Estos son los hongos más peligrosos para los humanos

Los hongos son responsables de 1.7 millón de muertes al año y son cada vez más resistentes a los tipos de tratamientos existentes, advierte la OMS.

Por Redacción National Geographic
Publicado 14 feb 2023, 15:23 GMT-3

 Según la OMS, los hongos son una causa creciente de infecciones y cada vez son más resistentes a los tratamientos.

Fotografía de Matthew J. Cicanese

Algunos tipos de hongos se consideran una gran amenaza para la salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos seres, que tienen su propio reino biológico, son una causa creciente de infecciones y cada vez son más resistentes a los tratamientos.

A nivel mundial, los hongos son responsables de la muerte de 1.7 millón de personas al año, según la OMS. Además, también provocan más de 150 millones de infecciones graves, que suelen afectar a pacientes ingresados ​​en hospitales o personas con la inmunidad comprometida (ancianos, personas que han tenido trasplantes o están en tratamiento contra el cáncer, por ejemplo), aclara la OMS.

La OMS lanzó, en 2022, una lista de los hongos que más amenazan la salud humana y que deben ser una prioridad para la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos.

Los hongos que más amenazan la salud pública

En el documento, los hongos se dividieron en tres grupos de prioridad: crítica, alta y media. Conoce un poco más sobre los patógenos clasificados como críticos, los más peligrosos para la humanidad en este momento:

Presente en el aire, el suelo y las mucosas nasales de animales y humanos, es uno de los hongos más comunes que se encuentran en los hospitales. La principal puerta de entrada del hongo al cuerpo es inhalando las esporas, que luego pueden viajar a los pulmones y al torrente sanguíneo.

La infección por este hongo, llamada aspergilosis, es una enfermedad oportunista, es decir, se desarrolla en individuos con inmunidad reducida. Por eso es uno de los hongos más peligrosos en los hospitales. Los síntomas más comunes de la aspergilosis son tos persistente con presencia de flema o sangre, dificultad para respirar, dolor torácico, fiebre superior a 38°C y pérdida de peso. En casos extremos puede llevar a la muerte.

Candida albicans 

Vive en nuestro organismo sin causar ningún problema y se encuentra comúnmente en el intestino, la boca, los órganos sexuales y la piel. Pero cuando la inmunidad es baja, este hongo genera infecciones como la candidiasis vaginal. En personas inmunocomprometidas, el hongo puede causar fibrosis pulmonar y tumores benignos.

Cryptococcus neoformans

Este hongo se encuentra en el suelo con excrementos de pájaros, particularmente de palomas. La forma de contagio es por inhalación de las esporas, y los síntomas asociados son dolor de cabeza y confusión, tos, dolor de pecho y llagas en la piel.

Además, el hongo también puede causar una infección en el cerebro, lo que puede provocar la muerte. Este hongo se encuentra en todo el mundo y es uno de los microorganismos que más enfermedades causa en las personas infectadas con VIH/SIDA. A este hongo se le atribuyen unas 180 000 muertes al año, según la OMS.

Candida Auris 

Según la OMS, este hongo es resistente a los antifúngicos comunes, siendo catalogado como un superhongo, por lo que genera gran preocupación. Además de la resistencia a los medicamentos, C. auris tolera altas temperaturas de 37 °C a 42 °C y puede sobrevivir fuera del huésped humano durante largos períodos de tiempo, lo que mejora su capacidad de transmisión.

Este hongo es responsable de infecciones en la sangre que pueden ser fatales. Habita principalmente en el ambiente hospitalario, donde tiene el potencial de propagarse rápidamente y provocar brotes con altas tasas de mortalidad, que pueden llegar al 60%, según la OMS.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes
  • Fotografía
  • Espacio
  • Video

Sobre nosotros

Suscripción

  • Regístrate en nuestro newsletter
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados