PERPETUAL PLANET

Mira dentro de un misterioso agujero azul en la Gran Barrera de Coral

Esta formación geológica alcanza los 30 metros de profundidad y su contenido solo puede verse buceando en su interior. Miércoles, 13 Junio

Por Sarah Gibbens

De todos los nombres que les dan a las formaciones geológicas, los agujeros azules tienen quizá el más claro y directo. Sin embargo, para los investigadores marinos no son ni una cosa ni la otra. Estos sumideros cubiertos de agua contienen una preciada información. "Debido a la acumulación de sedimentos durante miles de años, los agujeros azules pueden ser como cápsulas del tiempo del océano", dijo el biólogo marino australiano Johnny Gaskell.

Gaskell exploró recientemente un agujero azul en una zona remota de la Gran Barrera de Coral. Allí grabo en vídeo todo lo que es imposible ver desde la superficie. En el centro, el agujero azul alcanza una profundidad de 30 metros. En sus aguas viven abundantes seres marinos como tortugas y peces tropicales.

"En las paredes del agujero azul [el agua] está inmóvil, no hay corrientes", dijo Gaskell. "Lo que más llama la atención son las grandes colonias de coral que se han desarrollado en formas curiosas, probablemente por la falta de corriente y de oleaje. Estas colonias forman estructuras abstractas que parecen carecer de patrones, crecen hacia fuera y cambian de rumbo al azar", añadió. Según Gaskill, los corales no llegan hasta el fondo. Cuando los buceadores bajaron hasta el oscuro fondo del agujero azul, no encontraron poco más que sedimentos arenosos.

Oasis de vida

Las altas paredes del agujero tienden a preservar lo que hay dentro frente a las intemperies del clima. Los grandes huracanes pueden ser especialmente peligrosos para los corales, ya que pueden romperse con el oleaje. Tras el ciclón Debbie, que afectó a Australia a finales del pasado marzo, Gaskell empezó a buscar agujeros azules. Buscaba corales que no hubieran resultado dañados por la tormenta.

Cuando buscaba en Google Maps, vio uno en una zona remota a 190 kilómetros de la isla más cercana. Aunque el agujero azul en cuestión ya había sido identificado, su lejanía había dificultado el acceso y la información sobre él era escasa. Gaskell consiguió confirmar que era un agujero azul en una expedición de buceo en septiembre, pero ha publicado las imágenes de la inmersión ahora, con National Geographic.

¿Cómo se forma un agujero azul?

La mayoría de los agujeros se forman a partir de socavones o cuevas que se forman lentamente con el tiempo, a medida que la roca empieza a erosionarse o a derrumbarse. Muchos agujeros azules se formaron durante la última glaciación, después de que subiera el nivel del mar y los agujeros existentes se llenasen de agua. El término agujero azul se debe de las aguas de color azul oscuro que caracterizan a las formaciones. Normalmente, ese agua contrasta bastante con las aguas de color turquesa que los rodean.

Gaskell tiene en mente seguir buscando y estudiando agujeros azules en la Gran Barrera de Coral. "Los científicos han explorado algunos de estos lugares en el pasado, pero debido a su ubicación remota lejos de la costa todavía hay partes de la Gran Barrera de Coral que son un misterio", dijo.

Seguir leyendo