  En general, estos productos están fabricados con ingredientes naturales que mejoran la salud capilar y, además, protegen el medioambiente y son muy convenientes a la hora de viajar.  Aquí te daremos cinco razones para optar por la barra de champú en vez de la botella.

Contribuye a la reducción de plástico

En la actualidad, se arrojan al océano aproximadamente nueve millones de toneladas de plástico por año, es decir que, cada minuto, se tira al mar un camión de basura lleno de plásticos. Las barras de champú eliminan la necesidad de utilizar botellas de plástico, y la mayoría de las barras vienen envueltas en papel reciclado o en cajas de papel. Además, son muy prácticas para llevar de viaje, solo hay que guardarlas en envases metálicos disponibles para ese fin.

Las restricciones de seguridad en el aeropuerto ya no son una preocupación

Una de las pesadillas de quien viaja es que los agentes de seguridad saqueen tu valija, y pregunten si los líquidos superan el límite de 100 ml. Es aún peor que, luego del vuelo, al abrir la maleta descubras que la botella de champú se derramó por completo sobre tu conjunto de ropa favorito.  Con las barras de champú se  descartan ambas posibilidades, ya que los agentes de seguridad no se llevarán un jabón en barra, y tampoco se arruinará tu ropa.  De hecho, el champú en barra puede hacer que tu ropa huela bien.

Es concentrado para una mayor duración

La mayoría de los champús están compuestos por un 80 por ciento de agua, y los acondicionadores por aun más, hasta un 95 por ciento de agua.  ¿Para qué pagar por agua cuando se la puedes agregar tú mismo? Las barra de champú son altamente concentradas y, en general, duran más que su versión en botella.  En promedio, una barra dura más que dos o tres botellas de champú líquido, es decir que, no solo ahorrarás dinero, sino también viajes extras a la tienda.

No usan animales para las pruebas  y son 100% naturales

Muchas de las marcas que fabrican champú en barra luchan para proteger los océanos, la fauna y la flora, y los ecosistemas que se ven afectados por la fabricación masiva de productos cargados de químicos en la industria cosmética.  Un alto número de los tradicionales champús en botella están compuestos por conservantes y productos químicos que remueven los aceites naturales del pelo y resecan el cuero cabelludo.  En general, estos químicos no se encuentran en las barras de champú.  La mayoría de las barras  contienen aceites esenciales e ingredientes naturales, y no fueron probadas en animales.  ¿Otra ventaja ? El champú en barra está libre de aceite de palma, un componente relacionado con la deforestación y la degradación del hábitat.

Dónde conseguir champú en barra

Utilizando ingredientes naturales, obtenidos de fuentes sostenibles, Lush Cosmetics con sede en Reino Unido, creó uno de los primeros champús en barra, e incluso produce acondicionadores en barra.  En Tasmania, Australia, Beauty and the Bees ha fabricado productos para el cabello y para la piel con ingredientes puros y locales por más de 25 años. Ethique una marca neozelandesa relativamente nueva en el mercado, comenzó a fabricar productos de belleza en barra en el 2012, y se convirtió en una marca admirada por sus ingredientes obtenidos éticamente. También podemos incluir en la lista a Basin y Chagrin Valley Soap and Salve cuyos productos, fabricados en Estados Unidos, no están probados en animales.